spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

Salvadoreños muestran rechazo a negociaciones de políticos con pandilleros

Los ciudadanos se encuentran convencidos de que es necesario castigar a cualquier persona que negocie con estructuras delincuentes para obtener un beneficio propio.

spot_img

Los resultados registrados en un sondeo realizado por el Diario Digital ContraPunto, arrojaron que la población salvadoreña se mantiene firme en su postura de rechazo a las negociaciones de políticos con pandillas para obtener beneficios, entre ellos, los electorales.

Esto luego, que el 82.5%  en contra de estas acciones al responder la pregunta: ¿Consideras que las negociaciones con las maras con actos delictivos o acciones políticas?

La interrogante luego que la justicia salvadoreña pusiera en el banquillo de los acusados al menos seis exfuncionarios y funcionarios por ser captados sosteniendo conversaciones con los miembros de estructuras delincuenciales.

Por su parte, el 15.6% consideran que son acciones políticas, por lo cual estiman que debe ser para te de alguna estrategia gubernamental. El resto de participantes desconoce sobre el tema.

Políticos serán procesados

Días atrás, el Tribunal Segundo de Paz ordenó que los seis políticos señalados de negociar con las pandillas en las elecciones de 2014 y 2015, serán procesados con medidas sustitutivas a la detención por estar acusados de los delitos de los delitos de agrupaciones ilícitas y fraude electoral.  

Los acusados son: Arístides Valencia, Benito Lara, Wilson Alvarado, Raúl Mijango, Ernesto Muyshondt  y Paolo Luers.  Mientras tanto, el exalcalde de Ilopango, Salvador Ruano, fue sobreseído de los cargos por haber fallecido años atrás. 

Como fianza, el Ministerio Público  solicitaba que cada uno de los implicados pagara $100 mil, pero la jueza dijo Muyshond, Valencia y Lara deben pagar $10 mil. Mientras que Alvarado y Luers deberán pagar como fianza $5 mil.

En el caso de Muyshondt, Alvarado y Valencia no tienen restricciones de salir en el exterior pero deben presentarse cada 15 días en el tribunal.  De igual forma Lara y Luers pero ellos no pueden salir del país.

En este caso también se menciona al diputado, Norman Quijano, pero la Fiscalía debe esperar a que se le retire el fuero para iniciar un proceso judicial en su contra.

Revelaciones sobre este proceso judicial

Producto a este caso, se ha filtrado detalles del caso donde destaca una cantidad económica de $671 mil que el FMLN y ARENA habrían entregado en el mencionado periodo.

En este sentido, la documentación fiscal indica que el tricolor habría destinado un total de $280 mil a diferentes grupos terroristas, que se dividen en un depósito de $100 mil para las elecciones presidenciales de 2014 y $138 mil para las votaciones de alcaldes y diputados de 2015. Por su parte, los izquierdistas entregaron un total $433 mil pero no se definió de cuanto fue la entrega en cada proceso electoral.

En este sentido, el partido rojo realizó al menos seis entregas de dinero a la MS-13 para las elecciones de 2014, siendo la primera de 25 mil dólares, 24 mil 500 dólares, 35 mil dólares, 25 mil dólares, 5 mil dólares, 35 mil dólares y 7 mil dólares.

Ademas, los pandilleros habrían recibido  “bono” de $5 mil, que fueron entregados en el local del 1316, por ayuda para que las personas de las comunidades votaran por ellos y que llevó a la victoria a Salvador Sánchez Cerén.

Descubren como se desarrollaron las reuniones

Por otra parte, la FGR indica que el enlace entre los criminales y miembros del instituto derechista fue el exalcalde de Ilopango con el afán de ayudar en la elecciones que competía Norman Quijano.

La primera reunión fue registrada en un sector del Lago de Ilopango, donde llegó el ahora alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, quien les dijo a los mareros que iba en nombre del COENA.

Esta junta sería la que publicó el periódico digital El Faro en 2016, donde se puede ver a Muyshondt con Ruano, negociando con un grupo de delincuentes.

Según la información, los políticos le habrían hablado al entonces presidente del COENA, Jorge Velado, donde el exedil dijo: “Don Jorgito aquí estoy con los muchachos, pero lo voy a poner en altavoz porque no me creen, ya que solo bolo ando, explíqueles usted que no es cosa mía sino del partido, que la misión que tenemos es ganarle a los terengos”.

Por lo que el exhombre fuerte de los derechitas respondió: “Por dinero no había problemas, que si ellos (los pandilleros) garantizaban que podían hacer el milagro, iban a tener más que eso, iban a tener un aliado”.

Luego de un par de minutos, Ruano pidió que no siguieran la llamada registrada en 2014, porque podían estar intervenidos los teléfonos.

Según la documentación fiscal, esta reunión habría terminado en acuerdo por lo que hicieron efectiva la entrega de $100 mil que fueron pactados, por lo que  habrían sido entregados por el columnista de El Diario De Hoy, Paolo Lüers, para que los pandilleros movieran sus estructuras en favor de Quijano.

De estos señalamientos, no se libra el expresidente de la Asamblea Legislativa, debido a que en un video se le puede ver hablando con miembros de la pandilla 18 y de la MS, entre ellos,"Snyper", el "Chivo de Centrales" y el “Cisco” de Tecla; esto para ofrecerles dinero a cambio de recibir su respaldo de sus estructuras en las votaciones, que finalmente salió victorioso el efemelenista, Salvador Sánchez Cerén.

Por si fuera poco, Muyshondt fue grabado haciendo la entrega de $138 mil y no $69 mil como se dijo en un inicio, esto para poner la balanza a favor de ARENA en las elecciones de 2015.

En cuanto a los efemelenistas se habrían reunido en al menos 13 ocasiones con los delincuentes. Una de estas juntas se habría registrado en la Asamblea Legislativa en octubre de 2013, donde el exministro de Seguridad y exdiputado, Benito Lara, les sugirió a los sujetos que era necesario cambiar el término de “Tregua” a “Proceso de Pacificación”.

En otra reunión además de Lara, estuvo el exministro de Gobernación Arístides Valencia, con otras figuras de peso en la interna efemelenista: José Luis Merino y Medardo González, quienes dijeron a los pandilleros que se iba a quitar a la empresa ALIPRAC como proveedora de alimentos y que con la empresa Alba Alimentos iban a proveer la comida.

Asimismo, prometieron que Ricardo Perdomo ya no sería ministro de Seguridad.  Plantearon el uso de brazaletes electrónicos para que pandilleros salieran de prisión. Ofrecieron inversión de  $100,000 en los lugares donde las pandillas no se agredían, conocidos como “municipios santuarios”.

Valencia también les habría ofrecido $10 millones  para la inversión en maquilas, agroservicios, plantaciones de café, zapaterías, tiendas, bazares, fábricas y en almacenes, con el fin de que se alejaran de las extorsiones.

“Miren, nosotros en ese sentido somos respetuosos y el partido sabe que estamos reunidos con ustedes, además el profesor Sánchez Cerén, dio la autorización para que nos reuniéramos con ustedes”, dijo en una reunión Benito Lara, exministro de Seguridad, de acuerdo con la Fiscalía. Y en otra ocasión Arístides Valencia les dio “un abrazo y saludos del profe”.

En las reuniones habrían estado Lara y Valencia con “El Chivo de Centrales”, “El Sisco de San Cocos”, “El Little”, “Triste o Mongo de Villa Mariona” y “Noé”.

A pesar de que los testimonios recabados por los fiscales revelan que José Luis Merino y Medardo González se reunieron y negociaron con pandilleros, la Fiscalía no acusa a ninguno. Tampoco   al obispo anglicano Martín Barahona, que, según las investigaciones, prestó la iglesia para las reuniones y estuvo presente, en San Salvador.

Antes de concretar el apoyo de los institutos políticos, el exguerrillero y columnista de El Diario de Hoy Paolo Lüers y el exguerrillero, Raúl Mijango, se reunieron con varois sujetos a quienes dijeron: "ARENA está dispuesta a tener más diputados a toda costa". Y acordaron: $225 mil para MS y $225 mil para el Barrio 18.

 El dinero habría llegado completo a las pandillas porque Mijango y Lüers, se quedaron con parte de él y argumentaron que “nosotros también tenemos que comer”.

Ordenan investigar a exfuncionarios y políticos

El juez Especializado de Sentencia “A” de San Salvador, Godofredo Salazar, entregó la sentencia escrita a las partes del caso denominado «Operación Cuscatlán», con la cual ratificó la condena de 373 mareros a penas que van desde 4 a 74 años de prisión, a la vez instó a la Fiscalía General de la República (FGR) a investigar a los políticos y exfuncionarios que fueron grabados en video negociando con delincuentes, para obtener favor electoral en las votaciones presidenciales de 2014 y en las de alcaldes y diputados de 2015.

El juzgador ordenó investigar a: Mauricio Funes, Norman Quijano, Salvador Sánchez Cerén, Arístides Valencia, Benito Lara, David Munguía Payés, Wilson Alvarado, Paolo Lüers, Jorge Velado, Ernesto Muyshondt, Ernesto Ángulo, José Luis Merino, y Medardo González.

A finales del año pasado, el juez permitió que se vieran varios vídeos, que fueron develados en su momento por el testigo criteriado, con clave «Noé» exmiembro de la Mara Salvatrucha; donde aparecen políticos y exfuncionarios en negociaciones con pandillas, tales como Muyshondt, Quijano, Valencia y otros.

Además de ellos, el juez ordena investigar varias administraciones de alcaldías entre ellas la de San Salvador, en el periodo administrado por el ahora presidente, Nayib Bukele.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias