spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

De controversias y realidades sobre la CICIES

Una CICIES independiente y auxiliar de los órganos de justicia es una necesidad para vencer precisamente la impunidad y la corrupción histórica, endémica, flagelos que muchos dicen estar en el ADN del sistema polí­tico

spot_img

El debate polí­tico acerca de la necesidad o no de un mecanismo internacional que combata la corrupción y la impunidad en El Salvador, no es de ahora… Tiene ya su rato y viene de los organismos que se crearon en Guatemala y después en Honduras.

Desde la sociedad civil hay un consenso de su necesidad pero se reitera en que sea un mecanismo independiente y auxiliar de los órganos de justicia, especialmente de la Fiscalí­a, pero con incidencia en los tribunales. No sustituto de los órganos estatales,  sino auxiliar (y una especie de talleres teórico-práctico), de lo contrario nuestras entidades  continuarí­an en su mar de deficiencia, partidarismo y corrupción.

En ocasiones nos damos cuenta que las personas que llegan a las instituciones muestran voluntad y hacen declaraciones acerca de las acciones que quieren emprender, pero luego se topan con volcanes de obstáculos a resolver: instituciones en quiebra, deuda judicial, deficiencia, inefectividad y triquiñuelas por todas partes que hacen imposible la buena operatividad de la justicia.

Aquí­, de pronto los polí­ticos que estaban a favor de una CICIES (Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en El Salvador), se han puesto en contra porque creen que "se les pasará la cuenta". Y los que están a favor estiman que ellos estarán "blindados". Todo es un "cálculo polí­tico".

La CICIES o una CICIES independiente y auxiliar de los órganos de justicia es una necesidad para vencer precisamente la impunidad y la corrupción histórica, endémica, flagelos que muchos dicen estar en el ADN del sistema polí­tico.

Tenemos que como sociedad apuntalar este mecanismo y debe ser  como la justicia: debe ser pareja. Que ayude a resolver el pasado, el presente y el futuro. Y que al final, nos sintamos orgullosos de heredar a las nuevas generaciones, una nación limpia de corruptela.  

                                      

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias