spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 30 de julio del 2021

Cuarentena domiciliar obligatoria para El Salvador

Para disminuir el impacto económico que tendrán muchos hogares por esta nueva medida, el gobierno otorgará $300 dólares a cada familia que consume por debajo de los 250 kilovatios de energía al mes

spot_img

El presidente Nayib Bukele anunció que, a partir de este sábado, comienza una cuarentena domiciliar obligatoria en El Salvador por 30 días, es decir que nadie podrá salir de sus casas durante este periodo para evitar más contagios de Coronavirus y quien no acate la medida será procesado bajo la ley.

El mandatario explicó que se permitirá la circulación libre únicamente bajo estas excepciones:

Una persona por familia para adquirir productos de primera necesidad, los conductores del transporte público, los restaurantes (únicamente con sus servicios a domicilio y para llevar), los empleados de los medios de comunicación (media vez anden identificados con sus carnet de prensa),  los servidores públicos como policías, soldados, trabajadores de la salud, trabajadores de infraestructuras (MOP), empleados de la Dirección de Medicamentos, de la Defensoría del Consumidor, del ISNA, del CONNA, del ISSS, de la SIGET.

También los generadores de energía eléctrica, los empleados que asisten a niños, adultos mayores, personas con discapacidad o alguna persona de un sector vulnerable, los bancos, supermercados, los agricultores y ganaderos, los conductores de cualquier medio que transporte comida a domicilio (por ejemplo, UBERs).

Además, los empleados más necesarios de la Corte Suprema de Justicia y de Medicina Legal, así como las empresas que el gobierno mantendrá trabajando como los que distribuyen los productos de primera necesidad o garantizan servicios imprescindibles como el 132 para reportar casos sospechosos de coronavirus, pero también las empresas de seguridad, las gasolineras, los conductores de ambulancias, las farmacias, las clínicas privadas (a excepción de los odontológicas) y las veterinarias.

Bukele, dijo que para disminuir el impacto económico que tendrán muchos hogares por esta nueva medida, se le otorgará $300 dólares a cada familia que consume por debajo de los 250 kilovatios de energía al mes. Lo que representa 1 millón y medio de hogares en El Salvador y que sobre todo, son personas del sector informal, de mercados, con negocios independientes o que no están recibiendo ningún salario actualmente, según el mandatario.

Este monto será otorgado a través de una transferencia por familia, por lo que ya se habló con representantes de toda la banca nacional para quienes tengan cuentas personales, también con las empresas de pago por celular, con puntos express, con el sistema de la tarjeta solidaria, incluso se estaría trabajando de manera similar al sistema de remesas.

Pero, además, Bukele afirmó que aparte de estos $300 dólares se les estará entregando un bono de $150 dólares extras a los empleados públicos que se mantendrán trabajando estos días por el bienestar de la población, como los policías, militares y trabajadores de construcción del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

En total, según Bukele, el gobierno estaría destinando $450 millones de dólares para dichas transferencias en 30 días, más los bonos al sector público, más el dinero que se destinará para el nuevo hospital especializado que atenderá a los futuros casos graves de Coronavirus.

“Todo el gobierno está dispuesto a trabajar para ir mejorando y corrigiendo cada error, se les pide quedarse en casa, tratar de ahorrar lo más posible, tratar de usar lo menos posible el agua potable para que quienes no les cae suficiente puedan tener más, también ahorrar energía y no comprar más comida de la cuenta”, pidió el mandatario en conferencia de prensa.

Entre estas disposiciones, Bukele también señaló que se mantiene la disposición en el transporte público de no llevar pasajeros de pie y únicamente deben ir con la mitad de la capacidad de pasajeros, de lo contrario serán multados como lo mandata la ley.

Hasta el momento, El Salvador tiene tres casos confirmados de Coronavirus. El primero de ellos fue una persona proveniente de Italia que, presuntamente, ingresó por un punto ciego de la ciudad de Metapán, en el occidente del país. Todas las personas que habrían tenido contacto con esta persona ya fueron identificadas para sus respectivos análisis y cuarentena, indicó el gobierno.

Los otros dos casos que fueron confirmados por el Ministerio de Salud son dos personas provenientes de España que, según autoridades, fueron puestas en cuarentena inmediatamente ingresaron al aeropuerto de Comalapa, por lo que se presume que no hay nexos epidemiológicos con ellos, pero se está realizando las pruebas pertinentes a quienes viajaron con ambos en el avión.

Al respecto, el mandatario dijo que este sábado se realizaron 102 pruebas para confirmar la posibilidad de más contagios, pero todas fueron negativas por lo que se continúa con los 3 casos positivos y aislados.

No obstante, enfatizó que si no se toman las medidas necesarias desde hoy y se siguiera con los parámetros de casos registrados en los países más afectados por este virus, “para el periodo entre el 14 de abril al 5 de mayo tendríamos aproximadamente 98,304 casos y para finales de mayo serían más de 300 mil casos, aunque son proyecciones pragmáticas”, explicó Bukele.

El titular del Ejecutivo hizo un llamado a la población para no desviar su atención de la gravedad de la situación y creer en que “el virus no se desarrollará en este país por sus condiciones cálidas, ya que otros países con temperaturas más altas que El Salvador lo han desarrollado”, dijo.

“Si se sigue las progresiones matemáticas de países con altos niveles de contagio, y si El Salvador llegara a tener hasta 100 mil casos, se necesitarían 20 mil camas, y solo tenemos  1927 camas disponibles por el momento”, acotó.

Esta nueva cuarentena obligatoria es parte de la "Ley de restricción temporal de derechos constitucionales concretos para atender la pandemia Covid-19", que habilita a Bukele para suspender derechos ciudadanos temporalmente, como la circulación libre en zonas de posible contagio y el ingreso libre de nacionales y extranjeros a El Salvador.

Esta semana, el mandatario también ordenó el cierre temporal de centros comerciales y establecimientos de comida, a excepción de su servicio a domicilio y para llevar y tampoco para las farmacias, supermercados y bancos, debido a la importancia de los servicios que brindan.

El objetivo de estas medidas es evitar el mayor contacto directo entre los salvadoreños, una medida que, según la propia Organización Mundial de la Salud, reduce drásticamente la posibilidad de contraer el nuevo virus. Por eso la principal recomendación para todos sigue siendo “quedarse en casa”.

Hasta el momento, los salvadoreños también tienen prohibido reunirse en grupos mayores a las 50 personas en un mismo lugar, por lo que  en los supermercados y bancos, agentes policiales están controlando que no ingresen más de diez personas a la vez y que una sola persona por familia se encargue de hacer las comprar para no acaparar los productos de primera necesidad. 

La representación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en El Salvador también hizo un llamado a la población salvadoreña para que consulte y llame a las autoridades correspondientes cuando sienta algun sintoma relacionado a este virus y también para que avisen de cualquier caso sospechoso, así como también llamó al gobierno para que mantenga controles permanentes al personas de salud que son quienes están en contacto más directo con esta enfermedad. 

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias