Especiales de la SemanaAtentado contra el coronel Monterrosa: Una conspiración planificada.

Atentado contra el coronel Monterrosa: Una conspiración planificada.

¡Sigue nuestras redes sociales!

Monterrosa desde su nombramiento como comandante de la 3ª. Brigada de Infantería, se dio a la tarea de no permitir que el ERP siguiese dañando al pueblo salvadoreño, y destruyendo la economía país

Por Marcial Vela Ramos

La presente narrativa de los hechos acaecidos el 23 de octubre de 1984 en Joateca, Morazán, hace 38 años, ha sido realizada por el autor a través de una ardua investigación y entrevistas con testigos presenciales en el lugar del atentado en el que muriera el entonces teniente coronel Domingo Monterrosa, y  que desde mi punto de vista los sucesos no ocurrieron tal como en la actualidad los conocemos.

Siempre he estado convencido que fue una conspiración bien planificada entre el mando principal del ERP y un selecto grupo cerrado de militares al interior de la Fuerza Armada.

El afán que trae este trabajo es con el propósito que se investigue y se llegue a la verdad de lo que ocurrió aquel día.

El coronel Domingo Monterrosa Barrios, soldado, miembro fundador y comandante del BIRIA Atlacatl combatió a lo largo y ancho del país contra el FMLN. Guerrero temido por los mandos de esa organización. Por sus méritos fue nombrado en el mes de febrero de 1983  comandante de la 3ª. Brigada de Infantería, con sede en la ciudad de San Miguel. 

El coronel Domingo Monterrosa Barrios desde su nombramiento como comandante de la 3ª. Brigada de Infantería ubicada en la ciudad de San Miguel, se dio a la tarea de no permitir que el ERP siguiese dañando al pueblo salvadoreño, y destruyendo la economía país.

Era un militar con grandes cualidades de liderazgo, su personalidad, y su alegre entusiasmo, y que sabía trasmitirlo a sus soldados. Era un comandante de campo, ya que su puesto de mando estaba siempre fuera de las instalaciones de la 3ª. Brigada; le gustaba convivir con la tropa en el campo de batalla.

Su carisma, su personalidad, su arrojo y entusiasmo en el cumplimiento de su deber, lograron encausarlo a combatir con arrojo y decisión, los lugares de persistencia y presencia del mando y ERP en la zona oriental; en especial en el área general de Perquín y sus alrededores.

Se tenían informes que Joaquín Villalobos empezaba a tener ciertos temores y desesperación al interior de su organización por el asedio periódico de las operaciones ‘Torola’’, desarrolladas por el Comando de la 3ª. Brigada de Infantería. 

Monterrosa era el mejor comandante que yo tenía. Era un tipo muy honesto, tenía Don de Mando capaz, trabajaba de corazón por el país, tan es así que un día me llamó el presidente y me dijo de que habían acordado con el ministro General Eugenio Vides Casanova, en crear el Comandante del Ejército.

El presidente Duarte lo hacía para estimularlo, y coincidentemente, cayó un acto del Atlacatl, que andaba operando en Perquín. Había una juramentación de soldados. Monterrosa me invitó y entonces, informé que yo iba a ir a ver al Presidente y al Ministro. Me llamaron y me dijeron: llevás esta misión: convencer al Cnel. Monterrosa de que va a ser comandante del ejército. Ya tenemos todo preparado para que él instale sus oficinas en la 1ª. Brigada de Infantería, que le vamos a construir. Y mientras se construye las oficinas de él, pues ahí se le va a buscar un sitio. Porque nosotros queremos estimularlo. Eso fue lo que me dijeron a mí.

No sé si había tras eso otra cosa, no sé, no me lo dijeron o lo callaron. Entonces cuando terminó la juramentación en Perquín. Le dije: Monterrosa, vení quiero hablar contigo. Mirá le dije; yo traigo una orden, así la considero yo. Porque me dijeron que te van a relevar, pero te van a mejorar, van a fundar la Jefatura del Ejército. Igual como la Marina y la Fuerza Aérea. Igual debe ser el Ejército, y el que merece este cargo eres tú. A mi criterio te quieren estimular el trabajo que has hecho con las unidades de infantería.

Entonces me dijo: Um…  Mire mi General con todo respeto, no acepto. No acepto primero porque a mí lo que me gusta es el comando de las tropas en el terreno, y andar con el soldado. Dígales que yo les agradezco muchísimo. Ah y además de eso, no quiero ser yo el que rompa el orden [antigüedades] establecido entre militares. Hay muchos más antiguos que merecen también. Así que si no tienen problemas en sustituirme, que me dejen tranquilo aquí, a mí. [Residencia del Gral. Div Adolfo Blandón. Mayo 2014. Antiguo Cuscatlán].

Su carisma, su personalidad y entusiasmo al cumplimiento de su deber lograron causarles serias bajas a los terroristas del FMLN en la zona oriental. Este estado de cosas hizo que se atentara contra la vida del coronel Monterrosa y otros comandantes que lo acompañaban en el helicóptero UH-1H, el día 23 de octubre de 1984 en Joateca, Morazán.

Los sucesos que describo a continuación fueron vividos por mi persona. [Barón Rojo. Piloto helicóptero UH -1H]

En el mes de octubre del año de 1984, se estaba desarrollando una operación militar en la zona oriental del país, específicamente en el área norte de Morazán, participan varias unidades militares: 3ª. Brigada de Infantería;  Destacamento Militar No. 4, ubicado en la ciudad de Gotera, Morazán; El BIRIA Atlacatl, Batallón Conchagua y Fonseca, del Destacamento Militar No.3 ubicado en la ciudad de La Unión.

Asímismo la Fuerza Aérea participa en dicha operación con solicitudes de apoyo de fuego aéreo estrecho, ya sea con aviones A-37, O-2 y con Helicópteros artillados UH-1M, Hughes – 500, y helicópteros UH-1H que cumplían misiones de evacuaciones médicas, desembarcos de tropa, abastecimientos logísticos y apoyo de fuego limitado.

El día 22 de octubre de 1984, a las 0630 de la mañana me presenté a la 3ª Brigada de Infantería, iba al mando de dos (2) helicópteros UH-1H, los cuales daríamos apoyo aéreo a las unidades que estaban operando en dicha zona, los pilotos eran el Tte. Duarte Arévalo y el Caballero Cadete (CC) Villegas (no recuerdo el nombre) que en paz descansen. Recuerdo que aterrizamos cerca de las bombas de combustible, la cual era el área permitida, el Tte. aterrizó en la primera posición y yo detrás de él; posteriormente nos presentamos ante mi coronel Monterrosa, quien era el comandante de la 3ª Brigada, y nos informó que despegaríamos en unos treinta minutos a la zona de operaciones. y me dijo: ¿mira ya desayunaron? le doy parte que no. Váyase a desayunar y te venís a las 8 am. Nos fuimos a desayunar los 4 pilotos; y yo los mande a desayunar con la tropa, y yo me presente.

Pasado este tiempo se encamino a los helicópteros y selecciono el helicóptero que esta primero, el cual era el del Tte. Duarte Arévalo, y se dirigió rumbo a Cacaopera (un pequeño pueblo al Norte de Morazán) el cual estaba celebrando sus fiestas patronales.

Antes de despegar hablé con el Tte. Duarte Arévalo para coordinar que solo dejara a mi Coronel en el pueblo y se dirigiera a la pista de Comandos, ubicada cerca de la ciudad de Gotera, en el departamento de Morazán. Posterior a esta coordinación encendimos los helicópteros, el Tte. Martínez con mi coronel Monterrosa hacia el pueblo de Cacaopera y yo hacia a la pista de comandos a transportar el rancho (comida) a la tropa que estaba desplazada en toda la zona Norte de Morazán. Terminé de abastecer a las unidades como a las 17:30 hrs. Y me dirigí a la 3ª Brigada la cual era la base de operaciones aéreas.  Posteriormente aterrizó el Tte. Martínez con mi coronel Monterrosa y los Sres. comandantes de las diferentes unidades que estaban participando en dicha operación militar, mi coronel Calitto, comandante del DM4; mi Mayor Azmitia, Comandante del Batallón Atlacatl, y otros oficiales de mandos medios quienes acompañaban a sus comandantes.

A la mañana siguiente antes de desayunar hable con el Tte. Duarte Arévalo y le ordené que en los dos helicópteros íbamos a ir a dejar a los Sres. comandantes a sus puestos de mando; pero me dijo que mi coronel Monterrosa le había ordenado que seguiría a las órdenes de él, y que los señores Comandantes se irían con mi coronel Monterrosa hacia el pueblo de Cacaopera por las fiestas patronales.

Estábamos listos para encender los helicópteros cuando fui llamado por mi coronel Monterrosa y me ordenó que transportara a un equipo médico hacia la ciudad de Perquín (pueblo al Norte de Morazán) para que atendieran un brote de Meningitis en dicha área; asímismo me informó que él se iría en el mismo helicóptero [Tte. Duarte Arévalo] hacia Cacaopera. Ya en los helicópteros listos para despegar se acercó mi Mayor Azmitia y me entregó una nota para mi Capitán Duque; doblo el papel y lo guardé en mi gabacha. ¿Qué decía? hasta ahorita no sé, porque no lo leí. Se la entregué después de dejar a los médicos en Perquín, ya que estuve abasteciendo todo el día a las unidades militares que participaban en dicha operación.

Los de Coprefa (Prensa de FA) habían llegado en una Avioneta Rally a la pista de Gotera; Duarte Arévalo los llegó a traer, aprovechando que estaba repartiendo comida; y llevarlos a Joateca. 

Mi Capitán Duke estaba cerca del área de Perquín; en el pueblo había otra unidad que estaba dando seguridad. Cuando nos llamaba lo hacía con espejos y era fácil de agarrar y ubicar. Tenía bastante creatividad el procedimiento. Duke me dice por radio; ya tienen la señal, si ya la tengo; entonces ya me fui directo adonde él. Era el segundo al mando del Atlacatl. Aterricé  y ahí le di el documento.

El relato Cnel (r) Vela Ramos continuará…


EL CONTENIDO DE ESTE ARTÍCULO NO REFLEJA NECESARIAMENTE LA POSTURA DE CONTRAPUNTO. ES LA OPINIÓN EXCLUSIVA DE SU AUTOR.


¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Marcial Vela Ramos
Marcial Vela Ramos
Militar, con el grado de Coronel (r); es escritor e historiador salvadoreño. Colaborador y columnista de ContraPunto
spot_img

También te puede interesar

Últimas noticias