spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

80 policí­as detenidos en lo que va de 2016

La mayorí­a han sido detenidos por ví­nculos con pandillas e introducción de ilí­citos en penales, según investigaciones de la FGR

spot_imgspot_img

El director de la Policí­a Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, confirmó que en lo que va de 2016, se ha capturado a 80 agentes policiales por estar vinculados a diferentes actividades delictivas, como la extorsión, hurto y sicariato.

“Las capturas son el reflejo de los proceso de investigación y la capacidad de las instancias de control interno de la PNC; Aún seguimos en deuda con limpiar la institución policial a pesar de todo el éxito que se ha tenido, tenemos que fortalecer aún más nuestras unidades de fiscalización internas”, dijo el director.

Según fuentes oficiales, en 2015 fueron capturados 339 agentes por el cometimiento de diferentes ilí­citos.  En 2014, los capturados fueron 56, la mayorí­a por vinculaciones con grupos pandilleriles.

El 13 de mayo de 2016 la PNC capturó a ocho agentes policiales acusados de cometer delitos como tráfico de objetos prohibidos en centros penitenciarios del paí­s y agrupaciones ilí­citas, según investigaciones de la Fiscalí­a General de la República (FGR); los policí­as fueron detenidos junto a 17 pandilleros de la 18 revolucionarios. (Vea nota).

Asimismo el 6 de mayo, el cuerpo policial detuvo a seis agentes policiales junto a 15 personas más, acusados de pertenecer a un grupo de exterminio que operaba en la zona de Lourdes y Santa Tecla. Los implicados cumplen prisión provisional por cinco meses, mientras dura el proceso de Instrucción. (Vea nota)

“Hemos sido contundentes con el crimen y hemos dado muchos resultados; eso no quiere decir que los miembros de la Policí­a tiene carta abierta para hacer lo que se le ocurra y por la participación que se tiene en contra de los delincuentes, no vamos a dejar de apuntar hacia aquellos policí­as que están participando del crimen”, explicó Cotto.

El regente enfatizó sobre la necesidad de depurar la institución policial para que sus miembros sean represores del crimen; y no hechores.

Investigaciones de la Fiscalí­a General de la República (FGR), de 2014 y 2015, detallan que la mayorí­a de agentes dotaban de uniformes policiales a las pandillas, introducí­an teléfonos celulares y demás ilí­citos a penitenciarias y proporcionaban información sobre operativos.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias