spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 30 de julio del 2021

Está negro el negro

spot_img

El concepto de negro es muy amplio, un total de 32 definiciones en la versión virtual del Diccionario de la Real Academia Española lo confirman. En este mes se generó una controversia basada en los significados de esta palabra, precisamente la 13 y la 17.

La definición número trece dice: “adjetivo. Infeliz, infausto y desventurado”; la diecisiete dice: “masculino. Persona que trabaja anónimamente para lucimiento y provecho de otro, especialmente en trabajos literarios”. Además, se muestra una definición más titulada: “como un negro” y cito a continuación: “locución adverbial coloquial. Mucho más de lo regular. Trabaja como un negro y apenas saca para vivir”.

Las definiciones son demasiado fuertes, no obstante, son parte de una cultura. Si la Real Academia Española las elimina del diccionario, estas no se eliminarán del vocabulario común de las personas. Si bien es cierto, no todos utilizan “negro” de una forma despectiva, pensemos por un momento ¿para qué utilizamos “negro”?

Uno de los usos más comunes es para referirnos a la falta de luz, aunque también en noviembre nos refiramos al “Viernes Negro” y ¿por qué es negro? Porque hubo una crisis económica que provocó grandes pérdidas en Estados Unidos y esto lo vuelve un dí­a negro. Pensemos, ¿qué es negro? Todo lo negro lo relacionamos con lo malo, pero no todo lo malo es negro, más que ser un término que deberí­a estar prohibido, consideremos ¿qué es blanco?

Hay un aproximado de 39 definiciones para “blanco”, ¿qué es blanco? Según la RAE es “cobarde”, “bobo o necio”, “dicho de un jugador: que, por su candidez e impericia, resultaba fácilmente despojado de su dinero mediante trampas” y “persona o cosa sobre la que se dispara o a la que se dirige una acción determinada”, pero eso no es malo, es algo que está perfectamente bien dentro de las definiciones porque ya pertenece a la cultura.

Pero sin pelear por definiciones, ¿qué es lo que daña al español? Para muchos es un orgullo que en otras regiones se reconozca a los reggaetoneros como parte de la cultura latina, no obstante, son la prueba viviente de que nuestra lengua está en peligro. Dentro del género hay muchas complexiones, más allá del reggaetón, hay muchos más géneros que toman en cuenta acortar palabras, más allá de encajar esto lleva a que muchos lo utilicen. Poniendo un ejemplo claro, en El Salvador, para referirse a un “vale, está bien” nos referimos con un “va, está bien”.

Aunque acortemos el lenguaje de esta forma, en la actualidad, los emoticones nos están afectando en la forma de expresarnos, es más fácil enviar una imagen que tenga un significado que escribir una lí­nea de texto. Durante una exposición, unos compañeros explicaron con imágenes la importancia de escribir bien. Ellos realizaron una encuesta en la que una mayorí­a dijo que hay que escribir bien para que nos entiendan, el problema es que nos importa menos que todos entiendan lo que decimos y lo dejamos para interpretación de pocos.

Más allá de preocuparnos porque una definición del diccionario no es moralmente correcta, debemos considerar que es lo que estamos escribiendo. ¿De qué vale quitar una definición y no saber escribir las palabras que puedan contener las definiciones? Absolutamente de nada, pero “hay que ser moralmente correcto”.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias