spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Europa pide a Ortega dejar de reprimir a manifestantes en Nicaragua

La Unión Europea pidió al gobierno de Nicaragua que permita el regreso de los efectivos de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU

spot_imgspot_img

El Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea exigió este martes al Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que ponga fin al "uso desproporcionado de la fuerza" contra los manifestantes, aplique el Estado de derecho y acabe con el clima de "impunidad" reinante en ese paí­s.

"Llamamos al Gobierno de Nicaragua a poner fin al uso desproporcionado de la fuerza contra manifestantes, frenar los arrestos basados en leyes que criminalizan la protesta pací­fica, poner en libertad a los manifestantes pací­ficos" y que garantice un proceso justo contra los detenidos, señaló la diplomacia de la UE en un comunitario.

El departamento que dirige la alta representante para la Polí­tica Exterior comunitaria, Federica Mogherini, señaló que "cinco meses después del estallido del conflicto, la situación sigue siendo una seria preocupación para la UE".

Agregó que las autoridades nicaragí¼enses continúan "dañando gravemente" los principios democráticos básicos, como la rendición de cuentas ante la Justicia y el respeto al Estado de derecho, lo que genera un clima de "miedo y desconfianza".

La UE destacó que la "falta de cooperación oficial" con las misiones internacionales de investigación sobre prevención de abusos relacionados con los derechos humanos favorece la "impunidad".

En ese sentido, la diplomacia europea reclamó a Managua que permita el regreso de los efectivos de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) de la ONU y aplique los resultados de los informes de esa agencia de Naciones Unidas.

El Gobierno nicaragí¼ense retiró el pasado 31 de agosto su invitación a la OACDH, dirigida por Guillermo Fernández Maldonado, tras haber emitido ésta un informe en que denunció el "alto grado de represión" estatal en las protestas contra el Ejecutivo, en las que se han registrado "más de 300 muertos y 2.000 heridos".

El Ejecutivo de Daniel Ortega calificó este informe de "subjetivo, sesgado, prejuiciado y notoriamente parcializado".

La diplomacia de la UE reclamó asimismo que, además de autorizar el regreso de la OACDH, Managua aporte el apoyo necesario al Mecanismo Especial de Seguimiento de Nicaragua (MESENI) y al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Bruselas exigió también que Managua "garantice que los perpetradores de abusos a los derechos humanos" rindan cuentas por sus actos y también reclamó el "desarme y disolución" de grupos armados en el paí­s.

En su comunicado, el Servicio de Acción Exterior comunitario subrayó que la UE y sus Estados miembros apuestan por la continuidad de un "diálogo inclusivo sobre justicia y democracia como salida a la crisis actual" y reiteró "su deseo de contribuir a este proceso como medio para corresponder las legí­timas aspiraciones democráticas del pueblo nicaragí¼ense".

Según cifras oficiales del Gobierno de Nicaragua, la actual crisis del paí­s se ha cobrado ya 199 muertos y ha supuesto más de 1.000 millones de dólares en daños.

Organizaciones humanitarias locales y extranjeras elevan la cifra de ví­ctimas mortales a 512 y contabilizan más de 300 "presos polí­ticos".

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias