domingo, 16 de enero del 2022

Bukele responde con petición de Jean Manes al castigo que Washington le impuso a dos de sus funcionarios

Ni embajada norteamericana ni la exencargada de Negocios, ha contestado a los señalamientos del mandatario salvadoreño.

spot_img

El presidente de la República, Nayib Bukele, divulgó una serie de supuestas peticiones de la exencargada de negocios de la Embajada de Estados Unidos, Jean Manes, le habría realizado y que presuntamente fue el motivo por el que cortó comunicación con la sede diplomática.

Estás declaraciones surgen en respuesta a los señalamientos del Departamento del Tesoro de EUA de haber pactado con pandillas y tras sancionar a dos de sus altos funcionarios.

Según Bukele, Manes le hizo cuatro peticiones: liberar de la cárcel al exalcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, y a quien se le han violentado sus derechos; no reelegir al fiscal Rodolfo Delgado, que él mismo impuso para favorecerlo; “no tocar” al expresidente Alfredo Cristiani y al exfiscal general Douglas Meléndez, es decir, no realizar acciones en contra de ellos; así como detener arrestos de personas involucradas en la entrega de sobresueldos en gobiernos anteriores.

En el caso mencionado sobre Muyshondt, el mandatario asegura que está en prisión por tener pruebas contundentes sobre su participación en negociaciones con pandillas, sin embargo, el proceso real que enfrenta el exalcalde es por apropiación indebida de retenciones durante su gestión, así como por incumplimiento de deberes.

Así reaccionó Bukele ante las sanciones aplicadas este miércoles contra Osiris Luna, director de Centros Penales y Carlos Marroquín, director de Tejido Social, en las que se les acusó de negociar en nombre del Gobierno con las pandillas para disminuir los homicidios en el país y obtener beneficios electorales.

El mandatario cuestionó los resultados obtenidos por parte de la investigación realizada por el Departamento del Tesoro estadounidense en la que ambos funcionarios son señalados de brindar beneficios a las pandillas, entre ellos la entrega de dinero, así como otros beneficios para los líderes encarcelados.

El Tesoro designó una investigación en la cual se revelan las “negociaciones encubiertas entre funcionarios del gobierno y la organización criminal”. En el comunicado se describe que estas negociaciones son parte de los esfuerzos del gobierno salvadoreño por negociar con estos grupos criminales.

En las publicaciones realizadas por Bukele, él asegura que después de ese supuesto pliego de solicitudes, no se volvió a reunir con Manes desde el 16 de septiembre, un día después de que en El Salvador se realizaron marchas multitudinarias en descontento con la gestión de Bukele.

Manes anunció la finalización de su misión en el país el pasado 22 de noviembre y antes ya había declarado sobre el deterioro en las relaciones entre EUA y El Salvador, señalando la poca disposición del gobierno de Bukele en rectificar sus decisiones como la remoción de cerca de un centenar de jueces del sistema judicial, entre otras acciones condenadas a escala internacional.

Bukele dijo también que estas peticiones se realizaron antes de que surgiera la propuesta de la Ley de Agentes Extranjeros, con la cual se busca controlar el financiamiento a distintas organizaciones que velan por los derechos humanos y son críticas al oficialismo. “Nunca recibí una solicitud directa al respecto; pero sí nuestra Canciller, a quien le exigió detener su aprobación, so pena de perder toda la ayuda internacional”, publicó el mandatario.

Estas nuevas acciones se aumentan una vez más las tensas relaciones entre los gobiernos de Bukele y del presidente Joe Biden. En mayo de este año, cuando la Asamblea destituyó al fiscal general y a los magistrados de la Corte Suprema, Washington expresó su preocupación por la dirección que tomaba el país.

En mayo y julio, el gobierno estadounidense publicó listas de funcionarios presuntamente corruptos en Centroamérica, entre ellos la jefa de despacho de Bukele, Carolina Recinos y otros funcionarios de Bukele.

Finalmente, Bukele indicó que sostuvo una reunión con el encargado de Negocios de Estados Unidos, Brendan O’Brien, a puertas cerradas.

“Fue ayer en Casa Presidencial y, aunque fue privada, nuestro equipo tomó unas fotografías. Ofrecí colaborar en el combate al narcotráfico y la delincuencia y trabajar para reducir la migración forzada. Pero le recordé que nuestra independencia, no está a la venta”, indicó el mandatario.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias