spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Vulnerabilidad ambiental: tema de vida y muerte

Representantes de diversos sectores expresaron la importancia de generar diálogo y acuerdos con relación a la vulnerabilidad en materia ambiental y efectos del cambio climático

spot_img

Alrededor de medio de millón de familias salvadoreñas continúan habitando en condiciones inadecuadas, sumado a la vulnerabilidad a las que se encuentran expuestas por los efectos del cambio climático que año con año son más sensibles a nivel global.

El dato fue revelado por Claudia Blanco, directora ejecutiva de la Fundación Salvadoreña de Desarrollo y Vivienda Mí­nima (FUNDASAL), en el marco del conversatorio "Acuerdos de paí­s sobre sustentabilidad ambiental y vulnerabilidad.

Según Blanco, “las condiciones en las que habitan ese medio millón nunca permitirá el desarrollo del paí­s” considerando que las afectaciones de la vulnerabilidad combinada con los efectos del cambio climático, “se pueden vivir y respirar” y continúan afectando ejes fundamentales para una vida digna como la economí­a que ya representa una desventaja para muchos sectores.

De acuerdo con la experiencia de FUNDASAL en el tema de vulnerabilidad ambiental es clave el ordenamiento territorial.

“El salvador y las ciudades no pueden seguir pensando en la expansión ilimitada (…) no somos un paí­s pobre, somos un paí­s que desperdicia sus recursos. Estamos convencidos que un trabajo fuerte sobre cambio climático es hacer ciudad sobre la ciudad. Hay que hacer de los espacios, espacios eficientes”, explicó Blanco.

En el conversatorio también participó como representante del sector empresarial, Carlos Calleja, quien sostuvo que la vulnerabilidad ambiental a la que se enfrenta El Salvador y el mundo entero es un tema “de vida o muerte” pues está í­ntimamente vinculado con la sobrevivencia del planeta.

Sobre el impacto del cambio climático dijo que, aunque el paí­s no genera daños al ambiente en la misma medida que otros, el impacto está latente.

“Somos de los que más sufrimos. Nosotros vimos el impacto de la sequí­a y vimos que los más vulnerados son los que menos tienen. Si no trabajamos cada uno desde su trinchera y de una forma articulada no vamos a tener éxito”, acotó.

Recordó que el paí­s se enfrenta a una realidad de desafí­o y uno de los elementos que representa un obstáculo para la resolución de conflictos es la “polarización”.

En su intervención remarcó que el paí­s continúa sin lograr el suficiente crecimiento económico, se sigue produciendo poca inversión y no se generan los suficientes empleos. Pese a los problemas que calificó “monumentales”, dijo que no se lograran atender si no se enfrentan como paí­s.

Por su parte la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, manifestó que hay avances sustanciales considerando que se ha logrado posicionar el tema ambiental y ya es señalado por el agricultor, el sector bancario, activistas y otros sectores claves en la dinámica social.

Pohl enfatizó en coincidencia con Calleja, que el tema de vulnerabilidad entra en todos los ámbitos de la vida nacional y que la situación ambiental no sólo es grave para el paí­s sino también para el planeta.

“Revertir la degradación ambiental y hacer frente a los efectos del cambio climático, es un trabajo en conjunto (…) si el tema ambiental no logra permeabilidad a los sectores la acción del Gobierno se hace difí­cil.”, dijo.

spot_img

También te puede interesar

Ileana Corado
Sección: Economía
spot_img

Últimas noticias