spot_img
spot_img
domingo, 24 de octubre del 2021

Arena rejuvenecida

El jefe del Coena prometió renovar a su partido y se recuerda que para ello proclamaba “volver a sus orí­genes”. No se sabe aún si esto es volver a las prácticas de un Mayor de la extinta Guardia Nacional de entonces o a desempolvar las prácticas para-militares de ORDEN.

Hace poco se suscitó un conflicto con unos jóvenes al interior de una estructura partidaria muy importante, como es la juventud.

De excluyente, criticó un diputado, la decisión. Intolerante, también, ¿no?

Como en anteriores ocasiones hemos dicho, hay factores de las que Arena nunca podrá desprenderse: una, que es el partido de los grandes millonarios y que sus avaros intereses permean de forma transversal sus decisiones, estructuras, actitudes, etc. Y eso influye en las dirigencias nacionales, departamentales y locales utilizando a ciudadanos para sus fines estratégicos: la acumulación de capital.

El segundo, es que los funcionarios de Arena se aprovecharon y acrecentaron sus fortunas familiares con la privatización de los bancos y otros recursos e instituciones estratégicas del Estado, además de la dolarización, que únicamente benefició a los grandes millonarios y sus aliados transnacionales. Resultado: familias ostentosas del tercer mundo con prácticas del primer mundo…

Un tercero, es que Arena (ni la Fiscalí­a) no ha dicho la verdad a la sociedad, a sus estructuras y a sus militantes sobre toda la trama, interna y oscura, de los “destinatarios” de los fondos millonarios de Taiwan… que eran para los afectados por los terremotos del 2001.

Hay un cuarto elemento, que para la sociedad y su propio partido no deben de dejar de registrar: las prácticas vinculantes de las estructuras y propósitos polí­ticos de Arena con organizaciones delictivas: ¿Casos recientes que se recuerden? Alcaldes y concejales de Apopa, Ilopango, Zacatecoluca, etc… Solo porque no hay espacio de mención.

¿El Coena da certidumbre a la juventud de su “renovación”? Algunos dirigentes les han dicho a estos jóvenes que se vayan del partido por un asunto de principios. ¿Impiden la pregonada libertad de expresión interna o externa?

Si son errores de estos jóvenes rebeldes, ¿no será error del Coena bloquear los fondos Fodes para sus mismas alcaldí­as? ¿No será error del  Coena proteger con artimañas jurí­dico-técnicas a los grandes evasores fiscales?

Si la polí­tica de Arena, estando en la oposición, es decir “No” a todo por “principios”, que revisen entonces los areneros cuando ésta ha tenido la “entereza” de llegar a acuerdos, sino es cuando a sectores del gran capital, esa negativa, les aprieta el zapato. Caso: los fondos para Anda y los proyectos de construcción urbaní­stica.

El infantilismo derechista, es por su incapacidad de entender la dinámica histórica del paí­s. Están anclados en la voracidad de las ganancias, tal como lo hicieron por décadas antes del conflicto armado.

La prepotencia taimada de la opulencia, de los dueños de ese partido, cree aún que los areneros son sus empleados: así­ lo asumen muchos, así­ lo entienden otros por “principios”. Pero evidentemente en Arena, esa cláusula pétrea… se está disolviendo. ¿Cambio de rumbo?

spot_img

Últimas entradas