spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Cautela ante propuesta de Velásquez Parker de inhabilitar a Bukele por incapacidad mental

Los diputados de la Asamblea Legislativa consideran que no es el momento de buscar la declaratoria de inhabilitación de sus funciones para el presidente salvadoreño.

spot_imgspot_img

Los diputados de la Asamblea Legislativa se encuentran cautelosos ante la iniciativa del arenero, Ricardo Velásquez Parker, de inhabilitar al presidente salvadoreño, Nayib Bukele, por incapacidad mental

El objetivo del parlamentario es echar mano del artículo 131 de la Constitución, que entre las atribuciones de la Asamblea incluye “declarar, con no menos de los dos tercios de votos de los diputados electos, la incapacidad física o mental del Presidente, Vicepresidente de la República y de los funcionarios electos por la Asamblea, para el ejercicio de sus cargos, previo dictamen unánime de una comisión de cinco médicos nombrados por la Asamblea”.

“Si estamos ante un enfermito que lo que necesita es nuestra empatía y pueda ser sustituido por alguien que tenga la suficiente coherencia. O estamos ante un delincuente o estamos ante un loco, estamos ante un trastornado que carece de facultades para ejercer el cargo”, indicó Velásquez.

Sus colegas concuerdan con este punto, pero también aseguran que nos es el momento para actuar de esa forma, debido a que los ánimos están caldeados por el clima electoral por las votaciones municipales y legislativas de este 28 de febrero.

Uno de ellos es su compañero de fracción, Ernesto “Chato” Vargas, quien dijo que no hay posición partidaria respecto a ello, pero considera que se debe poner las reglas del juego, pero después de las elecciones.

Técnicamente el presidente está jugando fuera de las reglas del juego, nosotros dentro de las reglas. Políticamente vas a victimizar a la persona, de eso van a agarrarse en un momento. Recomendaría dar espacio después de las elecciones y se pongan las reglas claras. Es momento de decirle al presidente basta ya. En este momento es impolítico, daría enfriamiento a la pieza”, sostuvo Vargas. 

Similar postura es la de la jefa de bancada del FMLN, Nidia Díaz, quien expresó que “nadie está pensando en eso ahorita, pero en su momento hay que analizarlo”.

El subjefe de la bancada efemelenista, Schafik Hándal consideró “Hay que consultarlo incluso con la Sala de lo Constitucional para que después no vayan a aferrarse de eso para decir que es inválida”. 

Mientras tanto, el candidato a diputado para San Salvador por Nuestro Tiempo, Johnny Wright Sol, manifestó que se ha dejado en bandeja de plata la oportunidad para que se bukele “distraiga lo esencial e importante para hablar trivialidades”.

Consideró que lo indispensable es que el Presidente responda por las violaciones que ha cometido, por lo que considera que no es lo más correcto lo propuesto por Parker.

Sin embargo, esa postura no era la que tenía el 12 de junio de 2020, que consideraba que era necesario un antejuicio en contra de Bukele, por la militarización y llamado a la insurrección que hizo el mandatario el 9 de febrero de 202, para exigir los fondos correspondientes a la fase II y III del Plan Control Territorial.

“Para que sobreviva nuestra democracia ya no basta con elecciones libres en 2021. Hay que iniciar un proceso de antejuicio en contra del Presidente, Nayib Bukele.  Está claro que busca apropiarse del poder total. Si tardamos más nos vamos a arrepentir. ¡Perdamos el miedo!”, publicó en un tuit en esa ocasión.

El presidente, Nayib Bukele, calificó de un intento de golpe de Estado la intención de destituirlo. 

“Es increíble, pero revelador, ver a los autoproclamados ‘defensores de la democracia’ mantener total silencio ante el intento de un golpe de estado parlamentario, a solo días de una elección democrática en donde todas las encuestas dicen que perderán más del 80 % de sus curules”, publicó el presidente.

Agregó que “Pueden estar de acuerdo con este Gobierno o no. Pero lo que nadie puede negar es que hemos logrado lo impensable: Destapar ante todos, quien que quede ninguna duda, que Arena y el FMLN en realidad son aliados, los intereses que defienden son los mismos. En realidad, son lo mismo”.

El asesor jurídico de Presidencia, Javier Argueta, dijo en el noticiero estatal de Canal 10 que sería el mayor atentado contra la democracia y que podrían incurrir en falsedad, conspiración y delitos contra la seguridad nacional.

El diputado del partido oficial, la Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), Guillermo Gallegos, consideró que ese “golpe de Estado que se está fraguando desde hace algunos días. Ya dieron el primer paso, que es presentar la pieza de correspondencia”, y que se debe a las elecciones.

Comentarios de la sociedad respecto a esta medida 

La abogada y analista política, Tahnya Pastor, criticó la decisión de los diputados al indicar que “hace falta cinco médicos dispuestos a violar su juramento y cometer delitos para emitir tal dictamen unánime. Y no, esos médicos que manifiestamente expresaron y expresan su odio hacia el presidente no pueden formar parte de la comisión. Están jugando con fuego”.

Por su parte, el abogado Eduardo Escobar, director ejecutivo de Acción Ciudadana, una ONG especializada en contraloría social, dijo que pese que esta es una atribución de la Asamblea Legislativa, “debe ser manejado con total seriedad, con total responsabilidad por las consecuencias políticas que pueden derivarse de hacer uso de esta prerrogativa” y sostuvo que esa medida tal vez no sea la más conveniente, sobre todo en un momento preelectoral.

Escobar no cree que si los diputados proceden para tratar de destituir a Bukele “vamos a ver a todo el pueblo en las calles enardecido, pero obviamente veríamos a los simpatizantes del presidente, sobre todo del partido Nuevas Ideas realizando accione de protesta “.

Los diputados también aprobaron un pronunciamiento en que reiteran la recomendación al presidente Bukele de destituir al ministro de Defesa, contraalmirante René Francis Merino Monroy, y al director de la Policía Nacional Civil, comisionado Mauricio Arriaza Chicas. por el ingreso de militares y policías al palacio legislativo el 9 de febrero de 2020. También acordaron notificar al Ministerio Público para que investigue la posible comisión de delitos.

Antes que se presentara la petición de los diputados opositores, el expresidente Mauricio Funes, que vive en Nicaragua bajo la protección del gobierno del presidente Daniel Ortega, quien le otorgó asilo político, dijo en su cuenta de Twitter que “para el FMLN, ARENA y PDC: Existen suficientes elementos de juicio para promover dos iniciativas en contra de Nayib. Una, un juicio político por la ocupación militar de la Asamblea legislativa y otros delitos. Dos, su inhabilitación por incapacidad mental para gobernar”.

El 28 de febrero, 5,3 millones de salvadoreños acudirán a las urnas para elegir 262 consejos municipales, 84 diputados de la Asamblea Legislativa y 20 diputados al Parlamento Centroamericana. Arena y el FMLN han gobernado el país en los últimos 30 años, pero según todas las encuestas el partido Nuevas Ideas de Bukele podría ganar la mayoría de las alcaldías y también tomaría el control del Congreso.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias