spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Reencuentran a Raúl Orellana con su Familia, tras 40 años de Secuestro Militar

Raúl Orellana fue reencontrado con su familia materna después de 40 años de secuestro. Su hermana Elva sigue desaparecida. Habrían sido parte de los 4,340 secuestros durante la Guerra.

spot_imgspot_img

La mañana de éste jueves, una familia local del cantón Las Vueltas, en Chalatenango, celebraba con regocijo el regreso de Raúl Orellana, un risueño y vigoroso adulto de 44 años de edad. Sin aparentar extrañeza, la nueva visita se adentró en una pequeña casa, desde dónde su madre, su abuela y sus siete tíos le recibieron congraciados, después de cuatro décadas sin saber de él.

El regocijo de la familia retrató un escenario de plenitud, entre sollozos de alegría y lágrimas de satisfacción. Sin embargo, las lágrimas de la familia Orellana también lamentaban la pérdida de su hermana Elva, y la esperanza de reencontrarla, pues, hasta la fecha, permanece desaparecida.

Para mí es una grata sorpresa. Pensé que ya no contaba con familia y pues, gracias a Dios, me vuelvo a reencontrar con familia. Tengo sentimientos encontrados. El que mi abuela por parte de mamá viva aún, lo hace también más especial…Para mí significa volver a vivir”, dijo Raúl.

El reencuentro tuvo lugar tras cuarenta años de una separación forzada, orquestada por elementos militares durante los primeros años de la Guerra Civil de El Salvador. Fue operado por la Fundación Pro Búsqueda, una organización especializada en la búsqueda y localización de personas desaparecidas durante el período de guerra.

VEA: CONSTRUYEN LEY A FAVOR DE SALVADOREÑOS MIGRANTES DESAPARECIDOS

El Distanciamiento

Habrían transcurrido cuarenta años desde que Raúl Orellana, de tan sólo cuatro años de vida, fue testigo de la llegada de cuerpos de servicio civil. Aquél evento habría trazado una etapa de cuarenta años del distanciamiento de su nicho biológico, y el emplazamiento a una nueva vida.

Esa inesperada llegada habría sido protagonizada por elementos de la Guardia Nacional, que se habrían movilizado al Cantón Las Vueltas para ejecutar un operativo contra fuerzas armadas opositoras al nuevo gobierno, de orden militar, de la entonces Tercera Junta Revolucionaria de Gobierno. Entonces habría transcurrido casi un año desde que se declaró la Guerra Civil.

Tras el altercado, la Guardia Nacional se apropió del entonces pequeño Raúl y de su hermana, Elva Orellana, de tan sólo dos años de vida y de quién, al día de hoy, se desconoce su paradero.

De acuerdo con el registro histórico del, partido de la oposición, el FMLN, el altercado del servicio civil es coincidente con el denominado “combate en La Montañona”, una mancomunidad de alto relieve constituida por siete municipios del norte de Chalatenango, entre los que se destaca, precisamente, el de Las Vueltas.

Según los registros de la oposición, la confrontación dejó bajas entre ambos bandos; pero, mientras la guerrilla confirmó el hurto efectivo de armas y municiones, la Guardia Nacional se habría apropiado de varios niños de la región, incluidos Raúl y Elsa Orellana.

VEA: DEMANDAN DÍA NACIONAL DE LAS PERSONAS VÍCTIMAS DE DESAPARICIONES FORZONAS

Por otra parte, el secuestro de los Orelllana no sería un incidente aislado a una serie de operaciones caracterizadas por el secuestro de infantes. Según el informe de la Comisión de la Verdad, titulado “De la Locura a la Verdad”, el jesuita vasco Jon Cortina relata cómo madres y padres solicitan la búsqueda de sus hijos, tras acciones de secuestro principalmente ejecutadas por la fuerza militar salvadoreña.

Ésta tendencia tampoco sería diferente al registro de al menos 4,340 denuncias de secuestros durante la guerra, según se reporta en el informe titulado “La Desaparición Forzada en el Contexto del Conflicto Armado de El Salvador. Una primera aproximación al fenómeno” de la Comisión Nacional de Personas Adultas Desaparecidas en el Contexto del Conflicto Armado (CONABÚSQUEDA)

El Reencuentro

Según lo asevera PROBÚSQUEDA, el caso de la desaparición de Raúl y de Elva Orellana fue abierto en oficio quince años después de su secuestro; es decir, hasta el año 1996, ya transcurridos cuatro años desde la Firma de los Acuerdos de Paz, que pusieron fin a la Guerra Civil.

A tres años de su intensiva búsqueda, el caso de Raúl fue oficialmente resuelto, en 1999. La institución de búsqueda de desaparecidos, además, asevera que “Raúl se reencontró hace varios años con su padre biológico”; pero que, hasta éste jueves sería “la primera vez que se reencuentra con su familia materna, tras 40 años de espera”.

Sin embargo, su hermana Elva aún no ha sido localizada. La familia Orellana instan a los salvadoreños a compartir información de su paradero. La fundación PRO-BÚSQUEDA, asimismo, ofrece una línea confidencial para compartir reportes de la búsqueda y localización de los menores desaparecidos durante 1975 y 1992, que se puede contactar a los números 22351039 y 22351041.

Yo sé que mi hermana vive, tengo fe que algún día la voy a encontrar. Siempre la llevo en mi interior. Éramos solamente dos. Yo siempre la llevo presente en mi mente y corazón… Si alguien se quiere comunicar conmigo o sabe el paradero de mi hermana, espero que lo haga saber. Yo sé que igual ella tiene ese sentir. Sé que también ella pueda que me esté buscando”, expresó Raúl.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias