sábado, 29 de enero del 2022

Brendan O’Brien retoma el cargo de Encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU. en El Salvador

El funcionario estadounidense tendrá el trabajo que desempeñó durante seis meses Jean Manes, quien esta semana abandonó El Salvador para retomar sus labores en el Comando Sur.

spot_img

La Embajada de Estados Unidos en El Salvador anunció que Brendan O’Brien retomará oficialmente su cargo como Encargado de Negocios de la sede diplomática, esto luego que Jena Manes culminara su misión en medio de una fuerte tensión en los lazos entre esa nación y el gobierno salvadoreño, administrado por Nayib Bukele.

“Es un honor asumir el liderazgo de la Embajada, continuar impulsando los vínculos entre Estados Unidos y El Salvador, y seguir trabajando en nuestros programas #PeopleToPeople en favor de los salvadoreños”, publicó la embajada en Twitter.

Antes de su partida, Manes criticó el desinterés del presidente Bukele por fortalecer la relación con la nación norteamericana, pues señaló que “la Casa Blanca y el Departamento de Estado, con apoyo de los dos partidos” la enviaron “como un puente y el gobierno decidió no tomarlo”. Esto en referencia al debilitamiento democrático que ha mostrado el Ejecutivo salvadoreño y la aparente poca disposición de rectificar el camino.

En ese sentido, agregó que “los primeros casi 3 meses (desde que llegó en mayo a El Salvador), tuvimos conversaciones en privado para entender si querían seguir línea no democrática”, pero sostiene que estas reuniones están en pausa.

“El gobierno de El Salvador no está dando ni una señal de que tiene interés por esa relación”, lamentó Manes durante la última entrevista televisiva que brindó en El Salvador, donde añadió de que “no podemos pensar que hay interés (de acercarse a Washington) si están usando su maquinaria de comunicación pagada para atacarnos todos los días. Ataques a la Embajada, a mi persona y hasta al presidente (Joe) Biden”.

Manes destacó algunos de los signos de debilitamiento a la democracia que, a su criterio, se agudizaron desde la instalación de la nueva Asamblea Legislativa con mayoría oficialista el pasado 1 de mayo.

Entre los problemas que mencionó están la falta de institucionalidad, el golpe al judicial, remoción de jueces, golpe a la transparencia y al combate a la corrupción, la propuesta de Ley de Agente Extranjeros que mantiene en vilo la cooperación internacional, así como la no extradición de líderes pandilleros.

El pasado miércoles, el secretario adjunto para el hemisferio occidental, Brian A. Nichols, reconoció el trabajo que realizó en El Salvador Manes y reafirmó que Estados Unidos mantiene vigente el compromiso con los salvadoreños, “a pesar de que el gobierno de (Nayib) Bukele rechaza un camino hacia una relación bilateral productiva”, señaló en Twitter.

Nichols cuestionó, además, el rol que, según él, ejerce el gobierno de Bukele “a pesar de haberse comprometido con promulgar reformas democráticas básicas” y consideró que “continúa con acciones que debilitan la libertad de expresión, el Estado de Derecho, la separación de poderes y las protecciones básicas para la sociedad civil y los medios de comunicación independientes”.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias