spot_img
spot_img
martes, 28 de septiembre del 2021

Concentración de ingreso y riqueza, médula de desigualdad

Entre 2002 y 2015, las fortunas de los multimillonarios de AL crecieron un 21% anual, aumento seis veces superior al PIB de la región

spot_img

El 10% de la población con más riqueza en América Latina y el Caribe paga una tasa efectiva de impuesto sobre la renta personal excepcionalmente baja si se la compara con la tasa aplicada al ingreso de los trabajadores asalariados, según la investigación Tributación para un crecimiento inclusivo.

El documento presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y OXFAM, detalla que en algunos paí­ses de la región, el estrato de mayores ingresos paga por concepto de este impuesto entre el 1% y el 3% de su ingreso bruto, mientras que en otros paí­ses aporta alrededor del 10%.

En comparación, en Estados Unidos la tasa efectiva para el 10% más rico es de 14,2% y en algunos paí­ses europeos incluso excede el 20%, explica el documento.

“Entre 2002 y 2015, las fortunas de los multimillonarios de América Latina crecieron en promedio un 21% anual, es decir, un aumento seis veces superior al del PIB (valor total de los bienes y servicios producidos) en la región”, indicó Simon Ticehurst, Director de OXFAM para América Latina y el Caribe.

De acuerdo con el análisis tras la publicación de esta investigación, gran parte de esta riqueza se mantiene exenta del pago de impuestos o en paraí­sos fiscales. “Es vergonzoso que en la mayorí­a de los paí­ses de la región continúe el aumento progresivo en la tasa y los bienes que pagan IVA, en vez de atacar la evasión fiscal y reducir las exenciones que reciben los que más tienen”, añadió el representante.

Desde la perspectiva de la CEPAL garantizar un crecimiento inclusivo y sostenible debe ser prioridad para todos los paí­ses de la región.

La entidad alerta que la recaudación de impuestos en América Latina es, en general, demasiado baja por lo que la gran mayorí­a de los paí­ses de la región no recaudan lo suficiente para suplir las necesidades mí­nimas de la población en materia de salud y educación pública.

Según datos de la CEPAL, la evasión de impuestos sobre la renta personal, corporativa y del IVA le cuesta a América Latina y el Caribe más de 320.000 millones de dólares al año, es decir, 6,3% del PIB.

Según el Banco Mundial (BM), el PIB de la región ronda los $4,775 billones de dólares. Esto significa que los paí­ses latinoamericanos pierden más del 50% de sus ingresos por impuestos sobre la renta a individuos.

El reporte revelado este jueves exhorta a los gobiernos a reducir en un 50% la evasión y la elusión fiscal en los próximos cinco años y un 75% en 10 años, participando en el debate global para redefinir el sistema fiscal internacional. Esto incluye poner fin a los paraí­sos fiscales y permitir que todos los paí­ses de la región puedan recaudar por lo menos el 20% de su PIB.

Ritmo de cargas tributarias en la región

Los ingresos tributarios como proporción del PIB en los paí­ses de América Latina y el Caribe (ALC) aumentaron ligeramente en 2014, según los datos anuales reflejados en la publicación Estadí­sticas tributarias en América Latina y el Caribe.

La recaudación tributaria como proporción del PIB se elevó, en estos paí­ses, del 21.5% en 2013 al 21.7% en 2014, frente al 21.4% en 2012 y al 20.8% en 2011.

De acuerdo con la presidente de la CEPAL, Alicia Bárcena, “los ajustes fiscales “˜inteligentes”™ y selectivos deben proteger programas sociales de combate a la pobreza e incentivar las inversiones que impulsan el crecimiento”.

Según la representante de la entidad, en un escenario de austeridad fiscal y reducción de los ingresos provenientes de los recursos naturales o los productos básicos, la movilización de recursos internos y las reformas tributarias adquieren una importancia primordial.

“Debemos poner la polí­tica fiscal al servicio del crecimiento inclusivo y no solo para la estabilidad, y en particular reforzar el monitoreo de la evasión fiscal y la tributación progresiva”, añadió.

Informes acentúa que hay margen para aumentar aún más la base imponible, además de adoptar medidas dirigidas a modernizar la administración tributaria y la polí­tica fiscal a fin de apoyar la movilización de los recursos internos, a medida que crece el PIB per cápita en la región.

Actualmente se refleja una gran diferencia entre paí­ses. La recaudación tributaria sobre el PIB en los paí­ses de América Latina y el Caribe abarcan desde el 12.6% de Guatemala y el 14.1% de la República Dominicana hasta el 32.2% de Argentina y el 33.4% de Brasil.

spot_img

También te puede interesar

Ileana Corado
Sección: Economía
spot_img

Últimas noticias