spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
miércoles, 08 de diciembre del 2021

Condenan al expresidente Saca a pagar US$6 millones por caso de fondos de Taiwán

Según la Fiscalía, los fondos desviados fueron utilizados para patrocinar la campaña electoral del partido ARENA.

spot_img

El Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador condenó al expresidente de la República, Elías Antonio Saca, Juan Tennant Wright Castro y Gerardo Balzaretti al pago de US$10 millones.

Saca deberá pagar 6 millones de dólares y Gerardo Balzaretti Kriete y Juan Tennant Wrigth, los otros dos involucrados en el caso, 2 millones de dólares cada uno, indicó la fuente.

Los implicados fueron sobreseídos en julio de 2019 de una causa penal por lavado de dinero, cometido al supuestamente colaborar con el fallecido expresidente Francisco Flores (1999-2004) para el blanqueo de la millonaria cifra.

Sin embargo, el proceso para determinar su responsabilidad civil continuó.

La Fiscalía General de la República (FGR) señaló en julio de 2020 que buscaría recuperar los 10 millones de dólares mediante una demanda civil.

“Causaron un daño al Estado de El Salvador puesto (…) que ese dinero venía destinado para obras sociales”, dijo en un vídeo facilitado por la Fiscalía uno de los fiscales encargados del caso y que se mantuvo en anonimato.

Los fondos fueron entregados por Taiwán a El Salvador, entre octubre de 2003 y abril de 2004, para la ejecución de 4 proyectos para las víctimas de dos terremotos que afectaron al país en 2001.

El expresidente Flores fue enviado a juicio en 2015 por la supuesta malversación de los fondos donados por el país asiático, pero falleció en 2016 antes de que se abriera el proceso.

Según el Ministerio Público, Flores se apropió de 5 millones de dólares y el resto lo desvió a cuentas del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Esta versión fue respaldada en 2016, durante las exequias de Flores, por el expresidente de Arena Jorge Velado, mientras que la exvicepresidenta del país Ana Vilma de Escobar (2004-2009) señaló en su momento a periodistas que el dinero fue utilizado para la campaña electoral de Saca.

Saca, de 56 años, cumple una condena de diez años en el penal La Esperanza, en San Salvador, por el desvío de más de 300 millones de dólares de las arcas del Estado para favorecer a sus empresas y terceros. En septiembre de 2018 el expresidente pidió un proceso abreviado y, después de confesar sus delitos, un tribunal lo sentenció por peculado, lavado de dinero y activos.

Saca es el tercer exmandatario salvadoreño en ser procesado judicialmente por enriquecimiento ilícito o por desvío de recursos públicos durante su gobierno. Los otros son Francisco Flores (1999-2004), quien murió de un derrame cerebral mientras estaba bajo arraigo familiar, y Mauricio Funes (2009-2014), que está asilado en Nicaragua.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias