spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Condenan a 30 años de cárcel a asesinos del hijo de comediante salvadoreño

Los sujetos le quitaron la vida en un asalto dentro de un bus, a pesar que la ví­ctima les entregó el celular

spot_imgspot_img

El Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador condenó a 30 años de cárcel a  Kevin Armando Rivera Rivera, de 22 años de edad, y Ricardo Isaí­as Fuentes Melgar, de 24 años, por el delito de homicidio agravado en contra del ingeniero Carlos David Álvarez Rivera, hijo del reconocido comediante salvadoreño “˜Aniceto Porsisoca”™

Ambos sujetos fueron condenados en calidad de coautores del homicidio, siendo Rivera Rivera quien disparó, con la compañí­a de Fuentes Melgar. El primero estuvo de forma virtual en la audiencia desde el Penal de San Francisco Gotera en Morazán, ya que purga una pena por otro delito, mientras que Ricardo Fuentes, estuvo de forma presencial, puesto que fue procesado en libertad, luego de haber sido absuelto en el juicio anterior, donde se cuestionó una lesión que Fuentes sufrió en el pie en un partido de fútbol, en junio de 2014, aduciendo que no pudo haber corrido luego del hecho, y que un video no era claro.

Este juicio fue ordenado por la Cámara Segunda de lo Penal de la Primera Sección del Centro, luego que la Fiscalí­a General de la Republica apelara el fallo del Tribunal 5° de Sentencia de San Salvador, donde absolvió a ambos de responsabilidad penal, en diciembre de 2016.

En el desarrollo de la audiencia se presentó la declaración testimonial de un testigo de cargo, quien cuenta con régimen de protección clave “Cyborg”.

La jueza ordenó entre las pruebas agregadas en esta audiencia, un informe pericial solicitado a medicina legal, el cual mencionaba que la lesión sufrida por Fuentes tení­a que haber sanado en ocho meses, además mencionó que la declaración del testigo, se mantuvo firme y clara desde el inicio.

El homicidio del hijo del comediante fue cometido el 13 de abril de 2015 cuando la ví­ctima se conducí­a en un autobús de la ruta 101-D, al final de la Calle Juan Pablo II. Dos sujetos se subieron al bus y comenzaron asaltar a los pasajeros, estos le pidieron el celular a lo cual la ví­ctima accedió, pero de igual forma le dispararon.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias