domingo, 23 junio 2024

10 fallecidos. Julia se disipa en el Pacífico

¡Sigue nuestras redes sociales!

10 fallecidos por Tormenta Julia confirma Juan Carlos Bidegain. Los remanentes se disipan al Océano Pacífico. DGCP reporta inundación en viviendas y huertos aledaños a Río Grande de San Miguel.

Por Alessia Genoves


10 salvadoreños han perdido la vida”, lamentó el titular de Ministerio de Gobernación, Juan Carlos Bidegain. El registro oficial de decesos, y pérdidas materiales responde a las observaciones que las instituciones del Sistema Nacional de Protección Civil han reportado, en el tránsito de los remanentes que en su momento fueron la Tormenta Tropical Julia.

El Estado de Emergencia establecido por la Asamblea Legislativa, desde el pasado domingo 9 de octubre, aún permanece vigente. “Suelos saturados” y altas probabilidades de “deslizamientos y derrumbes” son un pronóstico establecido por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn), en zonas calificadas por una Alerta Roja o Alerta Naranja; ambas con expectativas de un 60% a un 80%.

Entretanto, los remanentes de Julia se disipan en el Océano Pacífico. Sus vientos han reducido de intensidad; sin embargo, su interacción con las masas oceánicas, y el flujo del viento de la zona de convergencia intertropical, elevan a menos de un 40% las probabilidades de formación ciclónica, según lo informa el Centro Nacional de Huracanes (NHC). La dirección del cuerpo meteorológico es la franja costera de México, habiendo hecho contacto con regiones como Oaxaca y Chiapas, a su tránsito por Centro América.

Impacto

10 personas han perdido la vida, según lo informa Bidegain. El titular detalla que 5 de éstos eran civiles, cuyos cuerpos fueron localizados durante las labores de evacuación. También informa que los cuerpos de las otras 5 víctimas responden a personas con cargos de soldados, en labores operarias y de rescate.

2,097 personas han sido desplazadas a centros de albergue, durante la vigencia del Estado de Emergencia, hasta las últimas horas. La Dirección Nacional de Protección Civil (DGCP) detalló que el destino de los refugiados tiene lugar en los 85 centros de albergue habilitados, en suma de otros “90 albergues preventivos a nivel nacional”.

En la Sesión Plenaria Ordinaria N.º 76, el presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro, solicitó un minuto de silencio, en memoria de las personas fallecidas en los incidentes meteorológicos. Particularmente, mencionó a los cinco soldados “de la Primera Brigada de Infantería de la Fuerza Naval en El Salvador, quienes fallecieron el día de ayer, en el cumplimiento de su deber”:

  1. Infante de Marina, Carlos Rolando Méndez Salama
  2. Infante de Marina, Sergio Balmore Infante Morales
  3. Infante de Marina, Héctor Rolando Rivas López
  4. Infante de Marina, Carlos Ernesto Pérez Valencia
  5. Infante de Marina, Mario García Piecho

En última, la Asamblea Legislativa llevó a la Sesión Plenaria Ordinaria Nº 76 un dictamen favorable, con dispensa de trámite, para emitir un pronunciamiento, en memoria de las víctimas mortales, de los hechos meteorológicos.

Las inundaciones han sido múltiples, especialmente en las zonas de la región oriental del país. En lo particular, la DGCP reportó que varias de las hectáreas, colindantes con el Río Grande en San Miguel, fueron inundadas, tras un desbordamiento.

Remanentes de Julia

Los vientos remanentes de Julia se desplazan desde el sur al centro de México. El sistema de lluvias tiene menor intensidad, pese a su contacto con el océano. Sin embargo, a Julia se aproxima otro sistema de lluvias que, según la NHC, tiene probabilidades de formación ciclónicas de hasta un 80%. Ésta última, ahora tiene contacto la Bahía de Campeche, y con el Golfo de México.

El Salvador, entretanto, apenas tiene la presencia de una alta carga de nubosidad, con cielos parcialmente nublados. Sin embargo, el titular del Marn, Fernando López, asegura que el país todavía se encuentra bajo la influencia de corrientes de lluvia que se encuentran desde ambos océanos, limítrofes de Centroamérica. También recuerda que “el hecho de que la tormenta haya sido degradada a Depresión Tropical, que ya no sea huracán, no significa que no hay impactos. Hemos tenido precipitaciones en el 100% del territorio nacional”.

El pronóstico ambiental, entretanto, responde a que “las probabilidades de que suceda cualquier cosa son altas”, según lo indicó López. De hecho, el Observatorio Ambiental establece un sistema de Alerta Estratificada. La Alerta Roja se ha disipado en al menos 21 municipios de todo el país, con “alto riesgo para las personas que transitan por carreteras de montaña” y con “flujos de escombros y/o lahares de gran magnitud”, con probabilidades de ocurrencia desde el 80% al 100%. Los municipios son.

  1. Conchagua, La Unión
  2. San Jorge, San Miguel
  3. Chinameca, San Miguel
  4. Santiago de María, Usulután
  5. Tecapán, Usulután
  6. San Francisco Javier, Usulután
  7. Berlín, Usulután
  8. Tepetitán, San Vicente
  9. Guadalupe, San Vicente
  10. Verapaz, San Vicente
  11. Panchimalco, San Salvador
  12. Huizucar, San Salvador
  13. San Salvador, San Salvador
  14. Mejicanos, San Salvador
  15. Nejapa, San Salvador
  16. Santa Tecla, La Libertad
  17. Quezaltepeque, La Libertad
  18. Colón, La Libertad
  19. Comasagua, La Libertad
  20. Santa Ana, Santa Ana
  21. Apaneca, Ahuachapán

Si bien, la Alerta Roja se ha disipado, la Alerta Naranja identifica a la mayoría de los municipios del territorio nacional. De hecho, en éstas zonas, las probabilidades llegan hasta el 100% en los escenarios de “anegamientos de grandes extensiones de terreno, crecidas repentinas y desbornamientos de ríos y quebradas e inundaciones urbanas provocando daños a infraestructura y la movilidad”. Pero, el pronóstico se reduce hasta el 60% en los riesgos al tránsito de las carreteras de montaña; y también se prevén “múltiples deslizamientos y caídas de rocas”, con afecciones a la infraestructura, vivienda y salud pública.

La Alerta Amarilla y la Alerta Verde sólo se reserva en la menor parte del territorio nacional. De acuerdo con el NHC, en las regiones de Alerta Amarilla, existe hasta una 100% de probabilidades de “anegamientos temporales de terrenos y vías de comunicación, crecidas repentinas ocasionando desbordamiento de ríos y quebradas e inundaciones”. Mientras que en las de Alerta Verde, llegan hasta el 60% las probabilidades de “caída de ramas, árboles y vallas” que pueden llegan a interrumpir las actividades cotidianas.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias