spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 30 de julio del 2021

Cese a los feminicidios, una de las principales banderas de lucha el 8 de marzo

Estas son las principales demandas de las mujeres para el 8 de marzo

spot_img

El 8 de marzo en el mundo se conmemora el dí­a internacional de la mujer. Esta fecha se realiza en honor a las mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton, de Nueva York, que protestaban por los bajos salarios y las precarias condiciones de trabajo que padecí­an. Al negarse a cesar la protesta fueran incendiadas en la misma fábrica un 8 de marzo de 1908.

 En El Salvador diversas organizaciones de mujeres salen a las calles para protestar y exigir sus derechos. Internacionalmente se ha llamado a un paro mundial bajo el lema “las mujeres paramos el mundo”. Con esta consigna diversas organizaciones saldrán a las calles con sus demandas, entre las principales está el cese a los feminicidios, mayor participación polí­tica, garantí­a a los derechos sexuales y reproductivos y la protección de los recursos naturales.

Según datos del observatorio de la violencia hacia las mujeres, de la Dirección General de estadí­sticas y censos (DIGESTYC) del 1 de enero al 30 de junio de 2018 se registraron 285 casos de violencia feminicida, de éstas, 212 fueron muertes violentas; en lo que va del año 2019 ya se registran más de 40 muertes violentas hacia las mujeres.

Para Gabriela Paz, feminista y activista de la colectiva “Ni una amenos” una de las exigencias en esta ví­a, es mejorar la atención judicial “se debe agilizar las investigaciones, sabemos que el 98 % de los casos no pasa a la ví­a de judicialización y tiene que ver con la investigaciones porque hay renuencia por los fiscales y lo juzgados de reconocer el delito como feminicidio” explica.

Los datos de 2016 y 2017 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) El salvador es el primer paí­s con las tasas más altas de feminicidio a nivel regional, seguido por Honduras, Belice, Trinidad y Tobago , Guatemala y República Dominicana.

Por esta razón, las activistas consideran que se debe hacer un mayor trabajo en la prevención y la atención a las ví­ctimas y sus familias. Consideran que el Estado debe promover acciones en caminadas a cambiar la cultura feminicida del paí­s, apostándole a la educación en temas de género y prevención de la violencia hacia las mujeres.

También, marchan por mayor participación polí­tica. Keyla Cáceres, activista feminista, considera importante insistir en esta bandera de lucha, explica que aún existe violencia en estos espacios y censura para las mujeres “Cualquiera pueda decir que no es necesario seguir exigiendo en este ámbito, pero mientras existan espacios donde las mujeres no somos visibilizadas o somos agredidas lo seguiremos haciendo” manifestó.

Cáceres se refirió a uno de los casos recientes de la UES, donde golpearon a una estudiante que tení­a un cargo polí­tico en una Junta Directiva “esta joven fue ví­ctima de la violencia de género” afirmó. Asimismo, se refirió a la reciente elección de los representantes del Consejo Nacional de la Persona Joven “acabamos de ver una elección de siete integrantes, que son siete hombres representando a siete departamentos, por esas acciones y más es necesario conmemorar el 8 de marzo, porque aún no se nos reconoce en estos espacios” señaló.

Otra de las banderas de lucha es la garantí­a de derechos sexuales y reproductivos, pues permitirí­an que las mujeres y los hombres tengan control respecto de su sexualidad, a decidir libre y responsablemente sin verse sujetos a la coerción, la discriminación y la violencia.

Actualmente, con la penalización absoluta del aborto es imposible su cumplimiento “nos preocupamos por los limitados avances que existen en el reconocimiento del derecho a la salud integral de las mujeres, especialmente los derechos sexuales y derechos reproductivos, esto nos afecta a las mujeres diversas a lo largo de todo nuestro curso de vida.” afirma, Joshi Leban, de la colectiva Ameyali.

En esa ví­a, también se marcha por el respeto a la diversidad de las mujeres. Cristina Escobar, de la Colectiva lesbofeminista “Hijas de Safo” explicó las principales demandas de las mujeres lesbianas en temas de salud, educación y garantí­as sociales “es necesario que no se discrimine a las mujeres lesbianas en el campo laboral solo por tener una expresión “masculina”, también pedimos las mismas prestaciones de ley, como lesbianas actualmente no podemos asegurar a nuestras parejas por ser del mismo sexo y esto debe cambiar, afirmó.

Las mujeres también marcharán por la protección a los recursos naturales como el agua, exigiendo que no sea privatizada; por mayor cobertura en educación, porque siguen siendo el sector con mayor porcentaje de analfabetismo y por condiciones económicas dignas.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias