spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 23 de julio del 2021

GOES aumentó a propósito gastos sin financiamiento

Según FUSADES, el Presupuesto General de 2017 fue diseñado para crear una crisis de liquidez ya que estaba incompleto.

spot_img

La Fundación Salvadoreña Para El Desarrollo Económico Y Social (FUSADES) señaló que se aprobó un presupuesto incompleto, que además de perpetuar fallas que se registran desde años anteriores, dejó de lado por primera vez el pago de la deuda previsional del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA).

De acuerdo con el análisis económico del tanque de pensamiento publicado el mes de abril, el presupuesto se aprobó aún “admitiendo que está incompleto”, pretendiendo subsanar estas fallas graves con solo mencionar en el articulado los gastos no incorporados.

FUSADES indica que fue de esta manera que “el gobierno logró desligarse del pago de la deuda previsional con recursos propios”. El análisis remarca que este actuar ha sido una forma establecer que en el futuro, no solo el pago de pensiones del antiguo sistema se haga a través de préstamos, sino que también el pago de la deuda previsional.

Le puede interesar: Tres propuestas de ARENA para superar impago.

“Esto establece un precedente nefasto para la aprobación de los presupuestos futuros, ya que queda a discrecionalidad del gobierno los gastos ineludibles que no incorporará a los proyectos de presupuesto”, señala el documento.

FUSADES concluye que el presupuesto 2017 fue diseñado para crear una crisis de liquidez, y pese a la existencia de gastos ya comprometidos, el Gobierno no gestionó los recursos para honrarlos. Esto desencadenarí­a un constante riesgo de impago y “en algún momento en el año habrá problemas de falta de dinero”.

Las aseveraciones de la entidad no estaban tan lejos de la realidad. El Gobierno salvadoreño anunció la noche del 6 de abril que a partir de entonces caerí­a en impago, luego de que la Asamblea Legislativa no aprobara el financiamiento para pagar el servicio de la deuda previsional.

El ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, habló recientemente sobre la situación y aseguró que el problema radica en la asignación presupuestaria.

Lea además: FMLN: reasignación de fondos no es solución a impago.

Hacienda solicitó la emisión de $282 millones de dólares en bonos y de esa cifra se necesitaban $70 millones para pagar intereses de los Certificados de Inversión Previsional (CIP), y tres meses de pensiones del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA).

“No era un problema de plata, no era un problema de caja. Yo estuve consciente que el problema era la asignación del presupuesto, yo no podí­a pagar si no tení­a el restante”, dijo.

Tal cual lo señala FUSADES, el Presupuesto General de la Nación de 2017 se aprobó sin los recursos necesarios para pagar el servicio de deuda de los CIP. A esa partida se le asignaron solo $1 mil dólares, cuando se necesitan al menos $188 millones para el resto del año.

En 2016 el paí­s enfrentó una situación similar por una subestimación en la partida presupuestaria para el servicio de deuda de los CIP. El presupuesto de dicho año se aprobó con $106 millones para este fin, cuando en 2015 se habí­an gastado $136 millones.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias