spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 29 de julio del 2021

Comercio de armas desata disputa entre Gobierno con político Gustavo López Davidson

El empresario dijo que está dispuesto a que la Fiscalía investigue el contrato entre Centrum, una empresa de la que es accionista.

spot_img

Una permuta de armas firmada en junio de 2013 entre la administración del entonces presidente Mauricio Funes y la empresa Centrum, ha repercutido seis años después debido a que el actual mandatario, Nayib Bukele, ha denunciado que ese negocio perjudicó los intereses del Estado, específicamente a la Fuerza Armada Salvadoreña.

Bukele ha dirigido los reflectores hacia al presidente de ARENA, Gustavo López Davidson, esto al acusarlo que sería el principal culpable del problema en esta transacción, que asciende a $2 millones 50 mil.

Por lo tanto, instruyó en la noche del jueves al ministro de la Defensa, Francis Merino Monroy, que interpusiera una denuncia en contra del dirigente político por los delitos de presunto hurto de armas de la institución castrense y por estafa agravada.

El mandatario trasladó además un mensaje al fiscal general Raúl Melara.

"Estoy seguro que @MelaraRaul no dejará pasar delitos tan graves", publicó el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

Ante la orden, Merino Monroy se dirigió el viernes hacia la sede fiscal de La Sultana donde interpuso la denuncia para que la Fiscalía General de la República inicie las investigaciones por este caso.

En el lugar, Monroy explicó que la Fuerza Armada entregó armas en buen estado, pero en junio de 2016, recibió de Centrum  armamento que no funciona.

“Si bien el contrato se firmó en junio del 2013, las armas fueron recibidas tres años después y cuyo monto supera los dos millones de dólares”, indicó Merino Monroy, sin dar mayores detalles sobre el tipo de armamento que formaba parte de la unidad de artillería, entre ellos dos obuses.

En este sentido, el funcionario dijo que consideran que hubo cosas anormales en dicho cambio, porque el armamento que se recibieron no funcionaba. Por lo tanto, explicó que el que usan en el Plan Control Territorial tendría buena aplicación, porque es un armamento pequeño.

"Incluso el día miércoles la empresa llegó, pidió una audiencia y se le dio para tratar aspectos relacionados con el caso. (…) Lo que establecía el contrato es que usted entrega algo y recibe algo que funciona, algo que usted espera que funcione", dijo.

Ante el recurso legal interpuesto por el ministro, el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas, autorizó que se le retirara la protección especial que gozaba López Davidson, quien era protegido por agentes de la unidad de PPI.

En su cuenta de Twitter, el director de la corporación notificó al presidente Nayib Bukele que a partir de hoy deja sin efecto la denominación de Persona de Alto Riesgo que se le había otorgado a López Davidson, lo que le permitía protección especial de agentes policiales.

El presidente del Coena, ha sido acusado por el ministro de Defensa, Francis Merino Monroy, de hurto de armamento de la Fuerza Armada y de estafa agravada en contra de la institución castrense.

López Davidson responde ante señalamientos

Por su parte, López negó las acusaciones y dijo que prepararía una demanda en contra del mandatario por haber vertido tales declaraciones que lo involucran en ilícitos.

Asimismo, aceptó haber hecho negocios de ventas de armamento desde hace varios años a la PNC, a la Fiscalía y a las instituciones de seguridad del Estado y que nunca ha tenido problema alguno.

"Nuevamente, el presidente (Bukele) miente y quiere usar su presidencia para generar imposiciones, para buscar silencio. ¿La razón? Hay cositas que no le gustan, somos la piedra en el zapato, porque somos los únicos que defendemos la libertad, la independencia de poderes", respondió López Davidson a los señalamientos de Bukele.

El líder tricolor aceptó el intercambio de armas de su empresa y la FAES, pero explicó que la Fuerza Armada envió oficiales a Israel para verificar el buen estado del armamento que le darían. Según López Davidson, la FAES no ha usado los obuses todavía porque no tiene recursos para comprar municiones.

"Todo se ha hecho acorde a la legalidad. Sencillamente no tienen dinero para comprar municiones, por eso se hicieron permutas: dieron cosas viejas por nuevas", apuntó. También anunció que va a demandar a Bukele por difamación y calumnia.

"No utilice su cargo como presidente de la República para perseguir a quienes no opinamos igual y señalamos lo incorrecto, haciendo de la difamación su carta de presentación", le dijo López Davidson a Bukele, a la vez que le reiteró su petición de diálogo.

La discusión entre ambos creció el 7 de noviembre pasado cuando el tricolor declaró que no apoya el préstamo de $91 millones que el Gobierno solicita a la Asamblea Legislativa para la fase 2 del Plan Control Territorial, porque considera que no está justificado.

Entre tanto, el empresario dijo que está dispuesto a que la Fiscalía investigue el contrato entre Centrum, una empresa de la que es accionista.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias