spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

Quemarán camisetas de Messi si Argentina juega contra Israel

"Messi no debe jugar para limpiar la imagen de la ocupación israelí­ y sus crí­menes"

spot_img

La Federación de Fútbol de Palestina pedirá a los "millones de fanáticos palestinos y árabes que quemen la camiseta de Lionel Messi" si Argentina juega ante Israel un amistoso preparatorio al Mundial 2018.

Lo aseguró el titular de la federación palestina, Jibril Rajoub, al término de un encuentro con Eduardo Lionel, representante diplomático argentino en Ramalá, en Cisjordania. Rajoub, considerado por muchos uno de los posibles sucesores del presidente Abu Mazen, afirmó que los palestinos no "aceptarán en ningún caso el amistoso", a jugarse el sábado 9 de junio en Jerusalén, adonde fue trasladado desde Haifa, sede original.

"Messi no debe jugar para limpiar la imagen de la ocupación israelí­ y sus crí­menes", afirmó Rajoub, que en el comunicado difundido por la federación palestina pidió a su par argentina que revea la decisión de disputar el amistoso.

Rajoub comparó lo que está pasando "en Palestina con lo que ocurrí­a en Europa en los años 30" y luego invitó a Messi a no jugar so pena de "perder millones de fanáticos".

El amistoso, último duelo preparatorio de Argentina antes del Mundial, se jugará en el estadio Teddy Kollek, situado en el vecindario de Malha, en Jerusalén, donde fue destruida una ex aldea palestina durante la guerra con Israel desde hace 70 años.

Rajoub recordó a Lionel que los jugadores palestinos viven "bajo ocupación y que muchos de ellos fueron arrestados, asesinados y expuestos a restricciones además de la destrucción de las estructuras deportivas". Desde el anuncio del amistoso, el movimiento de Boicot y Desinversión de Israel (BDS) y los i diputados árabes en el parlamento del estado judí­o buscaron la forma de frustrar el duelo ante la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

También se instó a los jugadores dirigidos por Jorge Sampaoli a no participar del amistoso, cuyos boletos se agotaron en veinte minutos por la demanda de los fanáticos locales tras el traslado desde Haifa, norte del paí­s donde hay una fuerte presencia de árabes israelí­es.

Pero en cuanto se confirmó el partido se decidió que se jugará en Jerusalén, "el lugar más adaptado para un partido tan prestigioso", según destacó el ministro de Cultura y Deportes de Israel, Miri Regev.

— 

Con informes de Ansa.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias