spot_img
spot_img
miércoles, 27 de octubre del 2021

A juicio sujeto acusado de asesinar a su esposa doctora en Santa Ana

Fiscalí­a dice que podrí­a enfrentar condena de entre 30 y 50 años; además se le acusa de fraude procesal

spot_img

El Juzgado Especializado para una vida libre de violencia y discriminación para las mujeres de Santa Ana, envió a juicio en las últimas horas a Denys Edenilson Suárez, de 35 años, luego de concluida la audiencia Preliminar, por los delitos de Feminicidio Agravado, en perjuicio de su compañera de vida, la doctora Rosa Marí­a Bonilla Vega y Fraude Procesal.

La jueza decretó Apertura a Juicio, admitió toda la prueba en ambos delitos, y mientras tanto continuará en prisión hasta la siguiente fase, según informó Graciela Sagastume, oordinadora de la Mujer de la Dirección Nacional de la Mujer, Niñez, Adolescencia, Población LGBTI, y otros grupos en condición de Vulnerabilidad, de la Fiscalí­a General dela República (FGR).

Lea también: Capturan a esposo de doctora que murió en hecho confuso

De acuerdo con información de la FGR, toda la evidencia admitida demuestra que el imputado Denys Suárez, es responsable de asesinar a golpes a su esposa, el 23 de enero de 2018, en el interior de la vivienda que ambos compartí­an en la colonia Bariloche, de la ciudad de Santa Ana; además de comprobarse que el sujeto intento alterar la escena del delito.

La fiscal Sagastume explicó que Denys Suárez, podrí­a enfrentar una condena entre los 30 y 50 años de cárcel, por el delito de Feminicidio Agravado, en perjuicio de su compañera de vida; además, se le acusa de Fraude Procesal, por tratar de encubrir los hechos, delito por el que puede recibir una pena entre los dos a 10 años de prisión, condena que se acumularí­a a la primera, ya que la FGR está trabajando un concurso real de delito.

El asesinato de la doctora Bonilla, ocurrido el 23 de enero de este año, generó indignación en la opinión pública, debido a que su esposo la llevó al Seguro Social, argumentando que se habí­a caí­do de las gradas de su casa, cuando, según fuentes policiales, los médicos diagnosticaron golpes y afectaciones hechas por alguien, y no ocurridas en un accidente.

El detenido intentó borrar las manchas de sangre de su casa, y botó sábanas ensangrentadas cerca de su casa, las cuales fueron encontradas por agentes policiales.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias