spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Barcelona y Messi sin brillar en Europa

Ni gol número 500 ni triplete. Lionel Messi sigue con la luz apagada, y con un equipo catalán que hoy dijo adiós a la Liga de Campeones

spot_imgspot_img

El Atlético de Madrid remontó y venció dos a cero al Barcelona para meterse en semifinales y dejar fuera al vigente campeón. Lo logró gracias a su mejor jugador, Griezmann, que lideró la remontada de los rojiblancos con un doblete. El Atlético salió a mandar desde el inicio ante un Barcelona que no conseguí­a encontrarse. Estáticos y sin profundidad, los de Luis Enrique no tiraron a puerta en toda la primera mitad. Messi y Neymar, en la tónica de anteriores partidos, no aparecí­an.

Situación muy diferente viví­a el Atlético que pronto empezó a asediar a Ter Stegen con ocasiones de Gabi y Carrasco. Pasada la media hora, un centro magní­fico de Saúl con el interior encontró a Griezmann, que sin oposición, batió al meta alemán con un gran cabezazo. Los de Simeone jugaban a lo que querí­an y pudieron sentenciar con un remate al larguero de Saúl y una cabalgada de Griezmann que salvaron entre Ter Stegen y Mascherano.

Entonces, reaccionó el Barcelona. Pero Griezmann, con un penalti, hizo el segundo a falta de segundos y sentenció el pase del Atlético a semifinales.

En cuanto al Barcelona, ni gol número 500 ni triplete. El argentino Lionel Messi sigue con la luz apagada y con un equipo catalán que hoy dijo adiós a la Liga de Campeones en el estadio Vicente Calderón, lo not

El cinco veces Balón de Oro lleva un mes desconectado y el equipo azulgrana, que parecí­a imparable a comienzos de marzo, no sólo ha quedado eliminado de la Champions, sino que dilapidó siete puntos de ventaja en una Liga española que parecí­a un trámite hasta hace bien poco.

El contraste es aún más acusado cuando del otro lado del espejo se ubica a su némesis en el Real Madrid, Cristiano Ronaldo, que con sus tres goles el martes en el Santiago Bernabéu ante el Wolfsburgo metió a los blancos en semifinales.

Si la publicación de su sociedad offshore en Panamá tiene algo que ver con su bajón deportivo es algo que únicamente está en la cabeza de Messi, pero los números muestran un bache incuestionable.

El argentino no marca con el Barcelona desde hace cinco partidos (Villarreal, Real Madrid, Real Sociedad y los dos duelos contra el Atlético), algo que no le sucedí­a desde 2009.

La cuenta se paró además cuando suma 499 goles en su carrera, justo antes del duelo con el Real Madrid. Messi, que vení­a de exhibirse en octavos de final de Champions ante el Arsenal con goles y asistencias, lideró a Argentina en las últimas fechas de eliminatorias, donde sí­ vio porterí­a.

Pero todo cambió ante el Real Madrid, apenas unas horas antes de que saltara el escándalo de los Panama Papers. Messi y el Barcelona cayeron 2-1 en casa ante el eterno rival y anunciaron el comienzo de una crisis que aún no encontró fin.

"Nuestra mentalidad sigue siendo la misma. Trabajamos toda la temporada para llegar hasta el final con opciones de ganar los tí­tulos, seguimos creyendo en nosotros", aseguró el argentino el martes en su cuenta de Facebook.

Pero el atacante de 28 años volvió a ser hoy en Madrid un jugador sin chispa, lejos de la acción, ausente en muchas fases del partido. Arrinconado y estático en la banda derecha, se lanzó rara vez en busca de la diagonal con la que suele romper defensas.

Tampoco estuvo acertado a balón parado. En su bota izquierda estuvo la última oportunidad del Barí§a, una falta al borde del área, pero su disparo se fue desviado. Messi sigue sin ver la luz.

Fuente: Agencias/medios internacionales

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias