spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
jueves, 02 de diciembre del 2021

Latinoamérica se prepara para un año de elecciones polí­ticas

El 2018 no será un año de elecciones únicamente para El Salvador, también lo será para algunos de los paí­ses más influyentes de la región

spot_img

El continente americano afronta este año un calendario electoral que podrí­a cambiar el rumbo polí­tico de algunos de sus paí­ses más influyentes en la región, como México, Brasil o Colombia, entre otros.

La primera cita electoral es el próximo 4 de febrero en Costa Rica, con unas elecciones legislativas y presidenciales de muy incierto resultado, según las encuestas, y que pondrán fin al mandato de Luis Guillermo Solí­s.

Son trece los candidatos a sustituir a Solí­s, pero solo tres los colocados en primera lí­nea de salida: Antonio Álvarez, del socialdemócrata Partido Liberación Nacional (PLN), mayoritario en la Asamblea Legislativa; Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), de corte confesional, pero liberal; y Juan Diego Castro, del conservador Partido Integración Nacional (PIN).

Ninguno de esos aspirantes dispone en los sondeos de capacidad para evitar una segunda vuelta contra su más inmediato perseguidor, prevista para el 1 de abril.

Tampoco se espera que alguno vaya a representar un cambio polí­tico radical en un paí­s que durante las últimas décadas parece haberse quedado estancado en sus otrora prometedores crecimiento económico e í­ndice de desarrollo humano.

En El Salvador se celebran elecciones legislativas y municipales este año. El 4 de marzo se elegirán a los 84 diputados que conforman la Asamblea Legislativa y los alcaldes de los 262 municipios del paí­s.

En Colombia se celebran elecciones legislativas el 1 de marzo, y presidenciales el 27 de mayo, por primera vez con la concurrencia de la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), convertida en agrupación polí­tica con las mismas siglas pero con el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

Estas elecciones supondrán el fin del mandato durante dos perí­odos sucesivos de Juan Manuel Santos, quien impulsó y consumó, a pesar de haber perdido un plebiscito, un histórico acuerdo de paz con las FARC, por lo que en diciembre de 2016 le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz.

También supondrán una prueba de respaldo popular a ese acuerdo y a las aspiraciones polí­ticas de la exguerrilla, así­ como a las negociaciones en curso con el Ejercito de Liberación Nacional (ELN), organización criminal armada aún en activo.

Paraguay celebra el 22  de abril elecciones presidenciales a una vuelta, legislativas y de gobernadores de los 17 departamentos del paí­s.

Los principales candidatos a la Presidencia son el actual senador Mario Abdo Bení­tez por  el gobernante Partido Colorado, y Efraí­n Alegre por el Partido Liberal,  el mayor de la oposición.

En México, el 1 de julio están convocadas elecciones presidenciales, legislativas, municipales, de gobernadores y del jefe del gobierno de la capital.

Por tercera vez consecutiva se presenta como candidato a la presidencia el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, favorito según todos los sondeos y cuya victoria se supone que supondrí­a un cambio polí­tico radical en México.

Estas elecciones se celebran a la sombra de la ofensiva económica declarada contra México por la administración estadounidense de Donald Trump y la violencia del narcotráfico enquistada en el paí­s.

En otro gigante del continente, Brasil, sumido en una aguda crisis económica e institucional, desatada por el escándalo de corrupción sin precedentes inicialmente en torno a su empresa estatal Petrobras, están convocadas elecciones presidenciales, legislativas y regionales el 7 de octubre.

De momento no se han presentado formalmente candidaturas, para lo que hay margen de tiempo hasta agosto, y la gran incógnita es si el expresidente Luis Inácio Lula  da Silva conseguirá eludir una condena en primera instancia a nueve años de cárcel por delitos de corrupción para, como es su deseo, aspirar  a ser reelegido.

Los sondeos realizados hasta ahora dan como ganador a Lula, que gobernó Brasil de 2003 a 2010, y lo sitúan disputándose con el diputado ultraderechista y ex militar Jair Balsonaro  la Presidencia en una segunda vuelta, prevista para el 28 de octubre.

La  eventual ausencia de Lula en la contienda electoral puede beneficiar las aspiraciones dejadas entrever por el actual gobernador de Sao Paulo,  Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña e investigado también por corrupción.

En Venezuela, según la Constitución vigente, deberí­an convocarse elecciones generales a fines de este año, pero su celebración es incierta en tanto y cuanto depende de lo que decida la Asamblea Nacional Constituyente, creada y conformada  solo por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela en agosto pasado.

El 6 de noviembre se celebran en EEUU elecciones legislativas de medio mandato, en las que se deben renovar los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio de los cien del Senado, y en las que los demócratas tienen el desafí­o de recuperar la mayorí­a en ambas cámaras.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias