spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 03 de agosto del 2021

Policí­a fuerza cierre de emisora por criticar a Ortega en Nicaragua

Ortega ha negado cada señalamiento e insiste en que los movimientos sociales en su contra son parte de una estrategia de "golpe de Estado"

spot_img

El dueño de la emisora Radio Darí­o, Aní­bal Toruño, anunció que su estación radial fue sacada del aire por la Policí­a Nacional y que sus trabajadores han tenido que esconderse en casas de refugio tras ser amenazados por los agentes. El medio maneja una agenda crí­tica contra el gobierno del presidente nicaragí¼ense, Daniel Ortega.

"Radio Darí­o ha vuelto a ser ví­ctima de un ataque por parte del régimen de Daniel Ortega, (…) se encuentra fuera del aire y todo el personal en casas de refugios o escondidos", explicó Toruño en rueda de prensa.

El hecho se da en medio de una crisis sociopolí­tica que ha dejado cientos de muertos y de ciudadanos capturados, tras participar en protestas contra el presidente Ortega.

La acción policial ocurrió anoche en la ciudad de León, en el noroeste de Nicaragua, cuando "miembros de la Policí­a, encabezados por el (jefe policial) Fidel Domí­nguez, quienes terminaron entrando a las instalaciones luego de amenazar con derribar las puertas si no se les permití­a el acceso", según la denuncia.

Toruño afirmó que durante el cierre de la radio, al menos 4 trabajadores fueron esposados y subidos a vehí­culos policiales, así­ como "amenazados con que los trasladarí­an a las celdas de El Chipote", una cárcel que según los organismos defensores de los derechos humanos es utilizada como centro de torturas de la Policí­a de Nicaragua.

"Es un acto brutal de represión y de violación a la libertad de expresión", resaltó Toruño.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha advertido que el ataque a los periodistas y medios de comunicación es la más reciente fase de "represión" del Gobierno de Nicaragua desde el estallido social de abril.

Dicha "represión" ha dejado al menos 610 "presos polí­ticos" y de 325 a 545 muertos, según los organismos humanitarios, aunque el Gobierno establece los muertos en 199 y los reos en 273, a los que denomina "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

La CIDH y la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros y violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Ortega ha negado cada señalamiento e insiste en que enfrentó y superó un intento de "golpe de Estado".

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas de la seguridad social el 18 de abril pasado, y se convirtieron en una exigencia de renuncia tras las muertes registradas durante las manifestaciones.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias