spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

La conciencia del pueblo

Ahora los salvadoreños podemos afirmar que la llegada de una nueva Era anunciada por los ancestros mayas, la estamos viviendo. Gracias abuelos por la gran ciencia y lo acertado del fin del ciclo de 5128 años y el anuncio de la Nueva Era iniciada el  21-12-2012.

Basados en hechos recientes podemos afirmar, que la conciencia de los salvadoreños ha sido profundamente transformada, y unidos libre y democráticamente demandamos el cambio de estructuras que dan paso a un “Nuevo El Salvador”.

No volveremos a vivir como antes. Hemos visto, vivido y sufrido por más de 100 años, como para saber que el pasado fue desastroso. El cambio que el 28-02-2021 juntos en las urnas exigimos, fue anunciado por nuestros ancestros miles de años atrás y la mayoría lo decidimos democráticamente y en paz.

El cambio incluye a la familia salvadoreña y la universal, el Gran Humano regresa a sus raíces, con mayor entendimiento luego de las malas experiencias vividas. Nuestra conciencia, nos impulsa a vivir una nueva etapa, la que emprendemos conocedores de que nosotros somos los forjadores de nuestro destino.

Gracias universo por abrir este camino, que tu energía ayude a los líderes a desarrollar el trabajo con visión, comprensión y de forma consciente.

Hermanos y hermanas del mundo, tal vez aún no te hayas dado cuenta, que ha existido un movimiento que viene trabajando con el propósito de cambiar las cosas en el mundo. Este movimiento no tiene nombre, es personal, individual, pero también a la vez es de todos y no posee límites.

Para que esto funcionara, debimos difundir la idea a nuestro alrededor y así se logró que mucha gente lo supiese y este accionar nos unió y fuimos capaces de decidir el cambio.

No fue necesario hacer una revolución con armas y sangre, nuestra revolución ha sido democrática y pacífica. Tras más de 100 años de subordinación, la masa crítica consciente actuó unida, impulsando un cambio trascendental. Finalmente, y por segunda vez el rumbo a seguir lo decidimos de forma natural durante el evento electoral del 28 de marzo 2021 y con más del 71 % de los votos.

Si antes de la elección pensabas en el futuro, seguro estoy lo veías difícil para tus hijos y que sobrevivir sería su destino.

Tomada la culminante decisión, cada uno de nosotros sabemos que cambiaremos el viejo mundo toxico y de basura, por un “Nuevo El Salvador”, pero esto no sucederá solo, cada uno de nosotros deberá de impulsarlo consciente de que los beneficios son para todos. Cada persona debe simplemente tomarse el tiempo para encontrarse a sí mismo, saber quién realmente es, y siendo fieles a si mismo, lo seremos con nuestros hermanos.

El mundo egoísta en que vivíamos nos inducía a acaparar bienes materiales, sustituyendo el bienestar espiritual por el material y sus excesos. A esa dirigencia el egoísmo reinante les hacía creer que una galaxia entera podría pertenecerles, su sed de posesión no conocía límites.

Pero llegó el despertar, la consciencia de la mayoría señaló que el mundo material era una ilusión, un mundo insostenible, sin futuro, una trampa.

Lo acontecido en las urnas, el 28 de febrero del 2021, fue una rebelión al sistema económico egoísta. La voluntad popular se impuso como un hecho natural, humano, espiritual y científico. Los salvadoreños habíamos dejado de crecer y nos destruíamos nosotros mismo.

 La revolución democrática previno el suicidio de nuestra sociedad. 1.494.702 personas acudieron a las urnas y de ellos: el 66.46 % de N + 5.29 % de GANA = un 72.05 % del total de votantes, representaron la conciencia de la mayoría, quienes deciden el cambió.

¡Despertamos!

Quienes antes dirigieron nuestro destino, lo hacían explotándonos y envenenando a nuestra Madre Tierra, la Pachamama.

Pero nuestra consciencia dijo que ese no era el mundo que ambicionábamos y por estas razones ¡votamos por el cambio! A esta nueva ruta de progreso, debemos sumar el cambio en cada salvadoreño, quiénes debemos mostrar a la humanidad nuestra capacidad armónica y de trabajo. 

Cambios se han dado en la historia, ¡pero hoy es el momento para los salvadoreños de demostrar al mundo entero como trabajando honradamente y unidos saltamos al desarrollo!

No moriremos asfixiados por nuestra contaminación, por el contrario, unidos crearemos el “Nuevo El Salvador”.

(*) Ernesto Panamá es Escritor

Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

Últimas entradas