spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Del dolor a la lucha por la comunidad LGBTI

Activista LGBTI señala que masacre ocurrida en EEUU deja en evidencia la intolerancia y el irrespeto que existe contra la diversidad sexual

spot_imgspot_img

La masacre ocurrida en el bar Puse gay, ubicado en Orlando (Florida), Estados Unido,  no solo ha dejado un rastro de luto, miedo y angustia por la muerte de 49 personas, sino también el reto de hacer valer el respeto por los derechos de la diversidad sexual en ese paí­s y en el mundo, dijo Paty Hernández, una mujer transexual salvadoreña que radica en Washington.

La masacre que dejó 49 muertos y más de 50 heridos fue cometida, según las autoridades estadounidenses, por Omar Mateen,  un hombre que el FBI conocí­a por simpatizar con el terrorismo y que habí­a sido previamente investigado.

La activista de la Casa Ruby, señaló que actualmente se vive con “mucha consternación, con mucha rabia porque esta masacre sucedió un dí­a después de la marcha en Washington, y al dí­a siguiente se realizó anualmente se realiza se viví­a con ambiente sombrí­o y amargo”.  

Expresó a ContraPunto que ese acto ocurrido la madrugada del domingo deja en evidencia la intolerancia y el irrespeto que existe contra la diversidad sexual y aclaró que si bien la masacre es un caso extremo y no habí­a sucedido “la violencia y muerte no es aislada por que en este paí­s sigue la violencia y hay mucha intolerancia (“¦) dí­a a dí­a hay muchos que están muriendo”, agregó.

Foto: Internet

Dijo que “es indiscutible que hemos avanzado en materia jurí­dica en algunos paí­ses occidentales y, puntualmente, en algunos paí­ses de Latinoamérica sobre la protección de las personas de la diversidad sexual. Sin embargo, la sociedad  y las leyes no van de la mano, la sociedad aún identifica a las personas LGBT como ciudadanos inferiores”.  

Lo ocurrido en Orlando marca un antes y un después para la comunidad LGBTI, según Hernández, porque se trató de una masacre sin precedentes y con saña; misma que deberí­a replantear en Estados Unidos las polí­ticas del uso de armas y oros  tipos de leyes que garanticen la seguridad. Además porque el terrorismo ha tocado siempre a la población general pero hoy nos tocó de cerca y de una manera horrible y hace que salte la alerta de que la comunidad LGBTI es vulnerable ante  extremistas y fundamentalistas en los Estados Unidos.

La activista expuso que el dolor de las muertes y la intolerancia no es un hecho solo de un paí­s, sino de todos, recuerda como ella tuvo que huir de El Salvador por ser ví­ctima, en reiteradas ocasiones, de amenazas contra su vida sin que las autoridades hicieran algo por salvaguardarla.  

“La diferencia de aquí­ y de mi paí­s es que aquí­ se preocupan  por nuestra seguridad y hasta el presidente se pronuncia, en El Salvador han asesinado a muchas personas trans y nuestro presidente jamás se ha pronunciado”, recalcó.

Aseguró que ella junto a más activistas continuarán dando “voz a la realidad que vivimos las personas  LGBTI”; y, por otra parte, evidenciado que desde todos los sectores de la sociedad existe la necesidad imperante de promover la igualdad y el respeto de los derechos humanos de las personas LGBTI  porque este es un reto pendiente en Estados Unidos y en El Salvador.

Hernández concluyó que así­ “como hemos sobrevivido a tantas cosas,  hoy nuestra comunidad saldrá adelante porque el amor puede más que el odio y eso lo hemos demostrado por muchos año”.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias