Por: Alessia Genoves

Mas del 60% de los salvadoreños ha declarado su rechazo a los intercambios comerciales por Bitcoin, y a la recepción de la criptodivisa como forma de pago salarial, de acuerdo con la última encuesta elaborada por la revista Disruptiva de la Universidad Francisco Gavidia. Los hallazgos, sin embargo, demostraron que más del 46% de los encuestados no están informados sobre el tema; y que, por tanto, desconocen los beneficios de la criptodivisa.

Los resultados de la encuesta revelaron, asimismo, que el dólar sigue siendo la moneda predilecta por la población salvadoreña, en el 95% de casos; mientras que sólo el 1% tiene predilección por el Bitcoin. Además, demostraron que un 77% de la población tiene acceso a internet y a dispositivos inteligentes para informarse y disponer de la moneda virtual, pero que sólo el 24.7% realmente reconoce que el uso de la aplicación no es complejo.

Según el investigador de la UFG, Oscar Picardo Joao, la investigación y sus hallazgos “es un estudio valioso, desde el punto de vista técnico, que puede servir para los tomadores de decisiones, y para conocer qué opinan los ciudadanos salvadoreños”.

El 46% desconoce del Bitcoin

Uno de los principales aspectos que definen a los salvadoreños en la encuesta ha sido la asimilación de la información en el tema del Bitcoin, la criptomoneda adoptada por El Salvador como activo de curso legal, en paridad con el dólar estadounidense, desde el pasado 21 de junio. Este criterio se manifiesta en un predominante 52.9% de salvadoreños que declaran conocer “algo” o “mucho” del tema, frente a un 46% que no conoce “nada” del mismo.

Los resultados de la encuesta también demostraron que a penas el 19.4% de los salvadoreños consideran que definir al Bitcoin como una moneda de curso legal es una propuesta “acertada”, dato que contrasta con el otro 55.5%, cuya valoración es contraria; es decir, “la ve de una forma negativa”, en palabras de Picardo.

La Ley del Bitcoin define a la empleabilidad del bitcóin como una alternativa para garantizar la inclusión financiera, en un país en el que más del 77% de la población no dispone de una cuenta bancaria. En contraste con los datos, la encuesta sólo reflejó a un 60% de salvadoreños que no disponen de una cuenta de ahorro; y que sólo el 67.5% dispone de una tarjeta de operaciones financieras.

La investigación, además, pretendía deducir la brecha digital de los salvadoreños para el uso, la gestión y administración de su dinero a través de la Chivo Wallett”, la aplicación para gestionar el uso del bitcoin, que es exclusiva para los salvadoreños. Al respecto, una mayoría del 75% respondió tener smartphone, además de contar con computadora o tablet; dato que contrasta con el 23.3% de los salvadoreños que negaron contar con dispositivos inteligentes para acceder. Mientras tanto, otro 77% declaró contar con acceso a internet, frente a otro 24.% que declaró lo contrario.

Sobre el uso de la aplicación, a penas el 24.7% de los salvadoreños declaró que “es fácil de usar”, en contraste de otro 28.4% que considera que el mecanismo es “muy complicado”; mientras que 44.4% habría declarado no haber visto la cadena. Sin embargo, la interrogante no amplió otros opciones de respuesta para constatar otras de las alternativas con las que la población podía informarse, como las redes sociales, noticias o periódicos.

La Ley del Bitcoin expresa que “todo agente económico deberá aceptar Bitcoin como forma de pago”, pero que, a su vez,“quedan excluidos (…) quienes por hecho notorio y de manera evidente no tengan acceso a las tecnologías que permitan ejecutar transacciones en bitcóin. El Estado promoverá la capacitación y mecanismos necesarios para que la población pueda acceder a transacciones en bitcóin” (art. 12).

Sin embargo, la encuesta revela que un 68.4% de los encuestados no conocen la normativa que regula el Bitcoin, porcentaje que contrasta con el 31.2% que declaró conocer de la misma.

Más del 60% no quiere pagos en Bitcoin

El desconocimiento de la posición de la moneda en la economía salvadoreña se ve reflejado, incluso, en la definición de ingresos. Según la encuesta, el 67.14% de la población no está dispuesta en recibir pagos en Bitcoin, dato que contrasta con un 24.29% que sí los recibiría y otro 3.9% que sería indiferente de recibir pagos en la criptodivisa, o en forma de dólar estadounidense.

La encuesta asume el hecho de que los comercios “estarán obligados a aceptar estas criptomonedas”, dato que ha sido negado por el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, pero que ha sido contradicho por el titular del Ministerio de Hacienda, Alejandro Zelaya: Cunado el Estado haya proveído de la Wallet, haya proveído de capacitaciones, haya proveído de todo el andamiaje, entonces, todos deberemos aceptarlo, el uso del Bitcoin como tal”.

Pero la aceptación, dice la ley, que prácticamente todos lo tenemos que hacer”, reafirmó Picardo. En efecto, la Ley del Bitcoin, de tan sólo 2 páginas, declara quetodo agente económico deberá aceptar bitcoin como forma de pago cuando así le sea ofrecido por quien adquiere un bien o servicio” (art. 7), que, sin embargo, exceptúa a quienes no cuenten con las tecnologías para acceder, en el artículo 12 de la ley.

Respecto a la interrogante, los resultados demostraron que un mayoritario 60% esta consciente de que los comercios estarán obligados a aceptar el Bitcoin, con diferencia de otro 38% que “no lo sabía”. Para dar respuesta a esa posición, sin embargo, la encuesta constata que un 44.7% de la población no estaba informada de la distinción del el “aceptar” y el “recibir” la criptomoneda, tal y como lo explicaba el presidente en la cadena nacional del pasado 24 de junio. A este dato se sumaría otro 20% que desconocía esa distinción. Un minoritario 33.9% haría la diferencia, al declara haber “entendido” el mensaje.

Pero, tal y como lo expresó Bukele, “el uso del bitcoin será opcional”. De acuerdo con el artículo 2 de la ley,el tipo de cambio entre el bitcoin y el dólar de los Estados Unidos de América (…) será establecido libremente por el mercado”, Bukele explica que “no será establecido por el gobierno. Además, el artículo 3 de la ley, “todo precio podrá ser expresado en bitcoin”. Bukele detalla que “no hay obligación de expresar ningún precio en Bitcoin, pero podrá haber un comercio, algún negocio que libremente decida expresarlo en bitcoin”.

Más el 60% no quiere salarios en Bicoin

Otro de los resultados de la encuesta remarca que más del 64% de la población declara “no estar dispuesta” a recibir el Bitcoin como remuneración salarial, posición que contrasta con el escaso 16.6%, que afirma “estar dispuesta”.

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es image-5.png

La respuesta anterior de los salvadoreños se explica, asimismo, por los riesgos conocidos por el uso de la criptomoneda. En la encuesta, más del 65.4% declaró ser consciente del riesgo de la “volatilidad” en del Bitcoin, mientras que el 33.7% minoritario desconoce del riesgo. En adición, un mayoritario 71.3% declaró desconocer el precio del Bitcoin en la última semana. Hasta el día de ayer, el valor fue de $33,878.50 dólares, cifra que aproxima a los $30 mil, y dato que fue acertado por sólo el 18.2% de los encuestados: el resto lo definió de forma errónea.

Imágen extraída del sitio de CoinMarketCap.

La Ley del Bitcoin no amplía detalles sobre la obligación empresarial para el otorgamiento de remuneraciones salariales con Bitcoin, pero deja la posibilidad de que e “todas las obligaciones en dinero expresadas en dólares, existentes con anterioridad a la vigencia de la presente ley, podrán ser pagadas en bitcóin” (art. 13). Sin embargo, establece que “para fines contables, se utilizará el dólar como moneda de referencia” (art. 6), por lo que no existirían riesgos en la reducción salarial a causa de la depreciación del valor de la moneda.

El desconocimiento de la criptodivisa también se relaciona con la predilección del dólar estadounidense, divisa que, según la encuesta, es valorada por el 95% de salvadoreños, frente al 1% que prefiere al Bitcoin, y a otro 3.2% que tiene mayor afinidad por otra moneda, dato último que no amplió la encuesta.

El dólar también sigue siendo la moneda preferida para la recepción de remesas, con un mayoritario 82.8% de salvadoreños que así lo declaró. El bitcóin, por contraste sólo respondió a la preferencia del 5.3% de los encuestados; mientras que otro 10.4% es indiferente al tipo de moneda.