spot_img
spot_img
miércoles, 27 de octubre del 2021

Salvadoreña en Italia: “estamos en una guerra en la que no podemos defendernos”

Actualmente, Italia registra más de 62 mil casos activos de Coronavirus y más de 8,200 muertos, entre éstos, un salvadoreño

spot_img

Berenice Hernández es una salvadoreña que llegó a la ciudad de Milano, en Lombardía, Italia, hace diez meses. Jamás se imaginó que las esperanzas de un nuevo hogar vendrían acompañadas con la preocupación de enfrentarse, más de cerca, a un virus que está causando la muerte de miles de personas alrededor del mundo.

Lombardía es, por ahora, el epicentro de la pandemia del COVID-19 en Italia. Solo en esta ciudad, se ha registrado el 41.2% del total de contagiados en ese país europeo.

Desde su cuarentena domiciliar, Hernández decidió hablar,a través de un FACEBOOK LIVE con la Organizacion Juvenil JovenGo, sobre cómo nacionales y extranjeros están viviendo esta situación en un país que, actualmente, registra más de 62 mil casos activos de Coronavirus y más de 8,200 muertes, entre éstas, la de un salvadoreño. 

¿Cómo se vive personalmente la situación por el COVID-19 en Italia?

No es nada fácil. Sobre todo, porque uno está lejos de su familia. Saber que si te da el Coronavirus no podés hablar con ellos, no te podrán ver y saber que uno está solo. Es una situación muy difícil. Pensar que ni siquiera podrían velarte porque en Italia están llevando a los fallecidos a cremarlos directamente, porque ya no hay espacio para enterrar a nadie.

¿Cómo se percibe el ambiente? ¿Qué tipo de mensajes están transmitiendo las autoridades?

Pues al principio no se le tomó mucha importancia. Pero ahora hemos llegado a tener hasta 793 muertos en solo 24 horas y es muy difícil escucharlo en las noticias. En todos lados se habla solo de eso, porque aunque Italia es un país poderoso, que tiene salud de primer mundo, grandes hospitales, esta enfermedad los está doblegando, al punto de que han decidido dejar morir a las personas mayores de 70 años porque ya no hay suficientes aparatos médicos, ya no se puede hacer nada por ellos. Todo está saliéndose de control.

¿Se están respetando las medidas de prevención que han impuesto las autoridades?

Pues la cuarentena al principio no era obligatoria y nadie hacía caso y por es el virus empezó a propagarse. Por ahora quedarse en casa es una obligación y si salimos sin ninguna justificación los policías te agarran y te ponen multas hasta por 4 mil euros y te pueden llevar a la cárcel hasta por 12 años. Pero aún así hay gente que sigue saliendo.

¿Aún gente saliendo?

Sí, por ejemplo, hoy puedes solo salir si vas al supermercado, a la farmacia o al hospital, pero para todo tienes que presentar tu documento y una carta o receta médica, pero hay gente a la que no le importa y sigue saliendo.

¿Qué han dicho las autoridades al respecto?

Pues ya que los casos no se detienen, las autoridades dijeron estos días que si la situación se alarga más, la cuarentena que habían declarado hasta el próximo 3 de abril, podría prolongarse hasta el 31 de julio porque son demasiados contagiados.

¿Cómo se vive esta cuarentena desde una ciudad que se ha vuelto el epicentro de los contagios?

Es difícil porque te vas a la cama y escuchas una ambulancia tras otra y otra. Sentís que estás viviendo una guerra en la que no te podés defender ni podés detener. Ves pasar a camiones con cuerpos en cada momento y lo único que nos queda a nosotros es quedarnos en casa porque no solo tenemos el riesgo de contagiarnos nosotros sino de contagiar a otros.

¿Hay un miedo recurrente entre los ciudadanos?

Claro, cada vez que hablo con mi mamá (en El Salvador) trato de ser fuerte, de hacer como que las cosas están bien, pero ¡nada está bien! No es fácil que cuando alguien viene a dejarte la comida vivís con ese miedo de que no sabés si esa persona trae el Coronavirus y puede contagiarte.

Me imagino que, además de ese miedo, hay una preocupación más fuerte por el hecho de ser migrantes… ¿cómo les afecta ese aspecto?

Esa es una de las situaciones más difíciles para nosotros, porque hay muchos que no tienen documentos, que no tienen un contrato para trabajar. Yo gracias a Dios estoy trabajando, pero hay personas que están sin trabajo y están preocupadas porque ahorita no se recibe ninguna ayuda del gobierno para nosotros, muchos están sobreviviendo por misericordia de Dios.

¿Y hay gente trabajando durante esta crisis?

Supermercados, farmacias, hospitales, pero nadie puede entrar ni salir de Italia. En general, como dicen, Italia ahorita está varada, paralizada.

¿Cómo ves la situación en los hospitales?

Pues están creando hospitales de campo para aislar a todos los casos positivos, porque los hospitales de las ciudades ya están llenos. Además, están reclutando personal de sanidad en toda Italia, principalmente en Lombardía. Son tantos casos que han reclutado a 300 médicos y 500 enfermeras para atender a pacientes. Muchos de ellos son estudiantes egresados que el gobierno ha reclutado esta semana.

¿Cómo se percibe desde Italia los esfuerzos que se están realizando en El Salvador para contrarrestar la pandemia?

El Salvador tiene un espejo en Italia y España. Nosotros, los salvadoreños que vivimos en Italia, no queremos que El Salvador viva lo que se está viviendo en Italia. Es como una película de terror. Nadie quisiera vivir lo que en realidad estamos pasando.

Por eso, sé que no es fácil estar encerrados, pero para nadie lo es. Esta medida de cuarentena obligatoria que ha tomado el presidente Nayib Bukele es la mejor, porque es la mejor medida para detener esto.

¡Quédense en casa! El  Salvador todavía está a tiempo de detener esto. Si esta situación le pasara a El Salvador, realmente sería una catástrofe.

spot_img

También te puede interesar

Eli Melara
periodista
spot_img

Últimas noticias