spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

Conferencia Episcopal alemana pide perdón a ví­ctimas de los abusos

La Iglesia Católica alemana reconoció que durante años las instituciones eclesiásticas no escucharon a quienes sufrieron abusos

spot_imgspot_img

El presidente de la Conferencia Episcopal alemana, el cardenal Reinhard Marx, pidió perdón este martes a las ví­ctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica alemana y lamentó profundamente que la institución tardase tantos años en poner freno a este tipo de delitos.

"Durante demasiado tiempo, en la Iglesia se han negado abusos, se han encubierto abusos y se ha mirado hacia otro lado. Por este fracaso y por todo el dolor causado, pido perdón", dijo el religioso.

"Se debe decir bien claro: el abuso sexual es un delito. Los culpables deben ser castigados. Esto no puede quedarse sin consecuencias, los afectados tienen derecho a que se haga justicia", agregó a renglón seguido hoy desde la ciudad alemana de Fulda.

Marx también reconoció que, durante años, las instituciones eclesiásticas no escucharon a quienes sufrieron abusos. "Hemos prestado poca, cuando no ninguna, atención a las ví­ctimas, las hemos descuidado", llegó a decir en un momento de su intervención.

"Muchas personas ya no confí­an en nosotros y lo entiendo", subrayó.

El cardenal expresó sus disculpas públicas el mismo dí­a en el que, acompañado por varios expertos, presentó oficialmente un estudio sobre los casos de abuso sexual a menores registrados en la Iglesia alemana entre 1946 y 2014, cuyos resultados ya habí­an sido avanzados dí­as atrás por medios alemanes.

De acuerdo con el informe encargado por la Conferencia Episcopal alemana, se contabilizaron por lo menos los casos de 3.677 menores de edad ví­ctimas de abusos por parte de 1.670 religiosos.

"Este estudio nos muestra que este tema no es un tema superado. Soy sincero conmigo mismo. En 2010 pensamos que en algunos años podrí­amos superar esto, encontrar soluciones, pero nos estamos dando cuenta de que hay mucho que hacer todaví­a", admitió Marx.

"Desde 2010 nos comprometimos a tomar medidas y fijar a las ví­ctimas como prioridad para evitar otras ví­ctimas. Me pregunto, ¿es suficiente lo que hacemos? No, no es suficiente. Tenemos que escuchar a las ví­ctimas, entenderlas y después asumir las consecuencias", sentenció.

Los detractores del informe critican que no refleja la dimensión de los abusos sistemáticos debido a que los autores no tuvieron acceso a los documentos originales guardados en archivos eclesiásticos. Asimismo, denunciaron que faltan declaraciones de ví­ctimas y que se destruyeron documentos antes de comenzar el estudio.

Los casos de abusos sexuales en la Iglesia alemana se suman a los denunciados en otros paí­ses como Chile, Irlanda, Australia y Estados Unidos. El papa Francisco convocó a una reunión para principios del año próximo a los principales lí­deres de la Iglesia católica para abordar las formas de proteger a los niños de abusos por parte de sacerdotes.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias