spot_img
spot_img
miércoles, 05 de mayo del 2021

Ataques a policí­as, “una situación traumática”

Criminólogo brinda una serie de recomendaciones para evitar que agentes policiales sigan siendo asesinados

spot_imgspot_img

“Alta ansiedad y presión de poder ser la próxima ví­ctima mortal”, son algunos de los sí­ntomas que agentes policiales desarrollan ante los constantes ataques que estructuras pandilleriles ejercen como respuesta a la represión  que la Policí­a Nacional Civil (PNC) desarrolla, aseguró el experto en seguridad y criminologí­a, Ricardo Sosa.

El factor sorpresa ha sido el instrumento utilizado por los criminales para acribillar a los policí­as. (“¦) la mayorí­a de agentes fueron asesinados en sus dí­as libres, muchos de ellos en actividades de distracción o en movimiento”, dijo Sosa.

En lo que va de 2016, un total de 38 policí­as y 18 miembros de la Fuerza Armada han sido asesinados por presuntos pandilleros. En 2015 murieron de forma violenta 64 agentes y 24 militares.

El experto en seguridad afirma que la situación de inseguridad puede estar generando un estrés traumático en los policí­as que dí­a a dí­a se enfrentan con criminales.

“Los sí­ntomas pueden presentarse dí­as, semanas y a veces hasta años después de ocurrido el hecho. Pueden presentarse pesadillas o imágenes constantes sobre la situación traumática sobre el asesinato de sus compañeros y combates a las estructuras criminales”, sostuvo Sosa.

¿Qué hacer?

El criminólogo asegura que los Altos Mandos policiales y el Gobierno deben implementar un programa de salud mental como parte de una polí­tica institucional y conducido por médicos especialistas.

“Debe conducirse por profesionales en Psicologí­a, Psiquiatrí­a y trabajadores sociales para los miembros de la Corporación y miembros de sus familias. Debe ser un programa  diario derivado de la polí­tica de salud mental para que en las delegaciones, subdelegaciones y puestos policiales”, detalló.

Agregó que es importante la elaboración de un instructivo de autoprotección que los agentes tomen en cuenta en sus dí­as libres y que sea firmado por todos los miembros policiales  y que la institución supervise su cumplimiento.

“Algunos policí­as no portan su arma de equipo en sus dí­as libres, lo cual los pone en mayor riesgo por qué no pueden contrarrestar un ataque directo. Es necesario revisar las disposiciones de limitaciones o prohibiciones estableciendo como prioridad que puedan contar con su arma asignada”, expresó.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias