spot_img
spot_img
jueves, 21 de octubre del 2021

Diputados recomiendan destituir al ministro de Defensa por toma de la Asamblea

El presidente de la República, Nayib Bukele, dijo que no es necesario retirar del cargo al militar.

spot_img

La Asamblea Legislativa acordó con 51 votos recomendar la destitución del ministro de Defensa, René Merino Monroy, por la toma de las instalaciones del Parlamento Salvadoreño el 9 de febrero. 

 Este hecho se registró en marco de la plenaria extraordinaria, ordenada por el Consejo de Ministros para exigir el financiamiento de fase 2 y 3 del Plan Control Territorial. Para los diputados es “ineludible y necesaria” la destitución de Merino Monroy de su cargo. 

 Por lo tanto, aseguraron que es necesario notificar a la Fiscalía sobre el posible cometimiento de delitos por parte del funcionario al haber “violado la Constitución” e informar a los Estados Miembros de los Estados Americanos, para que consideren la inmediata convocatoria del Consejo Permanente y deliberar las decisiones pertinentes de acuerdo a la Carta Democrática Interamericana. 

 También enviarán el informe a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, al cuerpo diplomático radicado en El Salvador, al Congreso de los Estados Unidos, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a los presidentes de los países amigos del proceso de paz. 

 El acuerdo establece que el “interpelado (Merino Monroy) evadió las preguntas de los diputados, “mintió” y ha dejado abierta la posibilidad de que un hecho como el del 9 de febrero se vuelva a repetir.

 También que en su interpelación le faltó el respeto de “forma indebida” a la diputada del FMLN, Dina Argueta, “es un acto indigno de un ministro de Estado”, dice el reporte legislativo. 

 “Aunque aparentemente el Ministro de la Defensa no cometió graves violaciones a los derechos humanos, sí participó en la posible comisión de delitos relativos al sistema constitucional y a la paz pública y delitos relativos a la seguridad y del Estado, enmarcados al violar la Independencia de Poderes e irrumpir ilegítimamente y por la fuerza en el recinto legislativo”, dice el informe leído en el pleno.

 Ante todo lo anterior es que la Asamblea concluyó recomendar al “presidente de la República que deberá proceder a destituir al ministro de la Defensa Nacional en una muestra de respeto a la legitimidad democrática y a la vigencia de la Constitución”. 

 Los diputados se refirieron en el pleno a la violación de la Constitución y el irrespeto a la institucionalidad y separación de Poderes por parte del presidente Nayib Bukele, quien se presume, según el informe de la Asamblea, fue quien ordenó al ministro de la Defensa irrumpir en la Asamblea después de convocar a la ciudadanía a manifestarse en contra de los diputados por un préstamo de $91 millones para el Plan Control Territorial, invocando a la “insurrección”.

 “Ese fue su peor error presidente (Nayib Bukele) y haber exclamado: ahora se sabe quién tiene el control aquí, errorazo”, fijó postura el diputado de ARENA, Emilio Corea, al referirse al 9 de febrero cuando el presidente de la República ingresó al Salón Azul acompañado del Ejército fuertemente armado, con un pelotón de la Unidad del Mantenimiento y el Orden (UMO) de la Policía. 

 Según el director de la Policía, Mauricio Arriaza Chicas y el mismo Merino Monroy, su presencia se debió al apoyo que brindaron al Estado Mayor Presidencial para dar seguridad a Bukele, pero según los legisladores fue un “intento de autogolpe de Estado fallido”. 

 Para la jefa de fracción del FMLN, Nidia Díaz, se trató de un “golpe de Estado fallido o breve, hay golpes que se dan breves y brevísimos”, argumentó, por lo que pidió que así se dejara establecido en el informe que al cierre de esta nota discutían para aprobarlo en el pleno.

 Según los diputados el actuar de Merino Monroy cuando fue interpelado el 21 de agosto, mostró que “no tiene ni idea del peligro al cual fue expuesto el país.

 En consecuencia está dispuesto a ocupar el cargo para ejecutar decisiones del presidente o cualquier acto de autoridad que amenacen el orden constitucional”. 

 Todo lo anterior fue reforzado en el informe con las declaraciones que Bukele ofreció al periódico español El País, en una entrevista pocos días después de la incursión del Ejército en la Asamblea, en la que destacó que tenía apoyo de la Fuerza Armada el 9 de febrero, si hubiera querido tener el control total de la Asamblea. 

 “El haber instrumentalizado a la Fuerza Armada por la actitud permisiva y servilista del ministro de la Defensa, es un tema gravísimo que es lo que habría llevado a esta interpelación que todos pudimos observar con mayor preocupación, como que si bien concurrió físicamente al acto de interpelación pero se dedicó en forma sistemática a evadir contestar las preguntas y mentir en distintas ocasiones”, manifestó el diputado Rodolfo Parker, del PDC. 

 Sin embargo, Bukele reaccionó en su cuenta de Twitter reafirmando lo que ya había adelantado cuando fue la interpelación de Merino Monroy.

 “¿Destituir al Ministro de la Defensa? ¿Al actual? ¿Al mejor que hemos tenido? Emmmm… ¡NO!”, expresó en su red social de Twitter.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias