spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Más de 20 comunidades afectadas por agrotóxicos en San Vicente

Lugareños denuncian que el uso de pesticidas y la quema de cañales están afectando la salud de menores y ancianos

spot_imgspot_img

En el municipio de Tecoluca, departamento de San Vicente, los agrotóxicos habrí­an contaminado afluentes de agua y propiciado enfermedades en unas 5 mil familias, denuncian comunidades y organizaciones ambientales.

Los habitantes de la zona del Bajo Lempa aseguran que los culpables de la intoxicación masiva son seis ingenios azucareros y sus prácticas de monocultivo de caña de azúcar en el lugar. Además, exigen a las autoridades ambientales que prohí­ban la quema de cañales.

Según Ana Zepeda, habitante de Tecoluca, la contaminación por las empresas cañeras está enfermando a las familias de la zona.

“Mire, aquí­ pasan las avionetas regando el madurante(Glifosato), contaminando con los quí­micos que riegan. Eso y la quema de caña de azúcar hacen que los niños padezcan de asma y que personas mayores padezcan de los riñones (Insuficiencia renal). El humo y los tóxicos se revuelven y también nos contamina el agua de los pozos, que ya solo la usamos para lavar trastes y bañarnos por qué no se puede tomar”, explicó Zepeda.

La contaminación generada por los agrotóxicos está asociada con la proliferación de casos de insuficiencia renal crónica entre los habitantes de la zona, aunque los estudios sobre la causa exacta no son definitivos, sino que apuntan a una combinación de otros factores, por lo que es urgente la realización de más estudios sobre las posibles causas y fiscalizar más de cerca las condiciones de trabajo de los obreros y el uso intensivo de agroquí­micos.

La coordinadora de la Asociación para el desarrollo de El Salvador (CRIPDES) de San Vicente, Esmeralda Villalta, asegura que además de los daños de salud y la contaminación de los pozos, también los afluentes de agua cercanos del rio Lempa en la zona están disminuyendo considerablemente.

“El humedal Los Conejos, el afluente de agua El Tambor, entre otros, se están secando y los monocultivos de caña siguen creciendo, por lo que exigimos al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), juntamente con Ministerio de Agricultura y Ganaderí­a (MAG), que establezcan mecanismos que regulen el uso del agrotóxicos”, dijo Villalta.

A pesar que San Vicente es el primer municipio en El Salvador en tener una ordenanza municipal desde el 2015 que regula la siembra de caña de azúcar, la situación no ha cambiado y los grandes ingenios siguen regando veneno en las 23 comunidades del Bajo Lempa.

__

Fotos cortesí­a de Karla Rodas.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias