spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

Matarife: una forma atractiva y nueva de revelar a los inombrables

En toda Nuestra América, en sus nacimientos, invasiones e historia han existido innombrables que bajo la justificación de “la voluntad de Dios”, la corona española o portuguesa, “la democracia y la libertad” oprimieron pueblos, persiguieron liderazgos sociales y han impuesto políticas con marcado enfoque dictatorial para garantizar los intereses y valores de la clase adinerada local e internacional.

Esos y esas innombrables han desfilado en la historia con uniforme militar, con traje de paño, pero en últimas son los tiranos que beben sangre humana. Aunque en nuestros días la amnesia es un arma privilegiada de la oligarquía criolla, existen periodistas y medios que aún usan chaleco antibalas contra estas ráfagas oficiales de mentira. Es el caso del equipo de Matarife, la iniciativa periodística encargada de exponer los archivos reunidos alrededor de la figura del expresidente, exgobernador, ex director de la aeronáutica civil e hijo de un narcotraficante paisa, Alvaro Uribe Velez, como cabeza de una infraestructura narcotraficante y paramilitar, en episodios cortos publicados en las Whattsap y Telegram principalmente cada semana.

El primer episodio, duró seis minutos en donde habló Daniel Mendoza, figura de opinión antiuribista y quien ha empezado junto a Gonzalo Guillen y otros periodistas a posicionar una forma fresca y atractiva de criticar a la derecha desde lo audiovisual con Matarife. En el capítulo se ve a Daniel contando los nexos de la clase política colombiana con la mafia, su consolidación e incidencia directa en la vida del país dentro y fuera de la institucionalidad, junto a imágenes aéreas, tomas de apoyo del interior del club El Nogal, símbolo de la esa economía ilegal que sustenta la riqueza la oligarquía criolla, además aparece un Daniel como el detective que empieza a unir con un hilo rojo la foto de Uribe con otros innombrables siniestros, una apuesta visual que lleva cuatro millones de visualizaciones en Youtube.

Sin querer desechar el clásico comunicado enumerado, ni el discurso en el plano general desde la plaza pública, esta nueva serie está gritando una vez más que la izquierda, el bloque popular y el pueblo en general debe pulir sus formas de comunicarse y comunicar al mundo las ideas y proyectos de sociedad. Que al igual que se necesita invertir en la marcha, la caravana humanitaria, las asambleas generales, el paro, también se necesita inversión en tecnología, investigación, profesionalización y condiciones dignas para la lucha ideológica, para la comunicación popular que dispute realmente el sentido de la vida y el mundo.

¿Cuántos jóvenes no se están graduando de comunicación, periodismo, cine, radio, redes, etc? ¿Cuántos jóvenes que sin profesionalizarse en el campo de la comunicación son profesionales empíricos y luchan con las uñas? En el discurso de la dirigencia y conclusiones de eventos decisorios del movimiento social colombiano y nuestra americano, la lucha comunicacional es prioridad hoy en día para la lucha de clases, pero en la práctica todavía no se refleja la fuerza de ese discurso. Por eso, es natural encontrar que mucha de esta juventud convencida de sus ideas venden su fuerza de trabajo para algún medio local de derecha y dedican un tiempo reducido para la lucha comunicacional.

Contenido político y estética no riñen, no son ajenos para llegar a más personas y sembrar el pensamiento crítico, no es un principio que la izquierda sea fea o aburrida. Se tienen los ingredientes para hacer bellos productos en todos los lenguajes comunicacionales virtuales y analógicos y la vida y responsabilidades de los innombrables es una parte de esos ingredientes. Matarife, nos está diciendo que si se puede hacer comunicación crítica que revele las injusticias de los innombrables de Nuestra América, ojalá se replique esta experiencia, no se descarte ni se pierda en las opiniones destructivas de los facilistas, y obviamente sus creadores no los metan en la lista de mártires.

spot_img

Últimas entradas