spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 29 de julio del 2021

Agricultores salvadoreños aseguran estar en crisis por masiva importación de granos básicos

Las medidas de importación del MAG perjudicaron a los productores locales, porque se cayó el consumo y el precio se abarató a niveles no rentables.

spot_img

La Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Campo) solicitó al sector público y privado que se le apueste al cultivo de granos básicos, para poder menguar el duro golpe generado al sector por la pandemia del Coronavirus.

“Consideramos que el presidente de la República, por medio del Ministro de Agricultura y Ganadería, no puede seguir promoviendo las importaciones de granos básicos para el consumo humano. Al contrario, debería estar promoviendo e incentivando la producción nacional, para así garantizar la seguridad alimentaria del país”, señaló Campo.

La organización sostuvo, que desde que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) anunció en 2020 que importaría alimentos, alertaron que las medidas perjudicarían a los productores locales porque se cayó el consumo y el precio se abarató a niveles no rentables.

Los agricultores recuerdan que para el ciclo 2020-2021 se obtuvo una producción récord que podría superar los 25.2 millones de quintales de granos básicos, según las mismas estimaciones del MAG. Es decir, que lo producido el año pasado será suficiente para suplir la demanda nacional en este 2021.

Según Campo, se espera una producción de maíz por arriba de los 19.25 millones de quintales en el ciclo 2020-2021, unos 1.95 millones (el 11.3 %) adicionales a los 17.29 millones reportados en el ciclo anterior. Serían suficientes para satisfacer la demanda de 18.9 millones.

Los cultivos de frijol dejarían una producción cercana a los 2.88 millones de quintales, arriba de los 2.4 millones de quintales que demanda el mercado local.

Por otra parte, advirtió que el sector de cereales se encuentra en crisis y pidió al Gobierno detener las importaciones de granos básicos.

En este sentido,  los cooperativistas dijeron que de este sector dependen más de 345,000 familias salvadoreñas y se encuentra en crisis, porque por años “ha sido desatendido” con acceso a financiamiento bajo el argumento de baja rentabilidad y alto riesgo de pérdida

La gremial, que representa a 125,000 productores aglutinados en asociaciones y federaciones dedicadas a actividades agropecuarias, destacó que el sector está marcado por “falta de competitividad, rendimiento y enmarcado en una visión política electoral asistencialista por parte del Gobierno central”.

Los miembros de la organización recordaron que el año pasado se realizaron importaciones “masivas de alimentos”, principalmente a México, en el marco del programa de entrega de paquetes de alimentos que el Gobierno ejecuta como medida para mitigar el impacto de la pandemia del covid-19 en las familias salvadoreñas.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias