spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Ministro de Salud acepta error en brindar datos de fallecido por COVID-19

El funcionario fue encarado por los familiares del fallecidos, quienes manifestaron su descontento por la falsa información difundida.

spot_imgspot_img

El ministro de Salud, Francisco Alabí, aceptó que brindó información equivocada del octavo salvadoreño fallecido por coronavirus, el hecho fue registrado ayer pero el funcionario hasta ahora aclaró la imprecisión que cometió.

“Como médico, es doloroso transmitir la noticia de un fallecimiento. Y me llena más de dolor reconocer que por un error administrativo no fui exacto sobre los datos del 8º fallecido por #COVID19. Mis más sinceras disculpas a la familia doliente”, expresó.

El desatino se produjo cuando Alabí dijo que el paciente fallecido eran un hombre de 62 años, procedente de Estados Unidos, por lo que se puso grave y fue llevado a la UCI. Luego mejoró, pero volvió a agravarse hasta morir.

Sin embargo, el ciudadano “Carlos Hen” por medio de su cuenta de Twitter encaró al ministro al desmentir lo que había hecho oficial.

“Si te sumas al dolor de la familia porque no la contactas para obtener información veraz. Mi papá no vino de Estados Unidos, no tiene 62 años, no recibió toda la atención médica necesaria y se infectó en la vía deportiva donde ni debía estar por su edad”, publicó.

Además, sostuvo que no hubo buena atención del caso de su padre.

No es la primera denuncia en contra el sistema de salud

Esta denuncia no es la primera que se registra en contra del sistema de salud salvadoreño, ya que una mujer denunció que su esposo murió por mala atención del Gabinete de Salud Ampliado.

En esta ocasión, se trata del deceso del químico farmacéutico Óscar Antonio Méndez Beltrán, de 56 años de edad, quien perdió la vida el miércoles en una habitación del hotel Beverly Hills, en Antiguo Cuscatlán, donde el Gobierno lo había puesto en cuarentena tras regresar de un viaje de trabajo de Panamá.

Este caso fue denunciado por Dina de Méndez, esposa de la víctima, quien ha sido apoyada por Procurador de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, y pidió que se esclareciera la causa del deceso.

Según detalló, que a Méndez lo enviaron a cuarentena nacional al albergue Villa Olímpica, el cual fue clausurado y por consiguiente fue enviado al hotel Beverly Hills.

“Ahí había personas positivas de COVID-19 y yo estoy segura que él venía sano, él era una persona sana, no padecía de nada. Es más, en diciembre se realizó unos exámenes médicos y todo salió súper bien, y si el resultado que me dan ahora es positivo es porque ahí en ese centro lo adquirió”, afirmó.

Además, la mujer agregó: “todos los días me comunicaba con él y siempre me decía que tenía fiebre, ya tenía 10 a 12 días con fiebre y el día de ayer yo le llamaba toda la mañana, llegó el mediodía y no me contestaba las llamadas”.

La doliente relató que ante esta situación decidió ir al hotel a buscar a su esposo. En dicho lugar fue recibido por cuatro agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) la recibieron y solo le tomaron los datos y le dijeron que no le podían dar información debido a que no estaban autorizados.

“Después de una hora estar esperando en la calle me acerqué y les dije que si no me daban información sobre mi esposo iba a llamar a todos los medios para que se dieran cuenta cómo tratan a las personas que tienen en cuarentena. Una doctora que me recibió fue la que me dio la noticia que mi esposo había muerto, yo le dije que cómo era posible si él estaba bien, que de qué había muerto, pero no me dieron información, nunca me dieron información de qué falleció”, manifestó.

Aseguró que, al verificar sus pertenencias personales, descubrió un audio en el celular de su esposo, donde pedía ayuda al encargado de ese centro de cuarentena.

“Les pedía ayuda, él estaba agitado, cansado y uno de los doctores que me dio información del fallecimiento me dijo que lo había encontrado tirado en el suelo a la 1:30 de la tarde, o sea no le dieron atención en ningún momento, nunca lo sacaron a un hospital para que vieran que era lo que tenía”, detalló.

La mujer exigió a las autoridades de salud una explicación sobre las causas del fallecimiento.

“Mi esposo está muerto, mis hijos se quedaron sin padre, tengo un niño de 5 años que no sé cómo decirle que mi esposo ha fallecido», enfatizó.

Al finalizar, el procurador Apolonio Tobar informó que se comunicó con el ministro de Salud, Francisco Alabí, para darle la información que ella solicitó.

“La decisión de ella era hacer esta conferencia de prensa para conocer que falleció don Oscar, tomando en cuenta que no se le dio la proba de COVID-19 que se le realizó. El ministro Francisco Alabí nos dijo que se le dará la información a doña Dina”, concluyó Apolonio Tobar.

Por su parte, la hija del fallecido dijo: “Ni yo ni mi familia tenemos tintes políticos. En su tiempo alabe a Nayib Bukele”

“Por todo lo que estaba haciendo. Pero ni a mí ni a mi familia se nos ha dicho de que falleció mi padre. Porque a él le hicieron el test el viernes Y nunca dieron resultados. Mi padre tenía una infección en las vías urinarias y ellos no dejaban ingresar las medicinas. Lo dejaron enfermo, en su cuarto, sólo. Lo dejaron morir sin atención médica. A mí no me importa la política. Me importa mi papi Y solo queremos saber que le pasó”, dijo la joven Deborah Méndez en sus redes sociales.

Gobierno reacciona ante denuncia

En un inicio el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, indicó que “¿Por qué instrumentalizar el sufrimiento de una mujer por la pérdida de su esposo? Esa familia está sufriendo y ahora está siendo instrumentalizada por la oposición ¿Qué harán cuando no sea una familia, sino miles? Buscando sacar raja política no lo lograremos. Paren esto”.

Además, acusó en Twitter –sin detallar nombres- que hay funcionarios, políticos y medios con una agenda muy oscura en el país.

“En unos días nos estaremos enfrentando a la más dura batalla de nuestra historia, pero ellos en lugar de unirse, buscan atacar con todo lo que puedan. Salivan por tener más material, en unos días”, escribió en su red social.

Momentos más tarde, el gobierno emitió un comunicado donde informaba que la causa de fallecimiento de Méndez fue un paro respiratorio.

El ministro de Salud, Francisco Alabi, dijo que cumplieron los protocolos médicos en el Aeropuerto Internacional, por lo que fue enviado a un centro de contención en el municipio de Antiguo Cuscatlán.

El paciente, que tenía un padecimiento prostático e infección urinaria, experimentó una disnea súbita.

“El Gobierno lamenta el deceso y se solidariza con su familia, pero reitera que se cumplieron todos los protocolos de atención necesarios en este caso”, concluyó el comunicado.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias