spot_img
spot_img
miércoles, 05 de mayo del 2021

Asesinan a defensores en Guatemala y México

Desde 2012, en Guatemala la IM-Defensoras ha registrado 14 asesinatos de mujeres defensoras de DDHH

spot_imgspot_img

La exlí­der de un movimiento contra la minerí­a en Guatemala, Laura Vásquez, fue asesinada de un disparo en la cabeza el pasado 16 de enero en su vivienda. La mujer de 47 años de edad habí­a pertenecido al Comité en Defensa de la Vida de San Rafael Las Flores, de ese paí­s.

Según el boletí­n de la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras), Vásquez fue capturada en 2013 debido a su militancia en el comité y por la resistencia pací­fica frente a la imposición del proyecto minero San Rafael.

“Fue ví­ctima de un proceso de criminalización que la mantuvo 7 meses en prisión, sin que se demostrara ninguno de los delitos que el Ministerio Público le imputaba. Tras su liberación empezaron una serie de rumores tendientes a estigmatizar y difamar su accionar como comerciante”, se lee en el boletí­n de IM-Defensoras.

IM-Defensoras ha hecho un llamado al Estado de Guatemala para que investigue los hechos y encuentre a los responsables materiales e intelectuales del asesinato de Vásquez, además que garantice la seguridad y protección de su familia.

La entidad señaló que  el asesinato de Vásquez se suma a los otros 13 que han contabilizado en Guatemala desde 2012.

En marzo de 2016 fue asesinada Berta Cáceres, una reconocida defensora de los derechos humanos y ambientales en Honduras. Ella era lí­der de la comunidad indí­gena lenca y movimientos campesinos como el Consejo de Pueblos Indí­genas de Honduras (Copinh) y fue ultimada en la localidad de La Esperanza, provincia de Intibucá, en el oeste de Honduras.

La IM-Defensoras  señala que estos dos asesinatos tienen algo en común y es que “el asesinato de las defensoras se produce tras haber pasado por un proceso de criminalización acompañado de campañas de estigmatización y difamación”. 

Por otro lado,  el relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, condenó el asesinato del defensor ambientalista y de derechos humanos, Isidro Baldenegro López, del pueblo indí­gena rarámuri, ubicado en México.

Baldenegro López, según el comunicado de la ONU,  falleció esta semana por las heridas de bala recibidas en un atentado el pasado domingo en su comunidad nativa en Chihuahua, México. La defensa pací­fica ante la tala ilegal de los bosques rarámuris de su comunidad habí­a sido reconocida internacionalmente con el Premio Goldman en 2005. 

Forst, quien se encuentra en México en una visita para verificar la situación de los defensores de los derechos humanos de ese paí­s, señaló que el homicidio “se trata de un trágico recordatorio de los peligros y riesgos que enfrentan defensoras y defensores indí­genas en Chihuahua”.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias