- Publicidad -spot_img
spot_img
spot_img

Ministra alemana de RREE reclama en Nagasaki el desarme nuclear

¡Sigue nuestras redes sociales!

Agencia Alemana de Prensa (dpa)

La ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, hizo un llamamiento urgente a favor de un mundo sin armas nucleares, durante una visita al Museo de la Bomba Atómica en Nagasaki (Japón).

Baerbock dijo hoy al inicio de su visita de dos días a Japón que el ataque nuclear a Nagasaki el 9 de agosto de 1945 era un recordatorio para trabajar juntos por un mundo sin armas nucleares, “aunque estemos muy lejos de ello”.

El Gobierno alemán seguirá trabajando “por la paz y un mundo sin armas nucleares”, aun cuando el número de armas nucleares en el mundo haya aumentado, en lugar de disminuir, en los últimos tiempos, según Baerbock.

Nagasaki y la ciudad japonesa de Hiroshima se erigieron “como ningún otro lugar, por la destrucción absoluta y la guerra, como símbolo para la advertencia contra el uso de armas nucleares”, dijo la ministra, visiblemente conmovida.

El Gobierno alemán apoya el desarme, “aunque la situación mundial sea actualmente muy diferente”, subrayó Baerbock, con el trasfondo de la guerra de agresión rusa contra Ucrania.

Baerbock se refirió a iniciativas como el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, en el que Alemania participa por primera vez como observador, y el Tratado de No Proliferación, en el que se trabaja activamente en medidas de desarme nuclear, “aunque esto no sea nada fácil en la actual situación mundial”.

La ministra alemana escribió en el libro conmemorativo del Museo que la dejaba “con el corazón apesadumbrado y al mismo tiempo fortalecido en nuestro esfuerzo común por un mundo más pacífico y libre de armas nucleares”.

“Este monumento hace visible la locura de la guerra nuclear, el sufrimiento inimaginable”, agregó. Baerbock apuntó que sin emabrgo existe el “amargo peligro de que algo así pueda volver a ocurrir mientras existan las armas nucleares”. Por ello, “nuestro compromiso con un mundo sin armas nucleares no cesará”, expresó.

Baerbock pidió que se mantenga la memoria de la guerra junto con Japón, en un momento en que los testigos son cada vez menos. Esto también se aplica a la memoria del genocidio que Alemania cometió con su guerra de agresión en la Segunda Guerra Mundial.

La jefa de la diplomacia alemana también se reunió con un sobreviviente de 82 años de la explosión de la bomba atómica en Nagasaki. El testigo, Shigemitsu Tanaka, le describió a Baerbock el relámpago de luz blanca desencadenado por la explosión. Sus padres y varios otros familiares enfermaron de cáncer y algunos murieron por ello, según narró Tanaka.

Baerbock recordó en su diálogo con Tanaka que en su ciudad natal Hannover colgaba una campana de Nagasaki en una iglesia destruida durante la Segunda Guerra Mundial.

Solo en Nagasaki murieron unas 70.000 personas por el impacto directo de la bomba atómica y otras 75.000 resultaron heridas. Tres días antes, Estados Unidos ya había devastado la ciudad japonesa de Hiroshima con una bomba atómica de menor potencia explosiva. Bajo la impresión de la destrucción, el Imperio de Japón capituló el 15 de agosto de 1945.

Baerbock finalizará su visita a Japón en Tokio, donde se reunirá el lunes con su colega Yoshimasa Hayashi para analizar vías de profundización de las relaciones germano-japonesas.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
spot_img

Últimas noticias