spot_img
spot_img
martes, 26 de octubre del 2021

Cooperación para Biblioteca Nacional se acerca a fecha lí­mite

El director de la Biblioteca Nacional está en proceso de gestionar cooperación de la UNESCO, pero el tiempo apremia

spot_img

El edificio de la Biblioteca Nacional de El Salvador “Francisco Gavidia”, así­ como todos los documentos históricos que resguarda, enfrenta una emergencia que no se ha podido dimensionar en su totalidad.

El 22 de mayo, el director de la Biblioteca, Manlio Argueta, explicó que necesitan con urgencia US$83,000 para intervenir el techo y la infraestructura de la tercera planta del edificio. Además de requerir esos fondos, corren contra el calendario para poder afianzar otra donación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés).

El 30 de abril de este año, las lluvias filtraron grandes cantidades de agua dentro de la Biblioteca. Como consecuencia, se dañaron decenas de tomos y también la infraestructura del edificio. Los empleados, con ayuda de otras instituciones y de voluntarios, han logrado rescatar más del 80 % de los tomos.

Argueta explicó que hicieron una propuesta a la UNESCO que contiene varias especificaciones. “Esperamos fructifique, pues tenemos un plazo fatal que es el 29 de mayo -por el cambio de gobierno, (pues) así­ lo exige la ley de cooperación internacional-”, comentó Argueta, por correo electrónico.}

Argueta explicó que hicieron una propuesta a la UNESCO que contiene varias especificaciones. “Esperamos fructifique, pues tenemos un plazo fatal que es el 29 de mayo -por el cambio de gobierno, (pues) así­ lo exige la ley de cooperación internacional-”, comentó Argueta, por correo electrónico.

Parte de lo que se ha solicitado es material que, de otra manera, exige enormes inversiones. Por ejemplo, carritos para transportar libros pues “ahora se hace en hombros”, indicó el escritor. Además, incluyeron en la petición o propuesta purificadores de aire, higiómetros para quitar el mal olor, material para encuadernar, papeles libres de ácido para guardar libros históricos -algunos más de 100 años-, entre otros materiales.

El director de la Biblioteca lamentó que el edificio no tiene mantenimiento desde hace 33 años. “la más costosa inversión está por venir desde hace más de 10 años, y cada vez, más necesaria: la estructura del edificio”. El edificio de la Biblioteca Nacional es patrimonio de la Nación. Fue construido en 1961 y aun desde entonces tiene algunas fallas que hace falta reparar. En teorí­a, deberí­a recibir mantenimiento cada cinco años, pero Argueta comentó que solo cuentan con el servicio de un experto ocasional “que hace milagros”, aunque no es proporcional a lo que necesita el edificio.

La Biblioteca Nacional tiene diferentes colecciones de autores. Dentro de poco, podrán abrir sus puertas al público, mientras terminan de trabajar en las últimas reparaciones de los tomos.    

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias