spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Convocan a MAG y MOP por presunta opacidad de Salud en manejo de fondos para pandemia

Esto surge luego que el ministro de Salud, Francisco Alabí, entregara un informe donde señala que MINSAL solo ha ocupado $65 millones de $3,000 millones obtenidos en préstamos, en el marco de la crisis sanitaria.

spot_imgspot_img

La comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga el uso de fondos obtenidos por el gobierno para la pandemia, ha acordado convocar a los ministros de Agricultura, Pablo Anliker, y de Obras Públicas, Romeo Rodríguez Herrera, para que comparezcan sobre lo realizado con el dinero que han recibido durante la emergencia.

Esto surge luego que el ministro de Salud, Francisco Alabí, entregara un informe  donde señala que MINSAL solo ha ocupado $65 millones de $3,000 millones obtenidos en préstamos, en el marco de la crisis sanitaria.

También ha quedado expuesto, que del crédito que los diputados avalaron antes que se diera la emergencia por $170 millones para el nuevo Hospital Rosales y de Nejapa, del desembolso que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) hizo para este año de $27.9 millones; $17.9 millones fueron reorientados para combatir el COVID-19.

Asimismo, que del fondo general presupuestado para el Ministerio de Salud por $757 millones de ingresos corrientes, hasta agosto de este año, y según el informe enviado por Alabí a la Asamblea, únicamente se han destinado $41.8 millones para atender la pandemia.

“Ese dato es revelador de lo que está pasando en este país, sobre todo si tomamos en cuenta que se han aprobado más de $7,000 millones en bonos, Letes, Cetes y préstamos”, explicó el diputado René Portillo Cuadra, de ARENA, quien preside la comisión especial.

Por su parte, el diputado del PDC, Rodolfo Parker, dijo que si se suman esos recursos ordinarios de $41.8 millones, más recursos extraordinarios de $65 millones se llegan a los $124 millones de fondos usados para la pandemia.

Otro detalle a la luz es que de los $17.9 millones que tomó del préstamo para el hospital Rosales sin autorización de la Asamblea, $794,888 fueron para pagar el salario del personal médico de apoyo; $49,350 para el bono del personal sanitario de apoyo al COVID-19; $742,888 para insumos médicos y $16.3 millones para equipamiento, a pesar de que en los préstamos aprobados para la emergencia ya se contemplaban esos rubros.

Mientras que de acuerdo al desglose que hizo de los $65 millones de créditos, el gasto mayoritario es en insumos médicos por $23.1 millones; $13.5 millones para medicamentos; $9.5 millones para equipos médicos; $5.8 millones para insumos de laboratorios; $4.9 millones para bienes y servicios; $3.2 millones para adecuación de infraestructura; y $2.5 millones para servicios de desinfección; entre otros gastos.

Respecto a las otras dos carteras de Estado, los diputados quieren conocer el uso de fondos por parte de Obras Públicas (MOP) en la construcción de la fase III del Hospital El Salvador, la cual sigue sin fecha definida de entrega; también esperan conocer los mecanismos de compra de paquetes agrícolas que implementó el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) durante la pandemia.

“Hemos tomado la decisión de convocar al señor ministro de Obras Públicas para que explique al pueblo salvadoreño en qué se han invertido millones de dólares de un hospital inconcluso”, dijo Portillo Cuadra.

Añadió que “también hemos acordado citar al ministro de Agricultura (Pablo Anliker) para que explique cómo se compró granos básicos con sobreprecios, por qué no les compró a productores nacionales y cómo es que se han invertido estos millones de dólares que no se sabe dónde están”.

Por otro lado, los diputados se quedaron insatisfechos con el informe presentado por Alabí, el cual consta de 4 páginas, ya que en ese documento no se detalló el informe que los legisladores le pidieron sobre el préstamo de $25 millones que le hizo el ISSS para el Hospital El Salvador.

“En dicho documento, el ministro Alabí debía informar sobre las fuentes de financiamiento para atender la emergencia por el Covid-19, los parlamentarios concluyeron que dicho documento no cumple con lo requerido por la comisión, pero no contenía todos los aspectos solicitados; “por tal motivo, se solicitará nuevamente el informe completo y detallado de los recursos utilizados durante la pandemia”, indica una nota de la Asamblea.

En el informe, los legisladores esperaban detalles sobre el préstamo de $25 millones que el Gobierno tomó del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) para la construcción del Hospital El Salvador, así como más información sobre las compras realizadas entre marzo y agosto, o sea durante los meses de mayor impacto de la pandemia.

Dicho préstamo fue aprobado el 21 de marzo de este año por el consejo directivo del ISSS —máxima autoridad del ente— y consistía en el préstamo de la reserva de fondos, que servirían para que el ministerio de Salud equipara el Hospital El Salvador.

El pasado 19 de octubre, el ministro de Salud, Francisco Alabí, señaló que la cartera que preside no recibió ninguna transferencia económica, sino que el dinero ha sido manejado por el propio ISSS y que el monto invertido se pagará con consultas de parte del MINSAL.

Sin embargo, el pasado lunes, representantes del Colegio Médico y del sector empleador del consejo del Seguro se hicieron presentes a la comisión especial de la Asamblea que investiga el manejo de la pandemia de parte del Ejecutivo, y revelaron varias lagunas que el tema ha tenido.

Según relató el diputado Emilio Corea (ARENA), presidente de la comisión: “manifiestan que están sorprendidos porque se habla que el ISSS ha donado 12 ambulancias y eso no ha sido tocado en el consejo directivo; no descartan interponer un aviso ante la FGR”.

Corea agregó que los representantes del consejo hablaron de sobreprecios en compra de ambulancias, pero sin querer profundizar en cuánto es el precio normal y en cuánto las ha comprado el ISSS para entregar al MINSAL.

“Aparentemente son 28 ambulancias las presupuestadas. Han sido anunciadas 12. Pero de esas 12, aparentemente ninguna va a regresar al ISSS”, señaló.

Asimismo, Rina Araujo (FMLN) también explicó que la manera en que el monto de $25 millones será pagado no está clara. Según dijeron los representantes del consejo directivo, el MINSAL ha manejado hasta cuatro versiones.

“Les dijeron que iban a ser retornados como $25 millones, posteriormente les dijeron que con camas y todo lo que se había comprado como activo fijo, después les dijeron que con inmuebles, pero ahora en las últimas noticias el ministro de Salud dijo que se va a retornar en consulta médica”, expresó la legisladora, cuyo partido ha solicitado una auditoría para conocer cómo se ha usado el dinero.

En su defensa, Alabí, explicó en la comisión especial de la Asamblea que indaga el uso de fondos para la pandemia, que esa cartera de Estado no pagará en efectivo los $25 millones que les prestó el Seguro Social para el nuevo Hospital El Salvador, sino con servicios de salud.

“Con los $25 millones que han sido realizados en calidad de préstamo con el ISSS, se irá realizando el pago en servicio del Seguro Social que presta, que por años no ha sido gestionado esa remuneración al Ministerio de Salud, a pesar de que el Ministerio de Salud da atención a asegurados del ISSS, como es la atención a niños en el Hospital Benjamín Bloom, como el ISSS no tiene esa oferta en sus servicios de salud, se está sacando ese apoyo para realizar ese pago”, afirmó Alabí.

Añadió que los fondos que fueron dados por el ISSS se han invertido en distintas adquisiciones. Señaló que parte de los fondos han sido puestos en compras de ambulancias que han llegado a ser en calidad de préstamos, “progresivamente lo iremos pagando en relación al manejo de la pandemia”, aseveró el ministro.

Por su parte, el diputado del partido GANA, Guillermo Gallegos, defendió el informe dado por el titular de Salud.

Gallegos mencionó en la Comisión que lo que ha enviado el ministro Alabí es lo que de verdad ha sucedido y que no van a encontrar respuestas que no existen.

“Ustedes quieren respuestas que no van a encontrar en ningún momento. No van a querer conocer ni atender la realidad. Después de esto, vamos a llegar hasta que las elecciones finalicen”, dijo el parlamentario.

Alabí fue investigado por un reportaje periodístico por irregularidades de compras en cuanto a productos de equipo médico para combatir el COVID-19, además de ello, por acuñarse contrataciones o permitir contrataciones a miembros de su familia.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias