spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

Presidente de Guatemala pide auditorí­a tras acusaciones de despilfarro

Una investigación periodí­stica habrí­a revelado que el presidente habrí­a gastado casi $42 mil dólares en licores, joyas, ropa, entre otros

spot_img

El mandatario de Guatemala, Jimmy Morales, solicitó una auditorí­a interna para determinar la calidad del gasto en la Secretarí­a de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), luego de que el Procurador de los Derechos Humanos, Edgar Augusto Rodas, los calificara de “suntuosos” y “onerosos”.

El pasado 23 de enero la SAAS dijo a través de un comunicado que se hací­a responsable de los gastos del presidente Morales. “La SAAS asume la responsabilidad de sus decisiones, y deja claro que el señor presidente de la República es ajeno a sus actuaciones administrativas”, explicaron.

Por su parte, el portavoz presidencial, Heinz Hiemann, comentó en rueda de prensa que el presidente "agradece la carta de aviso", pero que desde el momento que tuvo información sobre el caso divulgado, ordenó al secretario de la SAAS, César Ramí­rez, que se realizara una investigación.

Un medio local divulgó que la entidad habrí­a gastado en botellas de whisky valoradas en $500 dólares, flores por más de $6 mil dólares, incluso joyas, pinturas, ropa deportiva, entre otros, que hace un total de $41 mil 800 dólares.

"El señor secretario ya está instruido sobre lo que mencionó el Procurador en su carta y también de que debe facilitar toda la información necesaria a la Contralorí­a General de Cuentas y apoyar en el proceso", dijo Morales.

El Procurador instó al mandatario a que se apliquen los correctivos con celeridad para que la calidad del gasto público atienda a la población desvalida "que lamentablemente representa la mayorí­a".

Por su parte, Hiemann dijo que dependiendo de la evaluación que realice la Contralorí­a se harán las medidas correctivas.

Dentro de la carta se expresa: "Señor Presidente, como sabemos, los recursos del erario nacional están destinados al buen cumplimiento de los fines del Estado que son garantizar a los habitantes la vida, la libertad, la justicia, la paz y el desarrollo integral".

Es por ello que recalcaron que debe haber discrecionalidad del uso de esos recursos y la mala calidad del gasto, puesto que deja en evidencia que "conspiran para impedir que el Estado sea un buen distribuidor fiscal, con lo cual se profundizan las desigualdades sociales y la pobreza que ya atrapa a casi el 60% de la población".

spot_img

También te puede interesar

Michelle Hernández
Reportera de Diario digital ContraPunto. Cubriendo agenda social.
spot_img

Últimas noticias