spot_img
spot_img
sábado, 16 de octubre del 2021

Cuatro pasajeros mueren en el barco de crucero Zaandam, hay 148 personas con síntomas

De crucero del amor a pesadilla claustrofóbica para mexicanos recién casados.

spot_img

A pesar de la muerte de pasajeros, varios positivos a la prueba del coronavirus y una posible cuarentena de una semana frente a las cosas de Panamá, el barco de cruceros Zaandam planea trasladar cientos de pasajeros a otro barco con poco más que un termómetro para determinar si están infectados con el coronavirus.

Cuatro pasajeros han fallecido en el crucero Zaandam en momento que espera autorización para cruzar el Canal de Panamá y casi 150 personas están enfermas con síntomas parecidos a la influenza, según un comunicado de la empresa de cruceros Holland America, con sede en Seattle, que es propiedad de Carnival Corp., con sede en Miami.

El capitán anunció las muertes a los pasajeros y tripulantes el viernes por la tarde, junto con la noticia de que dos pasajeros habían dado positivo al coronavirus. También dijo que la compañía planeaba evacuar a cientos de pasajeros saludables a otro barco anclado cerca.

El barco salió de Buenos Aires, Argentina, el 7 de marzo con 1,243 pasajeros y 586 tripulantes para un crucero de de dos semanas. Echó anclas el viernes frente a Panamá, en espera de permiso para cruzar el canal y llegar a Port Everglades. El barco ni recibió autorización para atracar en Chile, su destino original, el 21 de marzo.

Hasta esta viernes, 148 de los 1,243 pasajeros y 586 tripulantes tenían síntomas parecidos a la influenza, informó la empresa. El domingo pasado, la cifra era de 42.

Pero el gobierno panameño informó a los reporteros que el barco no podrá pasar por el canal si alguien tiene un caso confirmado de COVID-19.

“Si hay casos confirmados de COVID-19, el barco tiene que entrar en cuarentena”, dijo el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez, a Telemetro Reporta. “No hay otra alternativa”.

En respuesta, Erik Elvejord, portavoz de Holland America Lines, dijo que en un comunicado: “Aunque el plan para ambos barcos todavía no está listo, seguimos hablando con las autoridades panameñas para que autoricen el cruce del canal y llegar a Fort Lauderdale, Florida”.

El viernes por la tarde, la Autoridad del Canal reafirmó que ningún barco con personas con casos positivos de COVID puede cruzar la vía acuática.

Familiares de pasajeros a bordo del barco estaban alarmados por la noticia de una posible cuarentena frente a la costa de Panamá. Lisa Marion, una mujer de Toronto cuyos padres están en el barco, dijo que era “una pesadilla”.

“Estoy preocupada de que mientras más tiempo estén en el barco, más probabilidades tienen de contagiarse. Y si se van a contagiar, los quiero aquí en Canadá, donde pueden recibir el tratamiento adecuado”, dijo.

“Yo quisiera que Estados Unidos ofreciera ayuda adicional, más rápido”, dijo Anna Marie Carton, una pasajera del Zaandam que es de Louis Park, Minnesota. Ella y su prometido están ansiosos por regresar a casa y reunirse con sus hijos.

Hace unos días, Holland America envió otro barco, el Rotterdam, para prestar asistencia al Zaandam. El plan original era llevar suministros médicos, kits de prueba del coronavirus y personal adicional, pero desde entonces ha decidido trasladar cientos de pasajeros del Zaandam al Rotterdam en lo que ha calificado de una “misión humanitaria”.

La compañía dijo que solo trasladará a pacientes saludables que no muestren síntomas, comenzando con personas en los camarotes interiores y los mayores de 70, pero no someterá a pruebas a los pasajeros que traslada, según un comunicado. Esto ha alarmado a los tripulantes del Rotterdam, que están aterrorizados de que llegue la enfermedad a un barco con mas de 600 tripulantes.

“¿Es humanitario hacerle esto a la tripulación del Rotterdam, que están aquí para mantener a sus familias? ¿Alguien se ha puesto a pensar qué va a decir Holland America Line a sus padres e hijos cuando se infecten y mueran? ¿No están leyendo las noticias?”, dijo un tripulante del Rotterdam quien pidió no ser identificado por temor a represalias. “¿A quién le interesa? Porque son los tripulantes los que van al matadero”.

El tripulante también compartió con el Miami Herald un documento entregado por la compañía a los tripulantes del Rotterdam para responder a preguntas frecuentes sobre el traslado de pasajeros al barco. Muchas de las preguntas se centraban en la posibilidad de que el virus llegara al barco con alguno de los pasajeros. Las respuestas restaron importancia al riesgo para los tripulantes, notando que muchos de ellos estuvieron de descanso recientemente en tierra.

“Cuando el barco estaba atracado corría más peligro del que sugerimos con el traslado de pasajeros saludables del Zaandam al Rotterdam. Tomar un vuelo en avión ahora se considera alto de alto riesgo, mientras que atender a pasajeros saludables en aislamiento sin ningún contacto físico se considera una operación de muy bajo riesgo”, expresa el documento.

Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades han dicho que los barcos de crucero son caldos de cultivo para la propagación del coronavirus.

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias