spot_img
spot_img
martes, 28 de septiembre del 2021

Alemania despide a la superviviente del Holocausto Esther Bejarano

spot_img

Familiares, amigos y políticos alemanes despidieron hoy a la superviviente de campos de concentración Esther Bejarano con una emotiva ceremonia en la ciudad de Hamburgo.

La música y activista murió a los 96 años el 10 de julio pasado, tras una breve y grave enfermedad en Hamburgo, donde residía.

Pocas personas pudieron asistir a la ceremonia en la capilla del cementerio judío de Ohlsdorf, entre ellas la presidenta del Parlamento de Hamburgo, Carola Veit, el alcalde Peter Tschentscher y la secretaria de Estado de Berlín Sawsan Chebli. Cientos de personas siguieron la ceremonia desde afuera a través de una transmisión.

Con su excepcional compromiso, Esther Bejarano dio durante décadas importantes impulsos a la democracia, la cultura de la memoria y la igualdad de derechos en Alemania

Una enorme foto recordó a esta valiente mujer que luchó contra el extremismo de derecha y el racismo. En la capilla se podía ver el ataúd rodeado de velas encendidas y numerosas coronas de flores.

“Con su excepcional compromiso, Esther Bejarano dio durante décadas importantes impulsos a la democracia, la cultura de la memoria y la igualdad de derechos en Alemania”, afirmó Tschentscher durante la ceremonia.

“Honraremos su recuerdo y trabajaremos por seguir difundiendo su mensaje”, añadió. Veit subrayó: “Como superviviente de los campos de concentración de Auschwitz y Ravensbrück, brindó un importante trabajo educativo en escuelas y universidades”.

El actor alemán Rolf Becker recordó a su amiga con lágrimas en los ojos. “No retroceder nunca. Esther nos dio el ejemplo”, afirmó el actor de 86 años. Durante su vida, Bejarano recibió numerosas distinciones. 

Junto con su hija Edna y su hijo Joram, Bejarano fundó el grupo de música “Coincidence” a principios de los años 80, con canciones del gueto, judías y antifascistas.

En 2009 grabaron el CD “Per la Vita” con la banda de hip-hop de Colonia Microphone Mafia, que promueve el entendimiento entre culturas. En el último tiempo habían salido de gira juntos. En mayo de este año todavía dio una charla en la que recordó la quema de libros por parte de los nazis en Hamburgo.

Bejarano fue, entre otras cosas, presidenta del Comité Internacional de Auschwitz y presidenta honoraria de la Asociación de Perseguidos por el Régimen Nazi – Alianza de Antifascistas. “Tu lucha continúa”, decía en una corona de la Juventud Antifascista.

Bejarano nació el 15 de diciembre de 1924 en la ciudad alemana de Saarlouis, en el actual estado federado del Sarre.

Su padre era director de coro en la comunidad judía y la introdujo en el mundo de la música. Sus padres fueron asesinados por los nazis en Lituania en 1941. Bejarano fue deportada en 1943 al campo de exterminio de Auschwitz.

Sin saber tocarlo, levantó la mano cuando la orquesta de señoritas del campamento buscaba acordeonista. Así y todo, logró tocarlo. Esto le salvó la vida, como contó en su libro “Recuerdos” publicado en 2013 por la editorial Laika Verlag.

Tras la guerra, la joven emigró a Israel para vivir con su hermana Tosca. Allí conoció a su marido Nissim y tuvieron a sus hijos Edna y Joram. Al no estar de acuerdo con la política israelí contra los palestinos, la familia regresó a Alemania en 1960, aunque les resultó difícil volver al país de los responsables del Holocausto.

Los asistentes a la ceremonia acompañaron el ataúd hasta la tumba, donde Bejarano fue sepultada junto a su esposo Nissim, fallecido en 1999. Su hijo Joram pronunció el kadish, uno de los rezos principales de la religión judía. Bejarano deja dos hijos, dos nietos y cuatro bisnietos.

spot_img

También te puede interesar

Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
spot_img

Últimas noticias