spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 13 de junio del 2021

Continúa derramándose sangre policial

Experto en seguridad considera que los ataques a policí­as podrí­an significar mensajes de que pandillas aún tienen control y poder

spot_img

Los ataques contra miembros de la Policí­a Nacional Civil (PNC) siguen imparables, este viernes dos agentes fueron asesinados, el primero en el departamento de Santa Ana; el segundo hecho ocurrió en San Miguel, reportó la Fiscalí­a General de la República (FGR).

La victima del homicidio cometido en Santa Ana ha sido identificada como: Edgardo Antonio Mate Flores, cuyo con Orden Numérico Institucional (ONI) era el 26636, según fuentes oficiales. Hasta el cierre de esta nota la Fiscalí­a no ha determinado en qué delegación estaba destacado.

El agente asesinado en San Miguel responde al nombre de: Manuel de Jesús Guardado Serrano, quien estaba destacado en la Unidad 911 del cuerpo policial. En este ataque, dos policí­as más resultaron heridos de bala y han sido trasladados a un nosocomio. (Información en desarrollo).

En lo que va de 2016, 37 agentes policiales y 11 militares han sido asesinados por presuntos miembros de pandillas de acuerdo a declaraciones oficiales. En 2015 se reportaron 64 policí­as asesinados y 24 soldados.

A pesar de que las autoridades de Seguridad afirman una reducción de homicidios, El Salvador sigue infectado con la epidemia de violencia, a diario mueren de forma dolosa entre 11 y 13 personas. En 2015 la tasa de asesinatos se elevó a 104 por cada 100 mil habitantes.

Guerra entre dos bandos

Los constantes homicidios dirigidos al personal de la PNC podrí­an significar un mensaje para el Gobierno: de que las pandillas mantienen su poder y control territorial ante la represión que éste ejerce con sus estructuras delincuenciales, expresó el experto en criminologí­a, Ricardo Sosa.

“Nuevamente los ataques tienen su base a elementos que están en dí­as libres y los agarran descuidados o en puntos donde  no se esperan una emboscada, logrando así­, un impacto en la moral de los elementos policiales y sus familias para que abandonen su trabajo o renuncien, por qué pueden convertirse en ví­ctimas de las pandillas”, argumentó Sosa.

Guerra declarada, o no, el Gobierno emprendió acciones de emergencia ante la ola de crimen que empaña al paí­s, miles de policí­as apoyados por militares patrullan las zonas controladas por pandillas, desarrollándose así­ innumerables enfrentamientos armados en los que resultan fallecidos en mayor número pandilleros.

Ante esto, el experto asegura que los pandilleros sienten que el Gobierno  les ha fallado al declararles la guerra y al ejecutar todas las acciones de represión “que se convierten en la verdadera mano dura contra las pandillas”.

Lea también:

Policí­a asesinado en La Unión

Cuatro fallecidos en enfrentamiento armado

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias