spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
sábado, 04 de diciembre del 2021

Nicaragua: No hay quién se salve de los Ortega-Murillo

spot_img

En un discurso reciente el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, explicaba que quienes estaban presos o eran perseguidos por la policía para ser procesados en estos días de junio, “no eran políticos ni candidatos” de nada, sino que eran “criminales” y al “servicio del imperialismo yanqui”.

Trataba de explicar Ortega, a quien la oposición llama “el dictador”, la persecución contra candidatos encarcelados (en prisiones o en sus domicilios) de la talla de Cristiana Chamorro, el pasado 2 de junio. Cristiana es precandidata presidencial de la oposición en Nicaragua, que se tendría que enfrentar a Daniel Ortega en el próximo mes de noviembre.

Chamorro fue acusada por el Ministerio Público de los delitos de gestión abusiva y falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos, por su rol al frente de la prestigiosa Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

La historia hace esta vez otro giro: Violeta Barrios de Chamorro (viuda del asesinado periodista antisomocista Pedro Joaquín) fue la mujer que logró nuclear a miles de nicaraguenses en contra del sandinismo y se convirtió en presidenta de Nicaragua desde el 25 de abril de 1990 hasta el 10 de enero de 1997. El derrotado fue Daniel Ortega.

De acuerdo a analistas locales e internacionales, Cristiana podría repetir la historia de 1990 contra Ortega.

El apresamiento domiciliar de Cristiana, periodista y nacida en 1954, no ha sido el único. Entre las principales figuras está también presas Dora María Tellez (conocida en la guerra antisomocista como “Comandante 1”, el ex embajador de Nicaragua en Washington, Arturo Cruz, el exvicecancilller, Víctor Tinoco y el ex general sandinista Hugo Torres, entre otros.

Al exilio también

En los últimos días se tuvieron que ir al exilio dos importantes figuras de la política y a sociedad nicaraguense: el ex comandante de la Revolución, Luis Carrión (uno de los 9 máximos jefes del Frente Sandinista en la guerrilla contra Anastasio Somoza Debayle); y Carlos Fernando Chamorro, hermano de Cristiana e hijo de “Doña Violeta”, como se conoce en Nicaragua a la ex mandataria.

Carlos Fernando antes de irse al exilio denunció el allanamiemnto policíal en su domicilio, donde su cuñada fue detenida durante varias horas y despojada de su teléfono movil.

El gobierno de Daniel Ortega y de su esposa la vicepresidenta Rosario Murillo, ha recibido duras críticas de organismos internacionales de Derechos Humanos y de gobiernos democráticos.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias