spot_img
spot_img
miércoles, 27 de octubre del 2021

Propuesta de reforma de pensiones apoyada por derecha también se parece a reforma sueca

En 1991, el gobierno de Suecia estaba sufriendo una crisis fiscal temporal (los ingresos públicos no eran suficientes para hacer los gastos e inversiones públicas); las pensiones era una de las principales causas de ese problema, las reservas técnicas financieras que tení­a la institución pública que administraba las pensiones no eran suficientes para hacer frente a las pensiones que se ten

spot_img

En 1991, el gobierno de Suecia estaba sufriendo una crisis fiscal temporal (los ingresos públicos no eran suficientes para hacer los gastos e inversiones públicas);  las pensiones era una de las principales causas de ese problema, las  reservas técnicas financieras que tení­a la institución pública que administraba las pensiones no eran suficientes para hacer frente a las pensiones que se tení­an que  pagar, debido principalmente al  aumento de la esperanza de vida; así­ también los pensionados se quejaban por el monto tan bajo de las pensiones.

Se hizo una reforma de pensiones en Suecia, a continuación se compara con la propuesta de reforma apoyada por los partidos de derecha en El Salvador (ARENA, GANA, PCN Y PDC):

a) El total de la cotización es de 18.5 % y se contabiliza en dos cuentas: 16 % en una cuenta personal nocional (de referencia o con objeto de información) dentro de una cuenta colectiva o solidaria para financiar la pensión básica y el resto (2.5 %) en una cuenta de ahorro  personal;  la diferencia con la propuesta que apoyan los partidos  de derecha es la proporción en que se reparte la cotización total (15 %), ya que la mayor parte va a la cuenta de ahorro personal y la menor parte a una cuenta colectiva o solidaria (5 %), esta cuenta sirve para financiar el subsidio que se les da a los pensionados para completar la pensión mí­nima, así­ como para completar la pensión vitalicia; es necesario aclarar, que en el modelo sueco el subsidio para completar la pensión mí­nima es financiado directamente por el Estado, de los ingresos percibidos como impuestos.

b) En ambos casos el cotizante escoge el perfil de riesgo de la  Inversión de sus ahorros personales, aunque es evidentemente que el modelo sueco llega a niveles de riesgo mucho más altos, que generan más rentabilidad.

c) En el caso sueco, con los fondos ingresados en la cuenta colectiva se financia el aumento de las pensiones ya existentes, indexado según las variaciones del salario; la propuesta de los partidos derecha no pretende aumentar las pensiones ya existentes.

d) En las dos reformas, los cotizantes tienen representantes en una comisión que vela porque los fondos ahorrados en la cuenta personal sean bien invertidos; la diferencia es que en la reforma sueca también vigila que los fondos colectivos se inviertan dando una rentabilidad razonable y se utilicen según lo establece la ley.

e) La institución que administra las pensiones enví­a a los cotizantes un informe periódico con la siguiente información: sus aportes a la cuenta individual y a la cuenta colectiva,  la rentabilidad obtenida en ambas cuentan, un estimado del monto de  su pensión si se jubila a los 61, 65 y 70 años; mientras que en la propuesta apoyada por los partidos de derecha sólo se informa sobre los aportes y rentabilidad del ahorro individual y no se estima la posible pensión a recibir.

f) No se establece patrones fijos de tiempo de trabajo y edad de jubilación, es el trabajador el que decide sobre estos aspectos, de tal manera que si el cotizante desea que su pensión sea alta, trabaja más años, aunque tenga una edad avanzada;  la propuesta apoyada por  los partidos de derecha  establece  patrones fijos.

g) El monto de la pensión entregada a los cotizantes es  lo aportado a la cuenta  colectiva y a la cuenta de ahorro individual, así­ como las rentabilidades correspondientes, por esa razón ese modelo de pensiones no es auto sostenible, siempre está desfinanciado debido al monto destinado a pagar el aumento de las pensiones ya existentes y por los costos de administración de las pensiones; en cambio en la propuesta de los partidos de derecha se descuenta el costo de administración de las cuentas de ahorro personal (comisión AFP) de la cotización total por cada trabajador y el monto de la pensión depende de sus aportes a la cuenta de ahorro personal y su rentabilidad, resultando pensiones relativamente más bajas al último salario, pero el modelo no genera déficit, es auto sostenible a largo plazo.

h) En ambas reformas la pensión es vitalicia y se hereda el saldo no cobrado de la pensión total.

j) En ambas reformas se prevé realizar estudios actuariales cada cierto número de años, para hacer los ajustes financieros pertinentes; en los veinte y seis años de aplicación de la  reforma sueca, el resultado de esos estudios actuariales han obligado al gobierno a entregar cuantiosos  aportes financieros  a la institución pública que administra las pensiones, para disminuir los fuertes déficit acumulados; en el caso de la propuesta de los partidos polí­ticos de derecha el objeto de los estudios actuariales es identificar las modificaciones que deben hacerse a los parámetros del sistema de pensiones (cotización, tiempo de servicio o edad de jubilación) de tal manera que mantenga la sostenibilidad a largo plazo en función de los cambios en los factores externos al sistema.

spot_img

También te puede interesar

Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto
spot_img

Últimas noticias