spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Covishield, la alternativa India en alianza con Oxford-AstraZeneca contra el COVID-19

Algunos expertos dicen que no hay razón para sospechar que no funcionará tan bien, dado que los ensayos clínicos ya completados incluyeron una variedad de edades y etnias.

spot_img

Mientras el coronavirus avanza en todo el mundo sumando ya 100 millones de infectados y más de 2 millones de muertos, todos los países se encuentran en una negociación a contrareloj con los principales laboratorios productores de vacunas que prevengan la enfermedad del COVID-19.

Una de las alternativas “potables” a las grandes farmacéuticas tradicionales ante esta problemática, es el Serum Institute of India que es el productor de la vacuna Covishield.

Este producto desarrollado en alianza con Oxford-AstraZeneca, está hecho de una versión debilitada de un virus frío común (conocido como adenovirus) de los chimpancés. Se ha modificado para parecerse más al coronavirus, aunque no puede causar enfermedades.

Cuando la vacuna se inyecta en un paciente, incita al sistema inmunitario a comenzar a producir anticuerpos y la prepara para atacar cualquier infección por coronavirus.

El jab se administra en dos dosis administradas entre cuatro y 12 semanas de diferencia. Se puede almacenar de forma segura a temperaturas de 2C a 8C, aproximadamente lo mismo que un refrigerador doméstico, y se puede entregar en entornos de atención médica existentes, como las cirugías de los médicos. Esto hace que sea más fácil de distribuir que algunas de las otras vacunas.

Los encargados de la empresa, aseguraron que están produciendo más de 50 millones de dosis al mes.

El jab desarrollado por Pfizer-BioNTech, que actualmente se administra en varios países, debe almacenarse a -70C y sólo se puede mover un número limitado de veces – un desafío particular en la India, donde las temperaturas de verano pueden llegar a 50C.

¿Qué tan efectivo es Covishield?

Los ensayos clínicos internacionales de la vacuna Oxford-AstraZeneca mostraron que cuando a las personas se les administraba media dosis y luego una dosis completa, la eficacia alcanzó el 90%.

Pero no había suficientes datos claros para aprobar la idea de media dosis y dosis completa.

Sin embargo, los datos no publicados sugieren que dejar una brecha más larga entre la primera y la segunda dosis aumenta la eficacia general del jab – en un subgrupo dado la vacuna de esta manera se encontró que es 70% eficaz después de la primera dosis.

Los fabricantes indios de la vacuna, dijeron que Covishield es “altamente eficaz” y está respaldado por datos de ensayo de fase III de Brasil y Reino Unido. Los ensayos clínicos son un proceso trifásico para determinar si la vacuna induce buenas respuestas inmunitarias y si causa efectos secundarios inaceptables.

Pero el grupo de derechos de los pacientes, All India Drug Action Network, dice que su aprobación se ha apresurado porque el fabricante no ha completado un “estudio puente” de la vacuna contra los indios.

La compañía ha dicho que tratará de llevar a cabo el ensayo puente de la vacuna en la India en febrero. Algunos expertos dicen que no hay razón para sospechar que no funcionará tan bien, dado que los ensayos clínicos ya completados incluyeron una variedad de edades y etnias.

Una de las naciones que recibió este producto, durante el miércoles, fue Argentina. Por lo tanto el Ministerio de Salud de la Nación habilitó el uso de emergencia de la vacuna Covishield.

“Esta vacuna actualmente se presenta como una herramienta terapéutica segura y eficaz de acceso para que nuestro país baje la mortalidad, reduzca la morbilidad y disminuya la transmisibilidad de la enfermedad COVID-19 producida por el virus SARS-Cov-2″, justificó la cartera administrada por Ginés González.

La vacuna producida en India y autorizada ya por 12 autoridades sanitarias en el mundo, fue aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), que contó “con toda la información según lo establecido por el procedimiento para la autorización de emergencia, en relación con el cumplimiento de los estándares requeridos de las plantas elaboradoras, el desarrollo y la elaboración de los productos, su certificación en el país de origen y el cumplimiento de los estándares de calidad”, según comunicaron las fuentes oficiales.

Así, la Dirección Nacional de Control de Enfermedades Transmisibles ha elaborado un informe técnico en el que concluyó “recomendable proseguir con la solicitud de autorización de emergencia de la misma”.

Además, “no se han presentado eventos adversos graves, ni se han identificado diferencias significativas en la eficacia observada en los diferentes grupos etarios que participaron de los ensayos clínicos”, subraya la resolución firmada por el ministro Ginés González García. 

“ANMAT ha recibido de manera secuencial la información correspondiente, según lo establecido por el procedimiento para la autorización de emergencia, en relación con el cumplimiento de los estándares requeridos por la autoridad regulatoria de las plantas elaboradoras, el desarrollo y la elaboración de los productos, su certificación en el país de origen y el cumplimiento de los estándares de calidad, accediendo a información sobre su seguridad y eficacia, así como a la que indica que no se han presentado eventos adversos graves, ni se han identificado diferencias significativas en la eficacia observada en los diferentes grupos etarios que participaron de los ensayos clínicos”, precisó el Ministerio de Salud.

Por ello y teniendo en cuenta “el contexto internacional que limita el acceso a otras alternativas por la disputa global de vacunas”, el Gobierno procedió a autorizar con carácter de emergencia la vacuna Covishield.

“Esta vacuna actualmente se presenta como una herramienta terapéutica segura y eficaz de acceso para que nuestro país baje la mortalidad, reduzca la morbilidad y disminuya la transmisibilidad de la enfermedad COVID-19 producida por el virus SARS-Cov-2″, justificó la cartera administrada por Ginés González García.

Otra nación que recibió un lote de este medicamento fue El Salvador, donde el presidente, Nayib Bukele, indicó que los primeros en recibir este medicamento serán los médicos públicos que combaten esta enfermedad.

Por su parte, Nicaragua autorizó a inicios de este mes el uso de la vacuna Covishield, como método para enfrentar la pandemia de la covid-19.

"El Gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Salud, ha autorizado el uso de la vacuna de la India denominada Covishield, para hacer frente a la pandemia del covid-19", indicó el Ejecutivo nicaragüense, en una declaración pública.

La vacuna fue aprobada "bajo el certificado de uso de emergencia", emitido por el Ministerio de Salud, detalló el Gobierno.

Las autoridades nicaragüenses adelantaron que ya están en conversaciones con la India para adquirir la Covishield, que empezó a ser distribuida en el país asiático a mediados de enero pasado.

"Nicaragua trabaja con la India para asegurar el suministro de la vacuna Covishield", destacó el Gobierno local.

Esta es la segunda vacuna contra la covid-19 que Nicaragua autoriza "bajo el certificado de uso de emergencia" en las últimas 24 horas, tras haber hecho lo propio con la Sputnik V, de Rusia.

Al igual que El Salvador, la Covishield no fue mencionada entre las vacunas por las que el Gobierno de Nicaragua mostró preferencia en enero pasado.

En ese mes, el fármaco de origen indio citado por el Ejecutivo fue la Covaxina.

Según ha informado el Gobierno, Nicaragua cuenta con 107 millones de dólares para comprar vacunas contra la covid-19.

Las autoridades han prometido que, con el apoyo del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que suministra el medicamento a países pobres, garantizará dosis de vacunas para los 6,5 millones de habitantes.

Mientras tanto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lamentó que países centroamericanos y otras naciones con limitaciones económicas, no tengan rápido acceso a la vacuna contra coronavirus, pues aseguró que se tienen que tener una visión de solidaridad y de un mundo sin fronteras.

El titular del Ejecutivo federal aseguró que no se requiere de muchas vacunas para apoyar a estas naciones, pues recordó que recordó que tienen poca población.

“Se pueda llevar un plan conjunto para otorgar créditos baratos a productores de Centroamérica, del sureste, que se pueda apoyar con programas como el Sembrando Vida a productores centroamericanos, que se impulsen actividades productivas, que haya bienestar, por ejemplo, es lamentable que están afectados los países centroamericanos como nosotros y como muchos otros países en el mundo y que ellos no tengan acceso a la vacuna.

India es un gran productor de medicamentos y, también de vacunas con investigación propia. En agosto de 2020 constituyó un Grupo Nacional Experto para la Administración de la Vacuna contra el COVID-19 con el objetivo de coordinar la contratación y distribución de vacunas. A la fecha tiene avanzados tres proyectos: por un lado, Covaxin, desarrollada por Bharat Biotech en asociación con el Consejo Indio para la Investigación Médica (CMR, en inglés); en segundo lugar, ZyCOV-D, desarrollada por Zydus Cadila, que espera producir más de 100 millones de dosis; y por último, la Covishield, aprobada este martes por el Gobierno, que es un proyecto del Serum Institute of India en colaboración con AstraZéneca para desarrollar una investigación original de la Universidad de Oxford.

A pesar de que India inició recientemente su programa de inmunización local, con el objetivo de competir con China, ha estado abasteciendo a países vecinos con millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca. Hasta ahora, India ha suministrado 15,6 millones de dosis de la vacuna a 17 países, ya sea a través de donaciones o contratos comerciales.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias