spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

Angela Merkel, en cuarentena tras estar en contacto con un médico infectado

El Gobierno alemán anuncia nuevas medidas para limitar las reuniones en espacios públicos a un máximo de dos personas, pero no ordena el confinamiento total.

spot_imgspot_img

La canciller alemana, Angela Merkel, deben ponerse en cuarentena tras visitar a un médico el pasado viernes que, entre tanto ha dado positivo. El aislamiento domiciliario que debe seguir la canciller ha sido comunicado este domingo por el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, después de que Merkel compareciera ante la prensa para informar de sus conversaciones hoy con los jefes de gobierno de los "Länder" para tratar de la crisis.

Tras su rueda de prensa de este domingo, el canciller ha sido informado de que "un médico que le suministró una vacuna profiláctica de neumococo el pasado viernes ha dado positivo por coronavirus", ha indicado Seibert, La canciller ha decidido por tanto alguna vez de inmediato a una cuarentena domiciliaria, aunque no se someterá a la prueba por no ser "pertinente". Merkel funciona con sus funciones pese a estar en cuarentena.

La medida más llamativa de esa ronda de conversaciones ha sido la de limitar las reuniones en espacios públicos a un máximo de dos personas, por lo que pena de multas de hasta 25.000 euros.

Tras una videoconferencia de casi cuatro horas en la que se discutió medidas para controlar la crisis que fueron desde el confinamiento de la población, como se hace en Baviera, hasta mantener las medidas y controlar, a Merkel no le resultará fácil encontrar un punto de encuentro.

Y lo hizo con una solución de compromiso a caballo de las duras restricciones que ya se limita en España e Italia y la necesidad imperiosa de ralentizar la pandemia reduciendo al máximo la vida social y apelando a la responsabilidad individual. En Alemania se han registrado hasta la fecha 24.100 casos de coronavirus y 90 muertes.

"Reducir al máximo los contactos sociales es la única mara que tenemos de proteger nuestras vidas", determinó el canciller al término de la reunión que tenía entre sus principales objetivos homogeneizar la lucha contra el coronavirus, que, ante la dispar incidencia que está teniendo en Los distintos territorios, es muy desigual.

A partir de ahora sin embargo y durante dos semanas en todo el territorio federal se prohíben reuniones en espacios públicos de más de dos personas, salvo que se vive en la misma casa. Incumplir esa norma podría suponer multas de hasta 25.000 euros. En el documento aprobado por el Gobierno federal y los "Länder" se habla de "tolerancia cero" con quienes no las cumplan.

Los cafés, restaurantes y pubs cierran en todo el país, salvo lo que ofrecen comida para llevar. Peluquerías, salones de belleza, salones de masaje, estudios de tatuajes y otros proveedores de servicios de higiene personal similares que tienen proximidad física afectados que cierran también.

No está previsto en cambio un cierre general de las tiendas o instalaciones de producción. "En todas las empresas, y especialmente en conexiones abiertas al público, es importante cumplir con las normas de higiene y aplicar medidas de protección para los empleados y los visitantes", recoge el comunicado.

"Hay que reducir absolutamente a mínimos todos los contactos", indicó Merkel ante los medios. Fiestas u otro tipo de celebraciones son "absolutamente inaceptables", pero debe seguir siendo posible el "camino al trabajo o al médico", así como practicar deportes individuales al aire libre. La canciller insiste en que son medidas acordadas por todos los "Länder", cuya implementación compite con los protocolos, y también en la necesidad de la población de medidas "compartidas" a escala nacional.

Sin embargo, no hubo acuerdo para la extensión del confinamiento estricto de la población a escala nacional, un sistema que ya se implementa en Baviera y otros "Länder" con alto número de contagios, pero al que se oponen algunos estados federados.

El líder de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, puede que no considere necesario el confinamiento, destaque que sí lo es salir al aire libre y lo fundamental es limitar los contactos, lo que implica el cierre de peluquerías o salones de masaje.

En medios alemanes se afirma que hubo una fuerte confrontación entre Laschet y Maskus Söder, su colega en Baviera, por lo que finalmente no hay tal un confinamiento a escala de todo el país.

Junto a la reunión con los líderes de los "Länder", la atención está centrada en las medidas económicas que prepara la gran coalición de Merkel para paliar los efectos de la pandemia.

Se espera que este lunes el Ejecutivo aborde un paquete de choque, se define en un Consejo de Ministros extraordinarios, seguido de otra sesión el miércoles y la entrada en el trámite parlamentario el viernes.

La televisión pública ARD avanzó ayer que la coalición de Merkel aprobó un nuevo endeudamiento de al menos 150.000 millones de euros. Otros medios doblan incluso esa cantidad.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias