spot_img
spot_img
sábado, 16 de octubre del 2021

Más de 40 muertos por incendio provocan enojo en Portugal y España

Los partidos opositores portugueses criticaron a su gobierno por lo que llamaron "falta de previsión"

spot_img

La población portuguesa está molesta luego del fatal incendio en dicho paí­s que ha dejado como saldo al menos 41 personas fallecidas, vistiendo a la nación con tres dí­as de luto. La ira crece en el público que reclama por qué las autoridades no supieron prevenir la tragedia apenas cuatro meses después de la muerte de 64 personas en un incendio forestal.

Los bomberos aseguran que la lluvia y el descenso de la temperatura ayudó para que en España y Portugal se pudiera controlar la mayorí­a de los focos durante el fin de semana.

Las autoridades portuguesas informaron que unos 2 mil 700 bomberos se encontraban en los bosques para prevenir la aparición de nuevos focos y que la mayorí­a estaban extinguidos este martes por la mañana.

Por otro lado, el panorama para España fue diferente en el noroeste del paí­s, donde los incendios dejaron  cuatro personas fallecidas, y las autoridades de Galicia dijeron que habí­a al menos 27 incendios forestales fuera de control.

Las autoridades ibéricas investigan la causa de cientos de focos que se encendieron pasado el verano y lo atribuyen  principalmente a las condiciones climáticas inusuales, debido a que las temperaturas en la pení­nsula superaron los 30 grados centí­grados durante el fin de semana, sumado a los fuertes vientos por el paso del huracán Ophelia en el Atlántico.

La ministra española de Agricultura, Isabel Garcí­a Tejerina, dijo a la televisora TVE que las autoridades están preparadas para apagar incendios, pero no para los incendiarios.

Iniciando el mes de octubre, el contingente  de bomberos  de la Agencia de Protección Civil se reduce a la mitad su funcionamiento debido a que solo funciona a pleno durante la temporada de incendios forestales, del 1 de julio al 30 de septiembre.

Los detractores dicen que estas disposiciones deben ser más flexibles en vista de las sequí­as y del cambio climático.

Por otro lado, el primer ministro portugués, Antonio Costa, que ha rechazado los reclamos de que renuncien miembros de su gobierno, convocó a una reunión especial del gabinete para el sábado próximo.

Sin embargo, la indignación pública no cede. Gobiernos locales en las zonas más afectadas de Portugal están recurriendo a las redes sociales para convocar a una marcha de silencio en Lisboa y en sus localidades, en coincidencia con la reunión de gabinete.

spot_img

También te puede interesar

Michelle Hernández
Reportera de Diario digital ContraPunto. Cubriendo agenda social.
spot_img

Últimas noticias