spot_img
spot_img
domingo, 19 de septiembre del 2021

¿Es fiable la cifra de homicidios de 2016?

La estadí­stica brindada aún no ha sido validada por la Fiscalí­a y el Instituto de Medicina Legal, según experta en temas de seguridad

spot_img

Datos de la Policí­a Nacional Civil (PNC) revelaron que el 2016 finalizó con 5.278 homicidios, sin embargo, la cifra aún debe ser validada por la Fiscalí­a General de la República (FGR) y el Instituto de Medicina Legal (IML), ante esto la estadí­stica podrí­a variar, dijo la directora del Instituto de Opinión Pública (IUDOP), Jeannette Aguilar.

“A la luz de las cifras de homicidios habrí­a que hacer varias lecturas, esta cifra, desde mi perspectiva, es aún preliminar en la medida en que no ha sido validada por la mesa técnica de homicidios, no hay todaví­a un cotejo entre las tres fuentes criminológicas principales que permiten consolidar un dato nacional”, expresó a ContraPunto la experta en temas de seguridad.

Según la institución policial, en 2016 ocurrieron 1.378 casos menos que los registrados en 2015 (6.657 muertes violentas), año en que El Salvador se convirtió en el más violento de Centroamérica, lo que significa una reducción del 20.7 por ciento.

Lea: ¿Y el director de Medicina Legal?

No obstante, la Fiscalí­a aún no brinda un consolidado final del comportamiento de los asesinatos durante ese año; y el IML como ente facultado para practicar reconocimientos periciales de cadáveres, autopsias y exhumaciones, acéfalo desde hace 12 meses, tampoco ha revelado un informe que permita comparar las estadí­sticas ofrecidas.

“Tomando en cuenta las cifras brindada sí­ existe una reducción significativa en el número de muertes violentas, según estos datos, la tasa pasarí­a de 103 homicidios por cada cien mil habitantes a 80.9, esto supone un resultado es significativo”, aseveró Aguilar.

Lea: ¿Violencia marcará el 2017?

Recientemente el criminólogo, Ricardo Sosa dijo que en el paí­s no hay quien responda por las cifras oficiales de homicidios debido a la acefalí­a que enfrenta el IML, lo que también afectarí­a el desarrollo de nuevas polí­ticas de seguridad.

“El IML es el único encargado de brindarlas; la policí­a debe encargarse de llegar a la escena del delito y categorizarlo. El titular forense no solo sirve para darnos cifras, sino para desarrollar investigaciones que ayuden a esclarecer los delitos, de ahí­ su importancia en la representación del instituto”, dijo Sosa.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias